¿En Qué Se Diferencia Un Capuccino De Un Latte Macchiato?

Última actualización: 04/12/2018

En el mundo de los baristas, y cada vez más en el mundo de los aficionados al café, hay dos bebidas cuya preparación marca la diferencia y son objeto constante de comentarios y debates. Nos referimos al capuccino y al latte macchiatto. Sin embargo, entre el gran público las diferencias entre ambos cafés no siempre están claras. Por este motivo, en el presente artículo vamos a ver exactamente en qué consiste cada una de las dos bebidas, cuáles son las diferencias entre ellas, y cómo deben prepararse correctamente.

¡Comenzamos!

¿Qué Es un Capuccino?

El capuccino está compuesto fundamentalmente por un café espresso, leche y espuma de leche, que además deben servirse en este orden en la taza.

Para ello tendremos que hacer dos pasos previos: en primer lugar, elaborar el espresso -y servirlo en la taza-. Y en segundo lugar, montar o espumar la leche para conseguir esa densa textura característica del capuccino. Las proporciones ideales para preparar un capuccino -aunque en esto siempre existe controversia- son 25 ml de café espresso, y 125 ml de leche. Pueden extenderse como máximo a un cuarto (25%) de espresso y el resto de leche.

Otro detalle fundamental a la hora de preparar el capuccino es la temperatura: la leche en el momento de servirla no debe superar nunca los 70º, ni tampoco llegar a punto de ebullición (80º) aunque luego la dejásemos enfriar un poco. La temperatura ideal de servicio se sitúa ligeramente por debajo de esta cifra… entre 65º y 70º. De otro modo, con mayor temperatura, las burbujas de aire serían demasiado grandes y la espuma sería inconsistente: desaparecería en pocos segundos.

Además, lo correcto es servir el capuccino en una taza de cerámica o porcelana, que son ideales para retener el calor.

El capuccino suele servirse decorado con cacao o canela en polvo, ligeramente esparcidos por la superficie de la espuma de leche. Aunque este último detalle varía más en función de los gustos de cada cual.

Foto de un Café Capuccino

¿Qué es un Latte Macchiatto?

Latte Macchiatto, traducido al español, es literalmente “leche manchada”. He aquí la primera y gran diferencia con respecto al capuccino: en el latte macchiato el café se sirve sobre la leche, mientras que en el capuccino se sirve la leche encima del café.

Si queremos ir a lo simple, diríamos que el latte macchiato es un vaso de leche caliente donde se vierte una dosis de café espresso (o incluso media dosis, a gusto del consumidor). El café mancha a la leche.

Sin embargo, la técnica de preparación del latte macchiato aconseja espumar tan solo la mitad de superior de la leche, y acto seguido verter el espresso muy despacio y con suavidad. De este modo, el café “atravesará” la primera capa de espuma de leche -más ligera-, pero quedará por encima de la leche sin espumar -más pesada-. El resultado es la característica y hermosa bandera tricolor que podemos observar en la fotografía de más abajo.

El latte macchiato suele servirse en vaso largo y transparente, para poder apreciar mejor el contraste de colores y la ruptura del café sobre la leche.

Imagen de un latte macchiato

Diferencias entre un Capuccino y un Latte Macchiatto

Los ingredientes de ambas bebidas ya has visto que son esencialmente los mismos: un espresso y leche que se vaporiza. Sin embargo, las diferencias vienen a la hora de utilizarlos y servirlos.

  • En el capuccino, se sirve primero el espresso, y sobre él la leche con espuma. En el latte macchiato se hace justo en el orden contrario.
  • El capuccino debe servirse en taza de cerámica porque retiene mejor el calor. El latte macchiato, en vaso alto y transparente para poder apreciar las diversas capas de las que consta. En nuestra tienda para comprar vasos de café tienes algunas opciones interesantes a este respecto.
  • Generalmente, el latte macchiato lleva una cantidad de café mucho menor que la de un capuccino (aunque en esto el consumidor siempre tiene la última palabra).

Foto de una jarra de acero inoxidable con espuma de leche

Cómo se preparan el Capuccino y el Latte Macchiato

Aunque existen diversas técnicas para preparar capuccinos y lattes de manera artesanal y sin máquinas, lo adecuado es contar con una cafetera express manual para poder controlar todos los parámetros, tanto de la preparación del espresso como de la vaporización de la leche.

