¿Cómo Se Pide Un Café En… ?

Última actualización: 12/01/2023

Esta es una escena que se repite cada vez que vamos de vacaciones o viajamos al extranjero por cualquier motivo. Bueno, a veces incluso sin necesidad de viajar al extranjero (más adelante veremos algunos ejemplos). A todos nos gusta tomar café, es algo que podemos pedir en cualquier sitio del mundo… pero no sabemos cómo pedir un café en el país o lugar que vamos a visitar.

Y no es una cuestión solo del lenguaje. Si el problema fuese el idioma, buscamos la traducción en Google o llevamos con nosotros una buena guía de viaje, y asunto arreglado. No, el problema puede ser más complicado: el verdadero obstáculo a la hora de pedir un café en cualquier país extranjero, es que no conocemos ni las costumbres, ni los gustos ni los usos habituales de aquella zona.

Lo que en tu país se llama de un modo determinado, en otro país puede ser totalmente lo contrario, o directamente no existir. Un «manchado» puede ser un café muy corto en una ciudad de España, o un café muy largo con una gotita («mancha») de leche en otra. ¿Y cómo se pide el café típico en cada país de Europa? ¿Si solo pides «un café» sabes qué te va a traer el camarero?

La verdad es que la cuestión no es baladí, y requiere de un profundo estudio para cubrir todas las posibilidades.

Nosotros, como somos un poco frikis, vamos a intentar ayudarte haciendo la investigación por nuestra cuenta, y poniéndote aquí debajo las formas más habituales de pedir un café en los destinos turísticos más habituales. Por supuesto, iremos completando la entrada a medida que averiguamos nuevas formas. ¿Nos acompañas?

Cómo se pide un café en inglés

Una cosa es pedir un café en inglés, y otra cosa es qué tipo de café quieres en función del país donde te encuentres. Por ejemplos, los gustos y las especialidades en Australia no son las mismas que en Estados Unidos o que en Gran Bretaña.

De modo genérico, un espresso y un ristretto son iguales en todas las partes del mundo. Incluso un café americano te lo van a entender igual en cualquier país. Lo mismo sucederá con el cappuccino o el latte macchiato.  Son denominaciones estándar.

En Estados Unidos se suele diferenciar entre black coffee (café normal de filtro) o americano, que es un espresso al que se le agrega agua hirviendo. El resultado es parecido… pero no igual.

Para pedir un café con leche en inglés, valdría con un «Coffee and Milk», o «Coffee with Milk», pero para asegurarte deberías indicar con exactitud qué cantidad de leche quieres.

Si estás en el Reino Unido, el café con leche sería un white coffee, mientras que en Estados Unidos se conoce más como caffe latte (no confundir con el latte macchiato, eso es otra cosa). Otra alternativa, que te debería servir en cualquier país del mundo, sería un milk coffee.

Un cortado (que no existe como tal fuera de España), sería un espresso with a dash of milk (un espresso con un poquito de leche).

Y por último, una especialidad muy parecida a nuestro café con leche (en las proporciones) sería un Flat White.

Para evitar riesgos, nosotros te aconsejamos pedir siempre un espresso con la cantidad de leche exacta que deseas. Así no dejas lugar a dudas. Espresso with milk. Si pides simplemente un café (a coffee), y un no espresso, es posible que te sirvan una café de café de filtro, el que en España preparamos con las cafeteras de goteo, que es mucho más suave y aguado que el espresso que conocemos.

Cómo se pide un café en francés

En francés la cosa se complica un poco. Por ejemplo, el café con leche tradicional puede ser café au lait, si lo queremos por la mañana en tamaño grande (taza de desayuno) o café crème si lo queremos más pequeño. Lo normal es que te lo sirvan con crema de leche, no como aquí en España que es leche propiamente dicha.

