Cómo Saber Cuál Debe Ser La Temperatura Del Agua Para El Café

Última actualización: 09/09/2022

Es probable que hayas llegado a preguntarte cuáles son las mejores maneras de preparar el café para obtener un mayor sabor y calidad. La verdad, es importante que tengas en cuenta que para esto es necesario prestarle atención a todo el procedimiento incluso al agua. Quédate para conocer cuál debe ser la temperatura del agua para el café.

Por qué importa la temperatura del agua

El agua es uno de los componentes más importantes a la hora de preparar nuestro café. De hecho constituye el 98 % de la taza, aproximadamente. Sin embargo, es algo que poco pensamos o consideramos a la hora de servirlo.

A la hora de hacer el café, para sacar su máximo provecho y la mejor experiencia de este, debemos tener en cuenta el tipo de agua, su pureza, y temperatura. Esto lo saben baristas y expertos y tiene su razón de ser.

Cuando preparamos café, aunque no nos demos cuenta, están teniendo lugar reacciones químicas, donde el agua caliente extrae y activa ácidos clorogénicos, cafeína, aceites, entre otros. A esto debemos sumarle cuando se le agrega azúcar u otros edulcorantes.

A su vez, estas reacciones químicas no se dan al mismo tiempo, tienen un orden. Básicamente ahí es donde radica la importancia de la temperatura del agua. Mientras más caliente se encuentre el agua, más rápido se producen estas interacciones; afectando, por lo tanto, los sabores de nuestro café.

¿Cuál es la temperatura adecuada?

Una vez entendida la importancia de la temperatura, la pregunta crucial ahora es: ¿Cuál es la temperatura adecuada del agua para el café? Bueno, esto puede sonar desconcertante, porque no existe una temperatura exacta que sea la adecuada para el café; realmente esto va a depender de cómo te guste el café. No obstante, podemos pensar en algunas aproximaciones.

Si prefieres un café suave con sabores dulces, te recomendamos que el agua esté entre los 80 y 85 grados, así tendremos un café un poco amargo, aunque algunos expertos aseguran que esta extracción de partículas del café no es muy eficiente.

Si prefieres un café que tienda a estar más neutro y equilibrado, puedes usar el agua entre los 90 y 92 grados más o menos. Muchas personas dirán que esta es la temperatura adecuada, puesto que se obtiene la extracción más óptima, pero como ya anotamos, es importante que eso lo decidas tú con base en tus preferencias.

Por otro lado, el café frío es el que resulta con los sabores más dulces y suaves, pues la velocidad en que se dan las reacciones químicas es más lenta. A su vez, cuando la temperatura del café es alta, por encima de los 95 grados aproximadamente, tendremos una bebida muy amarga, pues el café se «quema».

Y tú, ¿a qué temperatura prefieres el café?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.