Puedes prepararlos con mayor velocidad, aunque con menos control manual del proceso, con una cafetera express automática. Estas cafeteras suelen tener una función One Touch que te permite disfrutar de un capuccino o de un latte macchiato con las proporciones exactas simplemente pulsando un botón. Coloca tu taza o vaso bajo la boquilla de salida, pulsa el botón… y a esperar.

La cafetera se encarga de todo. Muele el café, extrae el espresso, monta la leche, lo sirve todo en el orden correcto y con la presión adecuada… una magnífica alternativa para disfrutar de elaboraciones profesionales en tu propia casa sin necesidad de hacer un curso de barista ni tener amplios conocimientos técnicos acerca este arte.

Foto de un café capuccino con latte art

Sea cual sea el método de elaboración que elijas, necesitarás cierto instrumental para obtener un resultado correcto en tu preparación. Por ejemplo, para espumar la leche en las mejores condiciones y no alterar sus propiedades, lo ideal es utilizar una jarra de acero inoxidable. Muy importante también es emplear leche entera -que tiene una mayor cantidad de grasa- para conseguir que la espuma quede como realmente queremos.

Y siempre, siempre, la leche debe estar fría antes de espumarla. ¿Para qué? Pues para tener más tiempo de trabajarla y conseguir más espuma antes de que llegue al tope de los 65º que hemos mencionado antes. La leche perfecta, después de la vaporización, debe ser brillante y no deben apreciarse las burbujas de aire a simple vista. Cuanto más pequeñas sean, más consistencia tendrá la crema.

Lacor - 62216 - Lechera Classic Inox. 1,5 Litros
  • De acero inoxidable 18/10
  • Material resistente y limpio
  • Diseño clásico y elegante combina con todo tipo de vajillas y mesas
  • Adecuado para servir leche con el té o café

Por último, vamos a intentar ilustrar nuestro reportaje teórico con algunos vídeos que te ayuden a visualizar, y poner en práctica, todos los conceptos aprendidos.

En este primer vídeo, un barista profesional nos enseña cómo preparar un capuccino en tu casa con una cafetera express:

La calidad de imagen no es la mejor, pero hemos escogido este vídeo porque el barista utiliza una cafetera express (que es la que la mayoría de los lectores tienen en casa) en lugar de una profesional.

Y en este otro podemos ver con más detalle la segunda parte del proceso: espumar y servir la leche.

Por último, la demostración en vídeo de cómo preparar un latte macchiatto. Presta especial atención al detalle de servir el espresso con la ayuda de una cucharilla al final del proceso. Esto se hace para que el café penetre justo hasta donde queremos, y conseguir así las indispensables 3 capas del latte macchiato.:

¿Qué te ha parecido? ¿Elaboras con frecuencia alguna de estas bebidas en tu casa? Si es así, cuéntanos tus trucos o tus preferencias dejándonos un comentario aquí debajo.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

5 respuestas a “¿En Qué Se Diferencia Un Capuccino De Un Latte Macchiato?”

  1. René Moreno dice:

    Hola, difiero bastante,la única diferencia entre el capuchino y el Latte es la cantidad de leche, el machiato es un espresso (doble o sencillo) y un poco de leche CREMADA, que no es más que introducir aire mediante la panceta en la leche, para crear microespuma, a su vez, la temperatura de ebullición de los líquidos varía de ciudad en ciudad, podrían poner como video de ejemplo a Dritan Alsela, a Pete Licatta, o à Alejandro Escobar en cualquier competencia para demostrar como realmente se preparan estas bebidas, por favor ser más serios en su investigación.
    Saludos.

  2. sandra dice:

    me gusto mucho tu explicacion muchas gracias por compartir tus conocimientos

  3. Marco dice:

    Hasta donde sabia y había visto en distintos blog y otras bibliografias, el latte es que que contiene mas leche que café, en una proporción del 20 a 25% de café sobre la leche, mientras que el capuccino mas bien el ingrediente principal es el café donde por diferencia de densidades la crema va abajo, el café en el centro y la espuma arriba, osea inverso a como se presenta acá, en fin veo que no hay consenso ya que se encuentran blog defendiendo distintas posturas.

  4. Marco dice:

    Curioso, por que en muchos cafés lo venden con los otros nombres, al revés de como lo dicen acá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto@comprarmicafetera.comMás Información: Política de Privacidad.