Si quieres pedir un café cortado en francés, tendrás que solicitar un café noisette. Noisette significa nuez, y más o menos el tamaño de una nuez es la cantidad de leche que le van a echar a tu café para que sea un cortado. Si quieres un poco más o un poco menos, tendrás que indicárselo al camarero. Y si quieres un espresso, ojo porque en Francia tienen su propia denominación: café petit noir (café pequeño negro, que sería la traducción literal).

Otras denominaciones particulares que debes conocer si vas a pedir un café en Francia son el café glacé (café con hielo), el café Hélène (espresso con crema de avellanas)  o el café arrosé (café con un poco de licor, vamos, carajillo de toda la vida). Y una curiosidad: si pides un café du matin, solo tiene sentido hacerlo a media mañana. Se trata de un café largo con leche hervida muy caliente.

Cómo se pide un café en París

Si vas a viajar a París, tendrás que saber cómo pedir un café en francés, tal y como explicamos en el apartado anterior. Ahora bien, no te vendrá mal ampliar tus conocimientos con algunas especialidades más típicas de la capital gala que del resto del país, como pueden ser por ejemplo el tamaño de la taza.

Si pides un café con leche en París, sin especificar nada, te servirán siempre la taza más grande que tengan. Que lógicamente es también la más cara. Para que te hagas una idea, si pides el café pequeño (petit), el tamaño será similar al que estamos acostumbrados a consumir en España.

En Paris también diferenciarán entre café au lait (que lo sirven con leche fría) y el café crème (con crema de leche, y más caliente). Aunque a cualquier hora del día, y cada vez con más frecuencia, la gente tiende a llamarle café créme a todo.

Cómo se pide un café en Italia

Café espresso: agua a presión

Llegamos a la cuna del espresso, y como no podía ser de otro modo, muchas de las acepciones comunes de las especialidades de café proceden del italiano. Así que no tendrás problema si quieres pedir un café en italiano de los siguientes tipos: espresso, ristretto (más corto aún que el espresso), espresso lungo (largo), espresso doppio (doble), y por supuesto los famosísimos cappuccinos y lattes macchiatos.

Vamos a detenernos más en otras especialidades menos comunes. El café con leche tradicional sería un caffe latte. Lo que conocemos en España como «cortado» sería un espresso macchiato (un espresso con una gotita de leche). Si lo pides caldo o freddo estarás pidiendo la leche fría o caliente, respectivamente.

¿Y te has preguntado si en Italia se puede pedir un café americano? Pues sí, se consume el caffe americano, pero en el país transalpino, cuna del espresso, no utilizan café de filtro, así que este lo preparan añadiendo agua hirviendo al espresso tradicional.

También es común el maroccino, o mocaccino (varía según la región de Italia), que es un espresso con espuma de leche y un poquito de cacao en polvo por encima. Claro que, en otros sitios, el mocaccino puede ser directamente café con chocolate, y la espuma de leche por encima. ¡Mejor pregunta primero! Y por último, el típico carajillo español en Italia es un Caffè Corretto (no olvides especificar con qué licor lo quieres).

Cómo se pide un café en Portugal

Mucho cuidado: si vas a pedir un café en portugués (y estás en Portugal), mejor párate un segundo y léete primero nuestro guía. Portugal tiene una cultura cafetera mucho más extensa que la española, y utilizan un vocabulario completamente diferente. Por ese motivo, los visitantes portugueses tienen verdaderos problemas para pedir en España el café que quieren… y a los españoles nos cuesta muchísimo acertar al pedir un café en el país vecino.

Para solucionarlo, vamos a ver cómo pedir un café en Portugal, al menos en sus variedades más conocidas.

El café, a secas, es el café solo español, corto e intenso. En Lisboa lo llaman bica. Es similar al espresso italiano. Si lo queremos con un poquito de leche (un cortado), entonces pediríamos un pingado. Y si queremos un café solo pero más ligero (más aguado) entonces pediríamos un carioca, que es similar al café americano. Y si lo quieres corto corto de verdad, similar al ristretto italiano, entonces pide un café curto.

