Café de Puchero: Cómo Se Hace


El café casero, más popularmente conocido como café de puchero, es una forma sencilla y rápida de hacer café en casa.  Se conoce con distintos nombres en otras regiones (por ejemplo,  café de olla en México, o café de pota en Galicia y Portugal), pero al final el modo de prepararlo es muy similar en todos los casos.

La receta del café de Puchero es una de las más antiguas formas de preparar café, y procede de hace muchos años, cuando las cafeteras no eran un instrumento tan habitual en las cocinas y no todo el mundo tenía a mano una. Entonces había que tirar de ingenio para hacer un café casero, y de ahí nace el concepto de café de puchero casero. 

Vamos a conocer cuáles son los ingredientes del café de puchero, y cómo se prepara.

Ingredientes del Café de Puchero

Como puedes imaginar, las cantidades son opcionales y dependerán de cuánto café quieras preparar. Lo importante es que respetes la proporción: aproximadamente 70 gramos de café por litro de agua, o 100 gramos de café para litro y medio.

Otro detalle importante es la molienda del café: debe ser bastante gruesa, así que no suelen servirte los paquetes de café premolido que puedes encontrar en cualquier supermercado. Por este motivo, lo ideal es que compres el café en grano que más te guste, y lo muelas tú mismo en casa con molienda gruesa.

Fotografía de un café de puchero casero

Créditos de la imagen: LaBitácoradeTini

Cómo Se Hace El Café De Puchero

Antes de comenzar, necesitaremos una cazuela grande o un puchero (que es de donde recibe su nombre el café de puchero). Echamos todo el agua, y la ponemos a calentar.

IMPORTANTE: si vas a usar especias para aromatizar el café, o prefieres que salga más dulce, debes echar las especias y el azúcar en el agua en este instante, cuando todavía está fría.

En el momento en que el agua empiece a hervir, debemos apartarla del fuego. Dejamos pasar un minuto (para que se enfríe un poco, ya que jamás se debe servir el café en el agua hirviendo), echamos todo el café molido, removemos un poco el conjunto, y entonces tapamos la cazuela. Es muy importante no olvidarnos de este detalle: la cazuela debe quedar tapada para que el café de olla infusione correctamente.

Cuando hayamos hecho esto, lo dejamos reposar durante un cuarto de hora. Este será el proceso de infusión, durante el cual el agua tomará el color, los aromas y los sabores propios de los granos de café.

Pasados los 15 minutos, es hora de filtrar o colar el café.

El café es abundante (se supone que en nuestra receta hemos preparado un litro de café de puchero), así que no podemos echarlo todo de golpe sobre el filtro. Debemos ir filtrándolo poco a poco, usando un cacillo para servirlo. En este paso, lo más importante es tener cuidado de no remover el fondo del puchero (o cazuela), ya que allí se habrán quedado todos los posos. Usa el cacillo tantas veces como sea necesario, hastas que filtres todo el café.

Una vez preparado, ya puedes tomar el café inmediatamente. O bien, si lo necesitas, puedes reservarlo y mantenerlo caliente en otra cazuela a fuego suave (muy importante: ¡no lo calientes mucho porque no puede hervir!)

¿Te ha quedado alguna duda? Pues para despejarla te aconsejamos que revises este vídeo que nos explica de manera gráfica cómo preparar café de puchero:

El café de pota (o café de pote) resultante será un café de sabor intenso, aromático (si se han empleado especias) y con una baja concentración de cafeína, en especial si se ha empleado una materia primera de la variedad arábica.

Café de Olla (en México)

El Café de Olla es una forma de tomar café muy típica de México. El café de olla mexicano es similar a como se prepara el café de puchero tradicional, que hemos visto antes, pero tiene algunas particularidades que lo hacen único.

El café de olla en México se elabora calentando agua en una olla o jarra grande de barro, que ha de tener la boca ancha. Es absolutamente indispensable que el agua y el café se cuezan en un recipiente de barro, porque de no ser así el sabor sería diferente y no se podría considerar un auténtico café de olla. Además, los granos de café han de estar molidos muy gruesos, y en ocasiones se usan incluso enteros (sin moler).

El café de olla de México se suele mezclar con canela y piloncillo, a diferencia del café de puchero en España que se aromatiza con especias al gusto del consumidor. Y cómo no, para servirlo hay que utilizar las genuinas jarritas de barro, para que el peculiar sabor de este café de olla se mantenga hasta el último instante.

Foto del café de olla (méxico)


Categorizado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *