¿Qué Es El Aluminio Anodizado?

Última actualización: 27/11/2020

En el mundo del menaje de cocina es habitual encontrarse sobre todo dos materiales de construcción básicos: el aluminio y el acero inoxidable. A partir de estos dos componentes, podemos encontrar multitud de variantes, aleaciones y composiciones que mejoran las propiedades de los materiales originales. Y también los encarece, todo sea dicho.

Ya hemos hablado en nuestra web del acero inoxidable 18/10 o del acero Cromargan de WMF, por citar algunos ejemplos. Y hoy le toca el turno al aluminio anodizado. Si no sabes qué es el aluminio anodizado, y en qué consisten los procesos de anodización (qué palabreja tan extraña, ¿verdad?), sigue atento a estas páginas porque te lo vamos a explicar de la manera más llana posible.

¿En qué consiste el aluminio anodizado exactamente?

Consiste en aplicar a una pieza de aluminio un proceso de anodizado, o anodización. Como resultado, obtendremos una capa muy resistente (se denominada alúmina, aunque en realidad es óxido) totalmente integrada sobre la superficie original del aluminio. Es decir: no se irá ni se desgastará con el tiempo.

Esta capa puede ser más o menos gruesa, y ello determinará la calidad del anodizado y la resistencia de la pieza resultante.

En términos más simples, podríamos decir que con el proceso de anodizado convertimos la superficie del aluminio en óxido de aluminio.

Propiedades del aluminio anodizado

El aluminio anodizado tiene dos ventajas principales: resistencia y durabilidad.

La capa de óxido que se genera tras el proceso de anodización puede ser más o menos gruesa, y esto determinará su dureza y resistencia, que siempre será superior a la del aluminio sin anodizar. Cuando hablamos de resistencia, nos referimos sobre al desgaste, a la corrosión y a la abrasión.

Además, el proceso de anodización permite tintar el aluminio de cualquier color, dándole un acabado distinto al que trae originalmente.

Otro beneficio, más secundario, es su facilidad de mantenimiento: la capa de óxido protege a todo el aluminio que por debajo, y además permanece inalterable durante mucho tiempo, sin apenas necesitar cuidados.

14,82 €
  • Forma clasica, tamano compacto y exquisito, ligero.
  • Fabricado en aluminio anodizado, que hace que la caldera solido.
  • Buena conductividad termica. Cero y resistente a la corrosion.
  • Una bolsa de malla para el almacenamiento conveniente y en libros.
  • Adecuado tanto para actividades de interior y exterior, especialmente para excursionismo, acampar.
14,82 €

Usos del aluminio anodizado

Debido a sus propiedades de mayor dureza y resistencia, el aluminio anodizado se emplea principalmente en la construcción de edificios: ventanas, marcos, puertas, accesorios decorativos, etcétera.

Pero, lógicamente, el sector que nos ocupa y el que más nos interesa es el del menaje de cocina y utensilios del hogar. En este sentido, las piezas de aluminio anodizado, debido a su alta durabilidad, están muy orientadas al mercado profesional y a los negocios de hostelería. Por su durabilidad, y también por su alto precio -todo hay que decirlo.

No es habitual, de momento, encontrar cafeteras de aluminio anodizado. Un material tan durable y tan exclusivo solo tendría sentido en cafeteras manuales que tuvieran una gran exposición al uso y al desgaste, como por ejemplo mokas de alta gama y excelsos acabados, como las de Alessi. Por desgracia, todavía no es el caso, pero suponemos que todo se andará.

Sí que encontramos algunos accesorios de aluminio anodizado en nuestra industria, como pueden ser algunos prensadores de café:

32,99 €
  • Sellos de prensa de espresso con placa de madera maciza de acero inoxidable y mango de aluminio
  • - Indica el barista por el final del muelle Camino el logro de 40lbs impresión
  • Brillo de espiral superficie del sello para fácil pulido del café Pucks al girar.
  • Sellos de: Plan
  • - Peso: 420 Gr.
32,99 €

¿Cómo puedo identificar el aluminio anodizado?

A simple visto, el aluminio anodizado se distingue del aluminio sin tratar gracias a una película brillante que queda en su superficie. Y, lógicamente, por su color. Si tiene un tinte o color brillante, es muy probable que se trate de una pieza de aluminio anodizado, y no simplemente lacado o pintado.

¿El aluminio anodizado se oxida?

No, es totalmente resistente al óxido tal y como lo conocemos en el acero o en el hierro. De hecho, como ya hemos explicado al principio, la película que se forma en la superficie del aluminio anodizado es precisamente una capa de óxido que lo protege. Es decir: no se oxida porque ya está oxidado (además de protegido).

¿Es posible anodizar el aluminio en casa?

Pues sí, se puede anodizar el aluminio en casa, aunque lógicamente los resultados no podemos esperar que sean los mismos que los de un profesional o los de una fábrica. Por supuesto, hay que tener en cuenta también qué tipo de superficie o de utensilio de aluminio pretendemos anodizar, porque en algunos casos conviene ser especialmente cuidadosos aunque ya tengamos experiencia en este proceso.