¿Quieres pedir un café con leche en Portugal? Entonces ya la cosa se complica un poco. Repasemos: una meia de leite es un café con leche (al 50%) en una taza de tamaño mediano. Si lo quieres para desayunar (taza grande) entonces deberás pedir un galão, aunque lo normal es que te lo sirvan en un vaso de cristal alto.

Cómo se pide un café en Málaga

Bueno, Málaga es una ciudad española que tiene una nomenclatura propia, y casi daría para escribir un artículo entero… ¡qué narices! ¡si ya lo hemos escrito! Si quieres saber cómo pedir un café en Málaga, solo tienes que leer la siguiente entrada: Tipos de café en Málaga.

Cómo pedir un café en Madrid

Bueno, imaginamos que todos nuestros lectores saben de sobre cómo pedir un café en español, pero… hay determinadas regiones donde conviene conocer la costumbres y usos cafeteros para no meter la pata.

De momento vamos a detenernos en la capital de España. Si quieres saber cómo se pide un café en Madrid, vamos a empezar por lo más básico. El café solo y el café con leche (50% café y 50% leche) vienen a ser similares que en la mayoría del territorio español. El cortado, también.

Otra denominación común es el café bombón, que consiste en un cortado con un poco de leche condensada. Se utiliza también en otras regiones, como la Comunidad Valenciana, mientras que en otros lugares usan otros nombres para esta misma especialidad, y en el resto ni siquiera se consume así.

Mucho cuidado con los manchados, porque aquí puede haber confusión. Lo que en otras zonas de España es un café muy corto con mucha leche, en Madrid se suele llamar leche manchada, mientras que el café manchado se puede confundir con el cortado, que es justo lo contrario (mucho café, muy poca leche).

Cómo se pide un café en Londres

Cómo pedir un café en Londres

Ya hemos aprendido antes cómo se pide un café en inglés, algo que te servirá para casi cualquier lugar del mundo al que viajes. Pero… si en concreto estás en la Gran Bretaña, entonces debes conocer las particularidades del lugar. En este apartado vamos a ver cómo pedir un café en Londres (o en la mayoría de grandes ciudades del Reino Unido).

Lo primero que debes saber es que el Reino Unido es el lugar por antonomasia del té. Y aunque cada vez hay más consumo de café… esta no es  la bebida preferida por los ingleses para sus reuniones y para el día a día. Por defecto, ellos suelen tomar el café americano (largo, ligero, con mucha agua y mucha leche), de modo que si quieres tomar un café parecido al español entonces has de especificarlo.

¿Cómo? Pues pidiendo un black. Short black, o long black, dependiendo de si quieres un café solo más corto (el clásico espresso) o  uno más largo.

El café con leche es el caffe latte. No confundir con un «latte» a secas, que es la abreviatura de latte macchiato (un gran vaso de leche y espuma de leche con un poco de café). Una elaboración parecida al café con leche en cuanto a proporciones es el flat white, que es muy muy popular en Londres.

Por último, no olvides que estás en un país extranjero y que las costumbres allí no son necesariamente las que tú esperas. Nunca está de más especificar cómo quieres la leche (whole milk es leche entera, skimmed milk es semidesnatada), o si quieres el café un poco más fuerte. One shot es una extracción de café, que es lo que se usa al preparar los lattes o los cappuccinos o los cafés con leche por defecto. Si lo quieres más fuerte, pídelo doble (two shots).

Cómo se pide un café en alemán

Aviso para navegantes: el café en Alemania suele ser bastante fuerte. Si pides un café a secas (Kaffee, o schwarzer Kaffe -café negro-) lo normal es que te sirvan un café solo largo, y de los fuertes. De modo que para ir sobre seguro lo mejor será que pidas un espresso (que será más corto), o que especifiques con exactitud la cantidad de leche que quieres.

