¿En Qué Consiste La Cata Brasileña?

Última actualización: 15/11/2022

El proceso de la cata de café siempre resulta siendo muy variado. Esto se debe a que en diferentes lugares del mundo existen reglas o rubricas diferentes que miden algunas características dependiendo del café que se recolecta en la zona. Brasil no es un caso aparte, y no es para menos pues es uno de los países con mayor producción de café en el planeta. Quédate para aprender en qué consiste la cata brasileña.

¿Qué es una cata?

De seguro ya leíste nuestro artículo en el cual contamos qué es y cómo se hace una cata de café, y debes conocer el proceso. En caso de no haberlo hecho, te invitamos a leerlo para que estés aún más informado. Por ahora te lo resumimos en que una cata de café es una evaluación sensorial a la que es sometida un alimento.

Esto se hace con el propósito de revisar la calidad de la comida en cuestión, en este caso el café. Para ello se utilizan diferentes sentidos como el gusto, olfato y visión. Cada uno con un propósito particular, pero que termina por cumplir un rol importante.

¿De qué se trata la cata brasileña?

En el año 2021, Brasil se coronó como el mayor productor de café en el mundo. La amplitud y fertilidad del terreno, junto al clima tropical, hacen que el país tenga las máximas condiciones para tener esta corona.

Pero este país no es solamente productor de grano. En las tierras brasileñas el café tiene su culto. Debido a ello es sometido a diferentes procesos de análisis y evaluación de calidad, como lo es la cata brasileña, un examen propio de este país que pretende revisar la calidad del grano.

Cata brasileña

¿Cuál es el proceso de la cata brasileña?

La cata brasileña, por sus altos estándares, suele usarse en varias regiones del planeta para evaluar el café y, sobre todo, el de origen. Además de su alto rigor, es muy sencilla, pues en primer lugar se debe pesar el café. Lo usual es el uso de 5 muestras por cada grano con el propósito de reconocer los defectos y que la cata esté limpia con el fin de que sea objetiva.

Una vez haya sido pesada la muestra pasa a la etapa de molienda. Aquí comienza la preparación de la fragancia que es la responsable de las características aromáticas del café en seco. A la vez de la molienda, se comienza a calentar el agua hasta los 92 o 94 grados aproximadamente, pero jamás hirviendo.

Posteriormente, con las muestras molidas y el agua caliente, se procede con un vertido delicado y circular para tener una infusión homogénea. Una vez vertida el agua se espera entre 3:30 y 4 minutos. En esta espera se debe hacer un análisis de los diferentes aromas que percibimos. Por último, procedemos a retirar los residuos del grano para poder tomar el café.

Una vez comenzamos a beber el café debemos concentrarnos de forma exhaustiva para reconocer los diferentes sabores, texturas, niveles de acidez y demás partes del cuerpo de la bebida. Para ello puedes ayudarte de una platilla que contenga los diferentes aspectos a tener en cuenta.

Características que evalúa la cata brasileña

Todas las catas hacen un análisis de diferentes aspectos; sin embargo, en la cata brasileña se tienen en cuenta:

  • Aspecto del grano tostado y antes de tostar
  • Fragancia antes, durante y después de la molienda
  • Aroma de la infusión y después de la infusión
  • Sabor (Intenso, suave, complejo, etc.)
  • Acidez
  • Cuerpo

Estos son algunos de los aspectos que evalúa la cata brasileña. Si te animas a probarla en casa, déjanos saber cómo te va.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.