Todo Sobre El Slow Coffee O Café Sin Cables

Última actualización: 12/10/2022

El café tiene una gran cantidad de amantes en todo el mundo desde hace siglos. Sin embargo, las nuevas generaciones de cafeteros se han tornado más conscientes en sus formas de consumo. Hoy nos gusta saber que estamos degustando y conocer de todo el proceso del grano desde su recolección hasta su preparación. Por eso, nosotros te contamos todo sobre la tendencia del Slow Coffee o café sin cables.

Qué es el Slow Coffee

El Slow Coffee es una tendencia que ha tomado fuerza en los últimos tiempos. Se caracteriza por ser opuesta a las dinámicas del café espresso, de goteo o hecho en cafeteras manuales. Esta es una técnica de extracción lenta y muy suave.

Todo comenzó con la invención de las cafeteras Chemex que fueron patentadas por su creador alemán Schlumbohm en la década de los 40. Esta es una cafetera muy particular que también puede ser usada para otro tipo de bebidas calientes, como el té, pero que están diseñadas principalmente para el café.

No obstante, Chemex no es el único tipo de cafetera que está pensado para esta técnica. También es posible realizarla con máquinas para café de Aeropress, Conos o Sifón. Todas estas hechas para la preparación de un café de especialidad.

Chemex CM-1C - Cafetera de vacío
13.457 Opiniones
Chemex CM-1C - Cafetera de vacío
  • Hecho de vidrio
  • Capacidad de 0.47 L
  • Filtro de preparación del café
  • Dimensiones 209 x 76 x 76 mm

Por qué surge la tendencia

Esta tendencia surge por la necesidad que tienen los amantes del café de disfrutar el proceso de preparación y consumo de esta bebida. De igual manera, gracias a este proceso, es posible apreciar los deliciosos aromas, de forma más pura e intensa, del grano. El sabor ni te lo imaginas, pues es mucho más intenso y sabroso. Esto es otro elemento que cautiva a las nuevas generaciones de cafeteros.

Además de todo eso, la técnica de filtrado es realmente económica y sencilla para hacer un delicioso café de especialidad sin recurrir a energía, cableados o demás elementos eléctricos. Una preparación de altísima calidad, para resumirlo en pocas palabras.

Cómo se prepara un Slow Coffee

Lo primero es escoger alguna de las cafeteras que te mencionamos y leer las instrucciones de uso. Por lo general, todas funcionan de una forma casi idéntica. Una vez tengas conocimiento de la herramienta que escogiste puedes proceder con la preparación.

Ahora bien, será importante que escojas los granos de café y tú mismo los pongas en un tostador. La cantidad personal recomendada son unos 10 g por persona y 100 ml de agua. Una vez esté tostado y molido lo que debemos hacer es preparar nuestra cafetera.

Para ello tendremos que poner el filtro y posteriormente echarle agua para que se purifique y de paso para precalentar la cafetera. Este punto es importante porque ayuda a que el filtro se adhiera a las paredes y quede fijo. Luego de un minuto se retira el agua.

Una vez listo el filtro, pondremos el café molido y seguidamente le echaremos un poco de agua caliente para que se haga la preinfusión. Solo es un poco para que el grano vaya soltando los aromas y sabores. Dejarás pasar 30 segundos y comenzarás a echar nuevamente el agua en el filtro muy lentamente y de forma circular. Una vez hayas terminado toda el agua dejarás un par de segundos para que termine de gotear y le removerás el filtro.

Ahora, está listo para ser servido este café de especialidad. Nos gustaría conocer si sabías un poco de estas nuevas tendencias y si conoces más. ¡Nos leemos pronto!


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.