Como en muchas otras artes de Europa, el caffe latte es la opción más parecida a nuestro café con leche. La traducción literal en alemán, MilchKaffe, se asemeja mucho a esta preparación. 50% de café de filtro fuerte, y 50% de leche en un vaso de cristal bastante generoso. Si dices Kaffee mit Milch (literalmente, café con leche) te entenderán, pero tendrás que decir cuánta leche quieres.

También te podrán preguntar, si no lo indicas tú, por el tamaño de la taza: kleine (pequeño) o gross (grande).

La cuestión del cortado es la más problemática para los españoles, porque es una preparación que existe como tal en otros lares. Nuevamente, la mejor opción será pedir «un espresso con un poquito de leche», que sería Kaffee mit wenig Milch, o espresso mit wenig Milch.

Cómo se pide un café en Argentina

Si quieres pedir un café un Argentina no vas a encontrarte con el problema del idioma, así que podrás gestionar mejor los malentendidos. Pero igualmente tendrás que conocer cómo se pide un café en Argentina, cuáles son sus variedades más populares, y cómo se denomina a cada una.

Si quieres un café solo, tendrás que pedir un espresso o un café (a secas). Ojo porque es costumbre en Argentina especificar el tamaño de la taza: el pocillo es un café más corto, y el jarrito es un vaso o taza más grande. También puedes pedir un café doble, que es un café solo largo.

Si le quieres agregar leche, el café con leche español es el mismo que el argentino (50% de café y 50% de leche). Pero muy cuidado con el cortado y el manchado, porque allí tienen un significado distinto del que usamos en España.

En Argentina, un manchado es un café con unas gotitas de leche. Es decir, todo lo contrario que en España. Y un cortado es similar pero con más leche (aproximadamente 25% de leche y 75% de café). Lo que en España conocemos como manchado, o leche manchada, allí se debe pedir como lágrima (leche con algunas gotas de café). También puedes pedir un bombón, que en lugar de leche normal lleva leche condensada.

Por último, el cappuccino te lo pueden servir casi de cualquier manera, así que te sugerimos que le especifiques al camarero cómo lo quieres.

Cómo se pide un café en Viena

Si sabes cómo pedir un café en alemán (ver apartado anterior) entonces probablemente puedas desenvolverte en cualquier rincón de Austria, donde también hablan este idioma. Pero Viena no es Alemania, y allí tienen su propia cultura para tomar café… ¡y menuda cultura!

En Viena, ya seas turista o local, es casi un ritual entrar en una de las muchas cafeterías históricas, elegir una de las muuuuchas especialidades de café que tendrán en la carta, y tomarte una tarta o un pastel para acompañarlo. Sí, has leído bien: suele haber cartas específicas para el café.

En Viena no se suele pedir un café normal o un café sin más, así que vamos a repasar algunas de las especialidades y formalismos más habituales, para que al menos sepas por dónde empezar.

Lo primero es que el café en Austria se pide en alemán… pero no tiene nada que ver con el café que pides en Alemania.

El café solo es un schwarzer (literalmente, negro). Debes especificar kleiner o grosser si quieres un café solo corto o largo, respectivamente. Si pides un espresso también te entenderán en cualquier cafetería.

Si lo quieres con un poquito de leche… ¿adivinas cómo sería? En efecto, del negro pasamos al marrón. ¡Los vieneses son unos genios! Así que el café solo es schwarzer, y con un poquito de leche es brauner (café marrón). Lo mejor de todo es que el café te lo ponen solo, y la leche te la suelen servir en una jarrita pequeña para que tú te eches la que tú quieras. Al igual que antes, mejor que indiques si quieres poco o mucho café (kleiner o grosser).

Si hay una especialidad de café típica típica de Viena, ese es el Vienesse Melange. Se trata de un espresso (un café solo corto) con leche caliente, y con una capa de espuma por encima. Se sirve en taza mediana, no es tan grande como el cappuccino. Muy parecido, en cuanto a proporciones, a nuestro café con leche.

Si no quieres un café tan fuerte, puedes pedir un Verlangerter, elaborado con el doble de agua que el café solo normal. No llega a estar tan aguado como el café de filtro americano, pero más o menos esa es la idea.

