Café para las plantas

Última actualización: 07/10/2019

Hay muchas formas de reutilizar los posos del café, y una de las más sostenibles es sin duda la de usar el café como abono para las plantas. Los usuarios que se plantean reciclar de esta manera siempre llegan a la primera duda: ¿es bueno el café para las plantas? ¿cuáles son las ventajas de usar el café como fertilizante para plantas?

Nosotros en este artículo vamos a tratar de aclarar algunos aspectos acerca de la relación entre el café y las plantas, y repasaremos también algunas ideas para reaprovechar esos posos de café o ese café usado para tus plantas.

🌿 ¿Es bueno el café para las plantas?

El abono de café para plantas se ha utilizado desde tiempos inmemoriales, principalmente porque es un elemento natural y por tanto susceptible de mezclarse con los nutrientes del suelo. Sus propiedades se transmiten a la tierra, y de ellas se pueden beneficiar las plantas que allí cultivemos. Todo en función, eso sí, del tipo de planta que sea, y del estado en que se encuentre el café.

El café para fertilizar plantas se puede usar principalmente de cuatro maneras:

  • Café molido para plantas (sin usar).
  • Posos de café para plantas (café molido, pero usado).
  • Café líquido (igual que el que nos bebemos).
  • Mezcla manual de café con compost.

🌿 Ventajas del abono de café para plantas

El café para fertilizar plantas tiene las siguientes ventajas comprobadas para el suelo orgánico del jardín o de las macetas:

  • Es bueno para los amigos de tu jardín: las lombrices. Eso sí, siempre en cantidades pequeñas.
  • Es malo para los enemigos de tu jardín: caracoles, babosas, gusanos y demás invertebrados que pueden devorar tus plantas.
  • Los nutrientes y minerales naturales del café enriquecen la tierra al mezclarse con ella. Especialmente el nitrógeno, un elemento básico para el crecimiento.

🌿 Café molido para las plantas

El café molido como abono para las plantas es una solución ideal, ya que contiene todas las propiedades beneficiosas del cafe para las plantas que hemos repasado antes, y además es muy fácil de dispersar sin crear grumos ni capas gruesas. El único problema reside en el precio y en lo antinatural que resulta emplear en tu jardín un producto concebido y elaborado para el consumo humano.

Por este motivo, resulta más práctico y sostenible emplear los restos de las extracciones (o posos del café) como abono para tus plantas.

🌿 Posos de café para plantas

La diferencia esencial entre el café molido y los posos es que estos últimos han pasado por el proceso de infusión, filtrado o elaboración del café. Las ventajas de emplear café usado para las plantas son esencialmente dos: nitrógeno y minerales. Y es que los posos de café para las plantas tienen hasta un 10% de nitrógeno -esencial para el crecimiento- en su composición.

Si logras juntar una gran cantidad de posos de café, tendrás un compost natural estupendo para tu jardín, y evitarás la necesidad de comprar y echar abono convencional.

El modo de empleo es muy sencillo: echa los posos de café alrededor de las plantas, teniendo cuidado de mantener siempre una capa fina (nunca una capa demasiado gruesa). Si formas una capa muy gruesa de café, este se podría compactar y entonces no dejaría pasar agua ni nutrientes hacia las raíces de las plantas.

Por último, si quieres hacer un práctico fertilizante líquido de café, simplemente tienes que coger los posos y diluirlos en agua durante toda la noche. Luego ya lo utilizas al día siguiente como cualquier otro fertilizante: mediante riego mediante aplicación directa en la planta. Esta solución, aunque más laboriosa, es menos ácida (menos agresiva, por tanto) que la utilización de café líquido directamente.

En líneas generales, los posos de café son buenos para las plantas. Algo ligeramente distinto de lo que ocurre si empleamos el café líquido (tal como lo bebemos), y nos los posos sobrantes de la extracción…

🌿 Café líquido para las plantas

¿Es bueno el café líquido para todas las plantas? Pues no. Algunas lo toleran, pero en otras puede ser perjudicial. Te sugerimos que si vas a emplear café líquido en las plantas te informes primero de si tus especies van a tolerarlo, y por supuesto en caso de duda no hacer nada.

Solo podemos usar café líquido en las plantas acidófilas: es decir, aquellas que necesitan tierras ácidas para crecer.

Modo de empleo: con una taza pequeña de café a la semana es más que suficiente. Si te pasas, el daño puede ser irreparable.

El gran problema del café líquido en las plantas es que el proceso de infusión aumenta notablemente su acidez. No existe una regla fija, ya que distintos tipos de infusión del café dan como resultado distintos grados de acidez, pero en general siempre conviene diluirlo en agua (cuanto más mejor) si quieres utilizar café líquido como abono para tus plantas.

🌿 Hacer compost con café

Por último, otra manera de aprovechar los restos de café para abonar plantas es usarlos como mezcla del compost natural. Si ya fabricas tu propio compost, puedes enriquecerlo echando en él los posos de café que te vayan sobrando. Potenciarás sus cualidades y enriquecerás el compostaje del mismo modo que enriqueces la tierra si lo echas directamente al suelo.

Eso sí, si usas café para el compost debes seguir un regla simple: el café nunca debe superar el 20% del total del compost.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto@comprarmicafetera.comMás Información: Política de Privacidad.