Cómo Aromatizar El Café: Los Mejores Trucos

Última actualización: 19/11/2022

Al despertar temprano solemos tomarnos una taza de café caliente. Esta nos ayuda a empezar nuestro día de la mejor manera posible y no es solo por su carga de cafeína. El beber café es casi un ritual para nosotros los cafeteros, y apreciamos desde su apariencia hasta sus sabores y aromas. Pero vale que somos humanos y también nos cansamos de la rutina; a veces nos provoca algo diferente. Pensando en ello, te enseñamos a aromatizar el café.

Qué es un café aromatizado

Cuando hablamos de aromatizar el café nos referimos al proceso mediante el cual el grano, bien sea molido o no, adquiere nuevos aromas y sabores gracias a la combinación de otras especias o ingredientes como el chocolate, la panela, la avellana o los frutos rojos incluso.

El café posee unas grandes propiedades de absorción, por lo que siempre debe estar almacenado en recipientes herméticos, en lugares secos y con poca luz solar. Esto porque puede terminar estropeando el grano. Sin embargo, esta capacidad la podemos aprovechar de la mejor manera con el propósito de sacarle mejores sabores y aromas a nuestra bebida.

Aromatizar el café al molerlo

Como bien sabrás, lo mejor siempre será comprar el grano recién tostado y molerlo justo antes de la preparación para que se conserve de la mejor manera. Cuando es el momento de llevar el café al molinillo podemos aprovechar para aromatizarlo.

Es tan sencillo, como agregar, junto con el café, el ingrediente y molerlos juntos. Puedes hacerlo con especias como canela o anís. Esto le da un toque muy agradable, además de mejorar su sabor. ¡OJO! Debes ser cuidadoso con la cantidad del ingrediente añadido, pues debe ser en pequeñas cantidades para que no afecte negativamente la preparación de la bebida.

Aromatizar el café en la cafetera

Somos conscientes de que existen muchas personas que no poseen molinillos en sus hogares. Por ello, también te contamos que existen algunas formas de aromatizar el café cuando ya está en la cafetera.

Infusión en leche

Esta es una de las maneras más sencillas, aunque requiere un poco más de preparación. En caso de que quieras un cappuccino o café cortado puedes aromatizar la leche antes de incorporarla al café. Basta con revolver y mezclar muy bien los ingredientes con la leche.

Para ello, lo primero es preparar un sirope o esencia de lo que desees añadir, por ejemplo, avellanas o panela. Cuando lo tengas listo, vas a tomar la leche previamente calentada y los mezclaras de forma intensa hasta que la leche esté cremosa y ya queda lista para incorporarse al café.

Taza aromatizada

Sin duda este es el método más fácil que hay para darle un mejor aroma y sabor al café. Simplemente debes escoger los ingredientes con los que quieres aromatizar la taza, como el anís o siropes, por ejemplo. Para ello debemos poner dichos ingredientes en la taza y verter sobre ellos el café caliente, a unos 92 o 94 grados y esperar un par de minutos a que hagan infusión.

Eso es todo, aquí tienes unas cuantas formas de aromatizar tu café fácil y sencillo. Ojalá te sean de mucha utilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.