Si te gusta el café con leche, mucho cuidado con recurrir a la traducción literal: MilchKaffee es un gran vaso con mucha leche azucarada, y un poquito (muy poco) de café.

Otra especialidad propia de Viena es el Einspänner (también llamado café vienés): un café solo pequeño, en vaso, con crema de leche batida (no leche líquida), y azúcar.

Y así podríamos seguir hasta el infinito. Viena es una de las capitales europeas del café, así que nosotros te recomendamos que, habiendo leído estas nociones básicas, escojas cualquier cafetería del centro de la ciudad y estudies detenidamente su carta de cafés, normalmente con explicaciones de cada elaboración, y disfrutes de las especialidades que te apetezcan en ese momento. Si puede ser con un dulce local, mucho mejor.

Cómo se pide un café en Suiza

Suiza es un país muy particular a la hora de pedir un café. Para empezar, nadie le echa leche al espresso, así que si pides cualquier tipo de café con leche te servirán el café solo, con un vasito de crema de leche para que te eches la que tú quieras.

El café solo normal allí se dice Schümli. Suele ser la consumición más habitual. El Schale es un café con espuma de leche (o leche emulsionada), que es lo más parecido al café con leche tradicional que conocemos en España. Los lattes y cappuccinos son como en todos los sitios eso sí.

Si te gusta el café con licor, en Suiza puedes pedir un Kaffee Fertig, que normalmente va acompañado de aguardiente. Nada que ver con nuestro carajillo, pero bueno… algo es algo.

Cómo se pide un café en Venezuela

En Venezuela también es muy popular el café, y su consumición es un ritual que se suele cuidar mucho. Como sucede en otros países latinoamericanos, existe casi un diccionario propio para pedir un café en Venezuela. Aquí te adjuntamos un breve resumen de las variedades más comunes:

  • Cerrero  o café cargado: un espresso corto, muy concentrado y sin azúcar, similar al ristretto italiano.
  • Negro: lo que sería nuestro café solo. Si lo quieres con licor, puedes pedir un carajillo.
  • Guayoyo: un café solo, pero más ligero o aguado que el negro.
  • Cortado: igual que en España, un café solo con un ligerísimo toque de leche. ¡Bien!

Y mucha atención porque si ya quieres más leche entramos en el terreno de las nomenclaturas difíciles. Los venezolanos lo tienen bien interiorizado, pero para un español puede ser un verdadero suplicio pedirlo. Vamos a intentar usar porcentajes, o proporciones aproximadas, para diferenciar con claridad una variedad de la siguiente.

  • Marrón: un café marrón se prepara con un 50% de café y un 50% de leche. Lo que sería nuestro 2café con leche».
  • Marrón oscuro: ¿lo adivinas? Efectivamente: más café (60-70%) que leche, pero sin llegar a ser un cortado.
  • Marrón claro: justo lo contrario, más leche que café.
  • Café con leche: aquí puede venir la confusión para el consumidor español, ya que si pides un café con leche en Venezuela te servirán algo similar a un manchado: mucha leche (70%) y poco café.
  • Un café con leche claro es igual que el anterior, pero todavía con más leche (80-85%)
  • Y por último, si pides un tetero, estarás diciendo al camarero que te sirva un vaso de leche con apenas unas gotitas de café.

Cómo se pide un café en Colombia

Si quieres pedir un café en Colombia mejor será que te estudies primeramente el vocabulario tradicional que se emplea allí, porque es muy diferente del nuestro. El café tradicional en Colombia se suele pedir como tinto, o tintico, que es un café solo o negro, mientras que si lo quieres tomar con leche deberás pedir un perico o un pintado, según la región. Eso sí, ten en cuenta que por defecto siempre le van a agregar una pequeña cantidad de leche… mucha menos de la que estamos acostumbrados a tomar aquí en España.

Y por cierto: el azúcar siempre es opcional, y no todo el mundo la usa para endulzar el café. Hay quien prefiere panela o incluso canela.

