Leche De Cabra: Todo Lo Que Debes Saber

Última actualización: 17/01/2023

La leche es un producto con el que podemos acompañar fácilmente nuestro café. Además, con ella podemos acompañar muy bien otros alimentos y preparar un sinfín de recetas deliciosas. Sin embargo, la leche tiene una gran variedad de tipos y muchos orígenes diferentes, como lo es la leche de origen vegetal, por ejemplo. En esta ocasión hablaremos un poco de la leche de cabra. Aquí todo lo que debes saber.

Qué es la leche de cabra: Un poco de historia y sus características

La leche de cabra es un producto de origen animal proveniente de la cabra, como su nombre lo indica. Se obtiene mediante el proceso de ordeñe de las cabras y tiene un amplio uso dentro de la industria láctea, como en la creación de quesos u otras bebidas.

El consumo de leche de cabra es bastante antiquísimo. De hecho, desde la tradición grecorromana clásica se tienen algunos mitos que hablan al respecto, como el caso de la cabra de malta. Sin embargo, a principios de 1900 la leche comenzó a ser bastante impopular dado que fue la responsable de transmitir diversas enfermedades como la brucelosis. Incluso, hacia 1920 fue la responsable de causar un brote de anemia ferropénica en muchos recién nacidos.

Por otro lado, hablando de sus características, estas pueden variar un poco según diferentes factores, como la raza de la cabra, estado de lactación, tipo de alimentación y época del año. Sin embargo, y como es regla general en la mayoría de mamíferos, el mayor componente de la leche de cabra es aproximadamente 85 % de agua.

Ahora bien, esta leche no posee aglutina, que agrupa algunos nodos grasos del líquido. Gracias a su ausencia hace que sea más fácil su digestión. También presenta un color más blanco que la de vaca por la presencia de carotenos, que son transformados en vitamina A pura. De igual forma, se estima que, dentro del valor nutricional estándar de la leche de cabra, por cada 100 gramos se absorban:

  • Calcio: 100 mg.
  • Hierro: 0.12 mg.
  • Proteínas: 3.4 gramos.
  • Calorías: 67 Kcal.
  • Grasas: 3.9 gramos.
  • Potasio: 180 mg.
Leche de Cabra

Propiedades y beneficios

Aunque la leche de cabra no suele ser tan popular como la de vaca, no quiere decir que su consumo sea nulo. De hecho, en parte de Europa, Asia y Oriente Medio se encuentran los mayores productores de leche caprina en el mundo, dentro de los que destaca España.

Gracias a todos sus componentes, ha resultado ser beneficiosa en diferentes aspectos como que:

  • Cuenta con grandes aportes en vitaminas y minerales, como lo vimos anteriormente en los valores nutricionales. Pero, además de ello, también aporta zinc, selenio, vitaminas del grupo A, C, D y B2.
  • Muchas personas son alérgicas a la leche de vaca más que por la simple lactosa. Dado esto, se ha vuelto una alternativa para quienes no la pueden consumir, pues no trae los componentes que causan dichas alergias como la caseína A1.
  • Esta leche, en comparación a la de vaca, tiene un aporte superior del 28 % de calcio. Si te gusta la leche por el calcio, la de cabra te sentará mejor.
  • Como mencionamos anteriormente es más fácil de digerir pues no agrupa los diferentes nodos de grasas.
  • Si no fuera poco, la leche de cabra ayuda a mantener linda y tersa la piel. Esto se debe a que varios de sus componentes ayudan a mantener hidratada la piel.

Leche de cabra y café

Puede sonarte raro, pero el café se puede preparar con leche de cabra sin líos. En países como España, es más normal el consumo de esta leche, a pesar de que predomine el consumo de la leche de vaca. Sin embargo, en antaño, en regiones donde sólo era posible conseguir la leche caprina, el café se tomaba con esta sin problema.

¿Sabe feo? No dado que sabe muy parecido a la de vaca, aunque bueno, eso depende mucho de los gustos personales. Sin embargo, puedes tener la certeza de que no sabrá a algo particularmente feo. Un café con leche de cabra no tiene muchas diferencias en sabor con respecto a la leche de vaca, es un poco más dulce y concentrada, por lo que un café con esta leche estará más concentrado.

Por otro lado, después de conocer los aportes benéficos de la leche de cabra de seguro estarás tentado a seguir tomándola más seguidamente. Por ejemplo, cuentan algunas personas que la misma Cleopatra consumía y se bañaba en esta leche para mantenerse joven y bella. Junto con los antioxidantes que aporta el café y la vitamina A y C tendrás una piel hermosa y sana, además de sintetizar mejor el colágeno. Tentador, ¿verdad?

Si te quieres hacer un cortado con leche de cabra, es tan simple como preparar el café como lo hace regularmente y calentar un poco la leche caprina, finalmente se la pones encima y ya está, un café con un sutil dulzor en su sabor y altamente beneficioso para nuestro cuerpo.

Estos son los aspectos más generales de la leche de cabra, ¿la consumes en casa?


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.