¿Qué hacer con el café usado de la cafetera?

Última actualización: 31/03/2020

¿Alguna vez te has parado a pensar en la cantidad de café que nos sobra de nuestra cafetera? Los posos de café son un residuo abundantísimo, que los humanos generamos en grandes cantidades todos los días… y que en la mayoría de los casos termina en la basura. Esto es un grave error, porque los posos del café usado tienen muchos y variados usos. Debemos saber qué hacer con los posos del café usado: podemos darles una segunda vida y aprovecharlos como abono para las plantas o para multitud de tratamientos.

Si estás interesando en este tema: enhorabuena. Por eso has llegado a esta página, y nosotros te vamos a aclarar para qué sirve el café usado y qué puedes hacer con todo esos restos que se acumulan en tu cajón picamarro. ¡Vamos a hacer entre todos un planeta más sostenible!

¿Qué entendemos por café usado?

Empecemos por el principio: cuando hablamos de café usado nos referimos siempre a los posos de café que sobran después de haber sido humedecidos y filtrados con agua para preparar nuestra bebida favorita. Da igual que estén sueltos, o dentro de una cápsula: su composición y estado no varía.

Por lo general, los posos de café usado se generan en forma de discos húmedos, como en forma de pastilla, que sacamos del portafiltro de nuestra cafetera express, o bien los restos del café molido del filtro de nuestra cafetera de goteo. Otra forma de obtenerlos, aunque más laboriosa, es abrir las cápsulas usadas y sacar los posos del interior con una cucharilla.

El café seco que no se ha usado, como por ejemplo las sobras de alguna molienda, no se considera restos de café porque no se les puede aplicar los usos que repasamos en este artículo.

Y ahora sí, vamos a ver cómo reciclar el café usado y qué se puede hacer con los posos de café que sobran de la cafetera.

Posos del café usado: usos y sugerencias

Lo primero que debemos decirte es que, si no quieres reciclar los posos del café, al menos nunca los tires por el fregadero. Tíralos a la basura si te quieres deshacer de ellos.

El café que sobra de la cafetera es malo para las cañerías y tuberías de tu casa, y si tienes el vicio de enjuagar el filtro de tu cafetera y dejar caer los posos de café por el desagüe… lo más probable es que en pocos meses tengas las tuberías atascadas y tengas que llamar a un fontanero. No cometas este error.

Cómo aprovechar el café usado para las plantas

Que el café usado es bueno para las plantas es algo que se conoce desde tiempos inmemoriales. El uso de los posos de café como fertilizante ayuda a tus plantas a crecer

El café usado sirve como abono para las plantas de diversas maneras, pero nosotros vamos a destacar sobre todo dos:

  • Como fertilizante orgánico para mezclarlo con la tierra.
  • Para crear el compost o pila de compostaje de toda la vida.

En primer lugar, utilizar los restos de café como sustrato orgánico es una sustitución perfecta del abono, y además de forma natural. Puedes usarlo en tu jardín, o simplemente en macetas y plantas pequeñas que tengas en casa. Bastará con echar los posos directamente alrededor de tus plantas, junto con el mantillo de tierra.

Por otro lado, podemos usar los posos de café para hacer compost, mezclándolo con capas de otros componentes. En este caso, da igual que los echemos tanto húmedos como secos. La utilización de cápsulas de café compostables es una buena medida y un ejemplo magnífico de este tratamiento que comentamos.

Para ilustrar un poco más el uso de los posos de café como sustrato, aquí tienes un pequeño vídeo resumen con algunos consejos muy prácticos desde el punto de vista profesional. Si tienes una pequeña parcela o trocito de jardín en casa, no dejes de aprovechar esta oportunidad:

https://www.youtube.com/watch?v=8bUSIWClmcQ

Otras formas de utilizar los restos de café en el jardín son, por ejemplo, la creación de pequeñas barreras alrededor de tus plantaciones para evitar el paso de babosas y caracoles (la cafeína es tóxica para estos animales) o bien usar los posos como alimento para las lombrices de tu compost. Eso sí, sin pasarse de la raya. Con una pequeña cantidad será suficiente.

Cómo emplear el café usado para la cara

Podemos aprovechar el café usado como exfoliante para la cara o para nuestra piel. Lógicamente no podemos aplicarlo directamente, sino que tendremos que hacer un exfoliante natural de café con la ayuda de estos restos.

Generalmente, este exfoliante con café se elabora mezclando café molido (o posos de café, en nuestro caso) con aceite de oliva en la proporción adecuada para formar una pasta de consistencia parecida a las de las cremas industriales.

Por supuesto, siempre puedes comprar un exfoliante con café ya hecho… pero no es lo mismo. Estamos buscando ahorrar y constribuir a la sostenibilidad de nuestro planeta, ¿o no?

¿Y utilizar los restos de café usado para el pelo?

Pues también. El café es un ingrediente natural que puede ayudar a fortalecer y nutrir tu cabello, y además contribuye a oscurecerlo si ese es su color natural. Puedes aprender más sobre cómo emplear el café usado para el cabello en la guía que te acabamos de enlazar y que ya elaboramos en su momento sobre este tema.

Cómo usar los posos de café contra la celulitis

El café por sí solo no ayuda a quitar la celulitis, pero sí contribuye a reafirmar la piel y es un excelente complemento para tratamientos específicos anticelulíticos.

Una aplicación muy conocida del café usado para la celulitis es la de hacer una mascarilla o capa que se frota contra la piel.

Nuevamente, para hacer estas pastas o remedios de café caseros se puede emplear café molido (es lo que encontrarás en casi todas las recetas y explicaciones comunes) pero nosotros preferimos tirar por la vía ecológica y sustituir el café normal por los restos de café que te han sobrado de la cafetera. ¡Manos a la obra!

Cómo hacer jabón con café usado

Otra de las utilidades prácticas del café usado es utilizarlo como componente básico para hacer jabón de café.

Para hacer jabón de café usado, básicamente puedes coger cualquier receta de jabón de café casero, y sustituir el ingrediente de café (que se suele usar café en polvo molido, o café soluble) por los posos de café que tengas guardados.

Ingredientes que necesitas para hacer jabón con café usado.

  • Posos de café.
  • Jabón neutro (tienes que rallarlo primero).
  • Aceite de oliva.

En primer lugar, lo mezclas todo y lo pones al baño maría para que se disuelva y se mezcle todo. Debe coger una consistencia pastosa.

Cuando tu mezcla tenga una densidad de crema, sácalo del fuego y ponlo dentro de un molde. Si no tienes moldes para jabón en casa, siempre puedes usar papel de aluminio.

Finalmente, déjalo unos minutos hasta que se enfríe y puedas desmoldarlo con seguridad.

Si no te ha quedado claro cómo se hace jabón con posos de café, aquí tienes un vídeo donde te lo explican con más detalles:

Bien, y ahora que ya sabes qué hacer con el café que sobra de la cafetera, es hora de poner estos consejos en práctica y contribuir con tu grano de arena a la sostenibilidad del medio ambiente. ¿Te animas?


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto@comprarmicafetera.comMás Información: Política de Privacidad.