El carajillo, similar al español, también es una bebida muy popular en Colombia. Suelen usar para elaborarla ron de la propia región o localidad donde te encuentres.

Cómo se pide un café en Japón

Buf… si quieres saber cómo pedir un café en Japón lo vas a tener algo difícil, porque allí la bebida por antonomasia es el té. A pesar de ello, el café es también muy popular entre los nipones, pero el consumo no se produce de la misma manera que estamos acostumbrados aquí en España. Puedes encontrar café, cómo no, en supermercados y en máquinas expendedoras (en Japón se consume mucho café de lata, como si fuera un refresco), pero lo de entrar en un bar y pedir un café como en España ya es otro cantar.

Aun así, puedes probar suerte en alguna de las cafeterías «occidentalizadas» que hay sobre todo en las principales ciudades del país nipón, Starbucks y similares. Normalmente en la carta vendrá la denominación de cada café, que suele ser un nombre propio (caffe latte, caffe frappe, cappuccino… etcétera).

Si quieres pedir digamos un café «normal» en cualquiera de las cafeterías del país, la traducción aproximada sería esta:

  • Café:  コーヒー (Ko-hi-)
  • Café con leche:  ミルク入りコーヒー (Miruku Hairi Ko-hi-)
  • Un café, por favor: コーヒーをください (Ko-hi- Wo Kudasai)
  • ¿Te apetece un café?: コーヒーはいかがですか (Ko-hi- Wa Ikaga Desu Ka)

Eso sí, salvo que pidas expresamente un espresso, en Japón normalmente el café va a ser similar al que aquí conocemos por café de filtro o americano.

Cómo se pide un café en México

Antes de conocer cómo pedir un café en México, debes saber que (probablemente por su proximidad con Estados Unidos) allí la variedad más popular es el americano. Si pides un café, o café normal, sin especificar nada más, lo lógico es que sirvan un café solo muy largo y muy ligero, preparado con bastante agua.

Por lo demás, se suele utilizar bastante la terminología estadounidense. El espresso (normal o doble) , el latte o el cappuccino son preparaciones estándar que en Mexico se consumen habitualmente.

El café con leche, como tal, no existe. Si lo pides en un bar mexicano te arriesgas a que te traigan cualquier cosa, o a que el camarero te acribille a preguntas. Una alternativa similar, y con menos riesgo de confusión, es pedir un latte pero con café doble (o espresso doble).

Y atención: en muchas zonas de México, sobre todo rurales, es muy habitual consumir el café de olla.

Cómo se pide un café en Starbucks

Cómo pedir un café en Starbucks

Esta pregunta solo la entenderán los que visiten habitualmente un Starbucks. La variedad de cafés de origen, tamaños, acompañamientos e incluso toppings (cosas que se le echan por encima) es tan enorme que a veces nos quedamos sin opciones para pedir simplemente un café normal.

Si quieres saber cómo pedir un café en un Starbucks la primera vez que entras en uno, te aconsejamos que no improvises: repasa todas las opciones en la web de la firma.

Aquí tienes puedes conocer las variedades de café de origen disponibles en Starbucks según tus gustos:

http://www.starbucks.es/coffee/finder

Y aquí la carta habitual de especialidades con espresso:

http://www.starbucks.es/menu-list/beverage-list/espresso-beverages

¿Quién ha dicho que pedir un café en un Starbucks es difícil? ¡Eso es porque no han leído nuestra guía!

Y en tu localidad, ¿cómo se pide el café? Sabemos que este es un tema que puede levantar más de una ampolla, porque en cada comunidad existe prácticamente un vocabulario propio para pedir el café, así que… no tengáis miedo de comentar y expresar vuestras discrepancias. ¡Pueden existir diferencias incluso dentro de una misma ciudad!

Y por cierto, nuestra guía de los distintos tipos de café en el mundo seguro que te ayudará bastante también para ordenar tus ideas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.