¿Para Qué Son Buenos Los Posos Del Café?

Última actualización: 10/01/2023

¿No sabes qué hacer con el residuo que queda después de haber preparado el café? ¿Cansado de la engorrosa tarea de lavar la cafetera o los filtros no desechables cuando están llena de estos pequeños granitos? Pues bueno, te resultará sorprendente saber que tienen mucha más utilidad de la que crees. Quédate para conocer para qué son buenos los posos del café y la mejor manera de aprovecharlos.

Qué son los posos del café

Para comenzar, siempre nos gusta dejar las cosas claras; por ello, en caso de que no lo tengas muy claro, los posos del café son, básicamente, aquellos pequeños residuos que quedan en la cafetera o los filtros, después de haber sido usada. Normalmente solemos tirar estos desperdicios sin más. No obstante, no deberías hacerlo, al menos, si deseas sacarle mayor provecho al producto.

Usos que le puedes dar a los posos del café

Como verás a continuación, hay diferentes maneras de emplear estos residuos y que terminan siendo muy prácticos en nuestra vida cotidiana. Vas a poder usarlos en la jardinería, para darle nutrientes al suelo, las plantas o alimentare el compostaje, así como en la limpieza del hogar, para eliminar malos olores en la nevera, y hasta de las manos.

Posos del café

Eliminador de malos olores

En otra oportunidad ya hemos mencionado cómo se pueden eliminar malos olores con los granos del café, pero hoy te contaremos cómo hacerlo con los posos del café. Gracias a su la riqueza de nitrógeno que tiene el café, hace que las partículas de carbono incrementen su capacidad absorbente. Así las cosas, será tu mejor aliado para sacar los olores indeseados de tu hogar.

Para lograrlo, basta con tomar estos desperdicios y ponerlos en una bolsita de lona y ubicarlos en lugares estratégicos de tu hogar. En caso de no contar con estas bolsas puedes ponerlos en algún recipiente con buena ventilación y hacer lo mismo.

Posos del café como exfoliantes naturales

Los posos del café pueden tener variados usos y aplicaciones, incluso en el área de nuestra estética personal. Gracias a la textura que poseen estos pequeños granos, al ser frotados en la piel, ayudan a eliminar las células muertas, por lo que tu piel quedará limpia y tersa con una mezcla de estos posos y un poco de yogurt con miel o, en su defecto, glicerina.

Aquí puedes tener una explicación más extensa de exfoliantes de café para la cara.

Abono y nutrientes para las plantas

Esta es la manera más conocida y tradicional en que se han usado los posos del café. El contenido de nitrógeno y otros nutrientes convirtien los desperdicios del café en un abono orgánico y con un elevado aporte para nuestras plantas.

Limpiador y abrillantador de muebles

¿No sabes cómo darle un tono brillante a tus muebles de madera? Entonces amarás los posos de café. Basta con pasar estos desperdicios de café en frío por las superficies de madera con un trapo. Con un poco de presión y un par de minutos tendrás tus muebles como si los hubieras acabado de barnizar.

¿Conoces otros usos? Déjalos en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.