Infusores para el té

A la hora de prepararnos un té en casa, con hojas o hebras naturales (es decir, comprado a granel) necesitamos varios utensilios básicos. Quizá el más importante es el infusor para el té, o filtro. Sin él, no habrá manera de colar las hojas una vez terminada la infusión.

Existen tantas clases de infusores para té en Amazon diferentes, que hemos necesitado crear un artículo especial como este para darles cabida a todas. Los infusores de té tienen todos el mismo propósito, y se utilizan de manera parecida, pero pueden elaborar con multitud de materiales y tamaños. Echa un vistazo a los más conocidos antes de comenzar:

¿Qué es un infusor de té?

Un infusor para el té es simplemente el compartimento o recipiente donde se depositan las hojas del té para infusionar en el agua caliente. Tiene unos pequeños agujeros que dejan pasar el agua, pero no permitan que se filtren los restos del té, y deben ofrecer también un sistema para poder sacarlo con seguridad (es decir, sin meter la mano dentro de la infusión) una vez que hayamos terminado de usarlos. Se conocen también como coladores para el té, o simplemente filtros.

¿No sabes dónde comprar tu infusor de té? Pues la respuesta es bien sencilla: en cualquier tienda especializada en infusiones tendrán un montón de variedades y rangos de precios de estos utensilios. Si no tienes ningún establecimiento de este tipo cerca de tu casa, te recomendamos comprar tus infusores de té en Amazon. Allí podrás acceder a una mayor variedad, y los precios son súper económicos al proceder muchos de ellos de fabricantes asiáticos.

Infusores para té de papel

Comenzamos por los clásicos infusores de té de papel, que son otra cosa que las bolsitas de té de toda la vida (las que traen las infusiones individuales, no a granel).

Por si no lo sabías, puedes comprar tus infusores para el té de papel en packs de 100 o más unidades, y usarlos en casa con la infusión que más te guste. Son simplemente bolsitas de té vacías.

Las bolsas infusoras de papel son prácticas, económicas y filtran muy bien. Su principal desventaja, por otro lado, es que no son reutilizables: un infusor solo te sirve para un servicio, así que estás generando residuos constantemente.

Infusores para el té de algodón

Los infusores de té de algodón son muy apreciados porque su principal ventaja es la finura de la malla de algodón precisamente: son mucho más precisos y cuelan mejor el té que cualquier otro filtro de otro material.

Sin embargo, la tela conlleva otro inconveniente grande: son más incómodos y difícil de limpiar que otros infusores. En otras palabras: son reutilizables, pero tienes que lavarlos y secarlos bien antes del siguiente uso.

Los infusores para té de algodón o tela pueden venir en forma de bolsita con autocierre, o en forma de colador con mango de acero. Aquí tienes varios ejemplos:

Se trata de utensilios muy similares a los filtros de tela para café que ya presentamos en su momento en esta web.

Infusores de té de cristal

Los infusores para té de vidrio generalmente están hechos de cristal borosilicato: un material especialmente resistente a los cambios bruscos de temperatura.

Ya hemos dicho al principio que todos estos filtros de té tienen pros y contras, y que no hay ninguno objetivamente mejor que otro.

En el caso de los infusores para el té de cristal, su mayor ventaja reside en su finura y en la transparencia: es posible ver con toda claridad el proceso de infusión del agua, cómo va tomando color, cómo se hidratan las hojas del té y aumentan su tamaño… este tipo de cosas que a los verdaderos aficionados nos entusiasman.

En el capítulo de inconvenientes, por otra parte, encontramos uno muy evidente: su fragilidad. Si le damos cualquier golpe fuerte o se nos cae al suelo… nos quedamos sin filtro.

Casavetro - té Cristal All in One, Grandes Taza de té con Filtro y Tapa Juego de té de XL Vidrio Borosilicato, Vidrio,...
  • Altura con tapa: 14 cm de diámetro tapa 9 cm vidrio apertura 7,5 cm Diámetro de la base 8 cm Peso 500 gramos
  • Clase 1 cristal de casa de vetro
  • Vidrio es apto para lavavajillas con el Vasos de té de alta calidad con asas se disfruta de té hoy. el vidrio es ideal para el uso diario...

Infusores de té de plástico

Los infusores para té de plástico son muy baratos, se limpian enseguida, y bastante resistentes: no tendrás problema si se te caen al suelo o si los golpeas en la cocina. ¿Cuál es el problema entonces? Bueno, sencillamente que a muchos usuarios no les hace mucha gracia el introducir componentes plásticos durante un tiempo prolongado en el mismo agua caliente que se beberán más tarde.

Infusores de té de cerámica

La mayoría de infusores de té de cerámica que encontramos en el mercado no se comercializan de manera independiente, sino que suelen venir integrados en una taza a juego. Estéticamente son más agradecidos, porque admiten una decoración a juego con la taza y si los vas a tener expuestos cuando no los uses siempre serán una mejor solución.

Hablamos de estas tazas en otro reportaje, así que no nos vamos a detener mucho en ellas aquí.

Infusores para el té de silicona

Los infusores de té de silicona son los más pequeños (a veces demasiado pequeños, sobre todo si vas a emplear hebras de té muy grandes en tu infusión) pero también los más divertidos y curiosos del mercado. Así puedes encontrar, por ejemplo, un infusor de té con forma de dinosaurio, o infusores de té de muñecos, por citar algunos.

De ellos nos gusta especialmente su alegría y lo económicos que resultan. Su buscas infusores de té originales para hacerle un regalo a alguien, sin duda los de silicona son la mejor opción. En el capítulo de los inconvenientes, hay que decir que algunos pecan de ser demasiado reducidos. No los recomendamos con determinados tipos de té de hojas grandes.

Infusores para té de bola

No podemos dejar de lado en esta lista a los clásicos y coquetos infusores para té de bola, también conocidos como huevos de té, de los que ya hemos hablado largo y tendido en un artículo aparte:

¿Cómo se usa un infusor de té?

Saber cómo usar un infusor de té es realmente sencillo, aunque si nunca has usado estos utensilios es probable que cometas algunos errores de novato las primeras veces. En este último apartado te proporcionamos algunos consejos que no debes olvidar a la hora de preparar tu té con un infusor:

  • Por lo general, basta con una cucharadita de té por cada taza o comensal.
  • El infusor debe tener el tamaño adecuado para quedar bien sumergido en la taza, sin que sobre ni falte espacio.
  • Lo normal es colocar primero el infusor de té en la taza, y después verter encima el agua caliente.
  • Un detalle importante para todo los infusores para té en hebras, y que mucha gente pasa por alto, es que deben ser suficientemente grandes par que las hojas crezcan de tamaño una vez hidratadas.
  • Cuando se ha terminado la infusión y retiras el infusor del agua, recuerda tener preparado un platillo o bandeja para depositarlo. Si lo colocas directamente encima de la mesa, las hojas de té mojadas acabarán por formar charcos de agua y mancharlo todo.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.