Qué Es El Cupping Para Café Y Cómo Puedes Hacerlo En Casa

Última actualización: 28/11/2022

Existen muchas y muy diversas maneras de hacer una evaluación o cata de algún alimento. Cada manera tiene sus propios puntos que ayudan, más o menos, a experimentar los sabores, aromas y demás características de la comida. Al café también es posible aplicarle esto gracias al amplio mundo de aromas, sabores, notas, texturas y demás. Te invitamos a conocer qué es el cupping para el café y cómo hacerlo en casa.

Qué es el cupping para café

Este concepto no suele ser muy conocido por lo que es probable que te estés preguntando «¿Qué es el cupping?» o «¿Cómo hacer el cupping para café?», tranquilo, nosotros te contamos. Cupping proviene del inglés cup, que se puede traducir como taza.

O sea, la traducción literal se puede entender como “tazeando” el café. Como esta palabra no existe, entonces vamos a entender que se refiere a probar el café. En otras palabras, el cupping es una forma sencilla de catar el café en casa.

Igualmente, es muy importante recodar que la cata de café es un examen sensorial que le permite conocer a los expertos la calidad del café que llega hasta nuestras mesas. Con esta, logran determinar las características propias de cada tipo de grano.

Cómo se hace el Cupping para café

El cupping es, básicamente, la cata de café. Como ya hemos visto en otros artículos, no existe una sola manera de hacer esta evaluación, por lo que el cupping puede llegar a ser un poco variado. Sin embargo, a continuación, te contaremos algunos parámetros generales que se deben seguir siempre en el cupping o cata para el café.

En términos generales se suele hacer una evaluación de varias tazas de café de degustación. Cuando se realiza de manera formal requiere más exigencia. Sin embargo, podemos hacerlo en casa sin la necesidad de ceñirnos estrictamente a dichas exigencias. Para hacerlo en casa, necesitaremos algunos ingredientes y herramientas, junto con un paso a paso:

Cupping Para Café

Ingredientes y herramientas

Va a sonar obvio, pero no lo es tanto: Necesitaremos buenos granos de café. ¿A qué nos referimos con buenos granos de café? Pues a que sepas de donde vienen, si son o no de origen, si son orgánicos o artesanales. Cuando consigues un café genérico, de seguro no le encuentres mayores bondades o características a resaltar. Por ello, lo mejor es buscar un buen café.

Por otro lado, necesitarás un molinillo que te ayude en la tarea de procesar el café. Es importante que tú mismo seas quien lo muela pues allí vas a encontrar algunas características aromáticas que debes tener en cuenta.

El agua, por su parte, es, junto al grano, el ingrediente fundamental para hacer café. Básicamente, cuando nos tomamos una taza de esta bebida, estamos bebiendo del 95 al 98 % de agua. Lo más recomendable es tener un agua libre de impurezas que puedan alterar el sabor de la preparación y calentarla hasta los 92 grados para conseguir una buena infusión.

Dependiendo de la preparación que vayas a degustar requerirás de cafeteras de goteo o espresso. Esa determinación la debes tomar tú según tus intereses y necesidades. Igualmente, no está de más decir que necesitarás la taza donde servir el café y una cuchara para probarlo. Igualmente necesitarás una gramera y un vaso de agua para limpiar el paladar al final de cata taza.

Igualmente te recomendamos una libreta para que anotes todas las impresiones que tengas al momento de hacer la cata y un listado de los factores a tener en cuenta según la etapa que van desde lo visual, olfativo y gustativo.

Paso a paso del Cupping

  1. Lo primero será identificar el grano, saber un poco de su origen y proveniencia. Con esto vas a identificar las tazas según el café que vaya en cada una.
  2. Después de esto debes calentar el agua haciendo el control de temperatura para no quemar el café.
  3. Mientras el agua se va calentando, puedes ir tomando las muestras de café y pesarlas para identificar la cantidad adecuada.
  4. Después de pesar vas a moler el grano y a tantear su aroma, textura y color. Esa será tu primera impresión visual y olfativa.
  5. Luego, y con el agua en la temperatura indicada, vas comenzar a hacer la infusión y le debes prestar especial atención, pues allí vas a encontrar tu segunda impresión con los aromas en húmedo.
  6. Finalmente, dejarás reposar de 4 a 5 minutos el café y puedes proceder a degustarlo. Es muy importante que estés muy atento a todo lo que experimentes para que lo puedas anotar y dar tu veredicto final.

Esta es una forma sencilla para hacer cupping en casa, ¿Te animas a hacerlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.