Leche De Vaca: Todo Lo Que Debes Saber

Última actualización: 17/01/2023

El café es una bebida que puede acompañarse con muchos otros alimentos, como es el caso de la leche. Sin embargo, la leche es un alimento bastante amplio y del cual hay mucho por decir. Seamos honestos, la mayoría de nosotros creció con este líquido blanco en nuestros hogares y aún hoy seguimos consumiéndolo en sus diferentes presentaciones. No es para menos, pues la leche es un ingrediente que sirve para preparar un montón de recetas. Por eso, en esta oportunidad te contaremos todo sobre la leche de vaca. ¡Aquí todo lo que debes conocer!

Recordemos que lo que se reconoce por leche es aquel líquido blancuzco producido de manera natural por los mamíferos. Esto es gracias a la acción de las glándulas mamarias de las hembras, con el propósito de alimentar a las crías durante las primeras etapas de la vida y mientras pueden comenzar a digerir otras comidas. Sin embargo, los humanos hemos transformado el consumo de esta bebida puesto que seguimos tomándola incluso en nuestra adultez.

Acerca de la leche de vaca

La leche de vaca es, entonces, un alimento natural producido por las vacas. Esta se consume desde antaño. Según cuentan algunos historiadores, los humanos comenzamos a tomar esta bebida cuando comienza el sedentarismo y el líquido era almacenado en pieles y tripas de animales para poder conservarlo. En algunas ocasiones, era dejado al sol o no se conservaba bien, causando la transformación del alimento o lo que pudo haber sido los primeros derivados lácteos.

Al igual que con la leche de cabra, la leche de vaca se obtiene mediante un proceso de ordeñe al ganado vacuno y debe realizarse de forma muy controlada. Esto, con el propósito de mantener la salubridad de la leche y el cuidado del animal. En este caso, debe realizarse de forma ininterrumpida, en el menor lapso de tiempo posible y hacer una extracción completa. Lo anterior garantiza que la leche contenga todos los nutrientes y que no se corte. Por otro lado, la leche debe ser pasteurizada o tratada ya que puede ser un medio para que los virus e infecciones, como la brucelosis, lleguen a nuestro organismo.

Dado que la leche ha sido la causante de muchas enfermedades y muertes al transmitir enfermedades a lo largo del tiempo, se han creado algunos mecanismos para tratarla y poder consumirla sin ningún inconveniente, el más importante es la pasteurización o termización. Este proceso consiste, en pocas palabras, en calentar la leche a los 65 grados, para que las bacterias que estén en ella desaparezcan. Con este proceso, también logra ampliarse el tiempo de almacenamiento del líquido.

Leche de vaca

Beneficios y aportes de la leche de vaca

La leche trae grandes beneficios para nuestro bienestar pues aporta calcio, selenio, vitaminas A, D, E y K. Gracias a lo anterior, es posible ver a la leche como una fuente de energía, proteínas y grasas que ayudan a la protección del sistema óseo. Además de lo anterior ayuda a:

  • Mejorar el crecimiento muscular por el aporte proteínico.
  • Ayuda a mejorar la digestión y a restaurar la flora intestinal por la absorción de los oligosacáridos.
  •  Fortalece el sistema nervioso por el aporte de vitaminas del complejo B.

Tipos de leche según su procesamiento

La leche, es posible encontrarla en muchas presentaciones y con muchos procesos según las necesidades de las personas, los más recurrentes:

  • Leche natural: Esta es la leche que, básicamente, sale de la vaca y llega al hogar del consumidor, sin ningún proceso.
  • Leche pasteurizada: Es la que se somete al proceso de eliminación de bacterias mediante el calentamiento suave de la leche hasta los 65 grados por 30 minutos. En otros casos, se eleva la temperatura hasta los 75 grados por 15 segundos.
  • Leche de larga duración: Esta también se reconoce como al leche UTH y es sometida a una pasteurización de hasta 150 grados por un tiempo no superior a 10 segundos. Esto elimina las bacterias que producen una descomposición rápida, permitiendo una vida más larga del líquido.
  • Leche deslactosada: Se somete a un proceso con el fin de descomponer la lactosa, por medio de la adición de la lactasa y así poderla digerir fácilmente.

Café con leche: ¿Van bien si se mezclan?

La respuesta es sencillamente que sí. Tradicionalmente el café cortado o café con leche, se ha preparado con esta leche. Incluso, hay muchísimas recetas que involucran a estos dos líquidos, como el caso del café leche y leche. Sin embargo, si eres alérgico a la leche, intolerante a la lactosa o tienes algunas condiciones o necesidades dietarias específicas, lo mejor es consultar a tu médico de confianza. De lo contrario, puedes disfrutar con tranquilidad de estas bebidas juntas y separadas.

Una pregunta que puede surgir en este punto es ¿aporta algo diferente tomar café con leche o sólo es por su buen sabor? La verdad es que sí hay algunas diferencias que son benéficas para nosotros. Algunos aportes con el consumo de ambas bebidas es que tendrás más calcio, vitamina D, proteína y muchos otros antioxidantes.

Por otro lado, existen quienes desean los beneficios y aportes del café, pero no les agrada mucho su sabor. Para ellos, tomar café con leche es la opción ideal para mejorar su sabor. De hecho, podemos pensar en varias formas de preparar el café con leche que son riquísimas. Algunas son, por ejemplo, el café latte, un cappuccino frío, un frappé de café o simplemente un mocca. Podemos hacer una lista interminable, pero lo cierto es que tendrás un café más suave y un poco más dulce si le agregas leche.

Estos son algunos de los aspectos principales de la leche de vaca, ¿Cuáles conocías?


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.