NOTA: todos los materiales que se emplean en el proceso de anodizado casero del aluminio son tóxicos, de modo que nunca utilices con ellos utensilios que vayas a usar para comer luego (cucharillas, etcétera).

Tiempo necesario: 1 hora.

Los pasos básicos para anodizar aluminio en casa son los siguientes:

  1. Hazte con los ingredientes y componentes necesarios

    Vas a sumergir tus piezas o utensilios de aluminio en una solución de ácido… de modo que el recipiente o barreño que utilices para sumergirlas debe ser robusto, sólido, muy resistente. Los mejores son los de plástico grueso. Del mismo modo, necesitarás dos guantes muy largos y resistentes que te cubran como mínimo todo el antebrazo. El resto de “ingredientes” o elementos que necesitas son: un quitagrasas, 2 cátodos de plomo bastante largos, alambre de aluminio, agua destilada, bicarbonato de sodio, ácido sulfúrico, lejía y una batería o fuente de energía constante. El voltaje mínimo necesario es de 20 voltios.

  2. Limpia bien el aluminio con agua caliente y jabón.

    El aluminio debe quedar totalmente libre de impurezas y suciedad antes de anodizarse. ¡No te olvides de secarlo!

  3. Una vez limpio, eliminar todos los restos de aceites y grasas que pueda tener la pieza.

    Para esto debes aplicar el producto quitagrasas que hemos apuntado en el primer paso.

  4. Retiramos cualquier posible resto de anodizado que haya sobre la pieza.

    Para ello usaremos una solución de lejía. Las proporciones de referencia son: 3 cucharadas de lejía en 4 litros de agua destilada.

  5. Preparamos la fuente de energía para el anodizado

    El cable positivo de la fuente de energía debe conectarse a un cable que colgará de la pieza de aluminio que vayamos a anodizar. El cable negativo irá a un cable de aluminio conectado a su vez a los dos cátodos de plomo

  6. Atamos el alambre de aluminio con firmeza a un extremo de la pieza que vayamos a anodizar.

    Si no puedes atarlo, simplemente envuelve o rodea la pieza con el alambre. Aquí ya dependerá de la forma que tenga la pieza o el utensilio.

  7. Coloca un listón o tablón de madera encima del recipiente de plástico donde vayas a sumergir el aluminio.

    La idea es el extremo del cable de aluminio que has atado a la pieza en el paso anterior lo enrolles al tablón de madera. Así podrás subir o bajar el tablón para meter y sacar la pieza de aluminio del ácido. Haz pruebas antes de echar el ácido, por si necesitas acortar o alargar el cable.

  8. Colocamos los dos cátodos de plomo a cada extremo del recipiente de plástico.

    Debes conectar un poco del cable de aluminio entre los dos cátodos, y este conjunto a su vez conectarlo a la pequeña tabla de madera. Lo más importante es que no haya nunca contacto entre el cable de aluminio que sujeta la pieza, y los dos cátodos de plomo.

  9. Servimos el ácido dentro del recipiente

    Debes usar la misma cantidad de ácido sulfúrico que de agua destilada (solución al 50%). Primero vierte el agua, y luego el ácido, siempre en este orden. La cantidad total será más o menos según el tamaño de la pieza que vayas a anodizar, que debe quedar totalmente sumergida. ¡Recuerda protegerte bien y ventilar al máximo la estancia donde estés trabajando!

  10. Por último, conectamos los cables a la fuente de energía.

    Debemos conectar el cable de la pieza de aluminio a la fuente de carga positiva, y el cable de los cátodos de plomo a la fuente negativa.

  11. ¡Encendemos la fuente de energía! Si es posible, hazlo suave y progresivamente.

    Si lo haces muy de golpe se pueden quemar los cables de aluminio. Debes mantener la fuente conectada suministrando energía de manera constante durante al menos 45 minutos.

  12. Apagamos la fuente de energía, sacamos la pieza con cuidado (ayudándonos de la tabla de madera) y la lavamos bien con el agua destilada.

Y no hemos entrado en profundidad en ese tema, pero también es posible aprovechar el procedimiento de anodizado para tintar el aluminio con cualquier color. ¿Sabías que así es como Apple coloreaba sus vistosos y brillantes iPods?

Como ves, anodizar aluminio en casa es un proceso que entraña ciertos peligros y que nunca recomendamos hacer a no ser que contemos con las instalaciones y los materiales adecuados, aparte de protegernos convenientemente durante todo el tiempo que dure el trabajo.

¿Es conveniente el aluminio anodizado para cocinar?

Por supuesto, de hecho uno de los principales usos del aluminio anodizado está en los utensilios de cocina y en acabados diferentes electrodomésticos. Ya hemos hablado en nuestra web de algunos ejemplos, como pueden ser las sartenes All Clad. Todavía no conocemos cafeteras de aluminio anodizado, pero quizá algún fabricante se anime pronto.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto (arroba) comprarmicafetera.com.Más Información: Política de Privacidad.