¿Por Qué El Café No Me Hace Efecto?

Última actualización: 11/01/2023

Es cierto que más allá de los efectos que causa, muchos consumidores de café lo tomamos por su exquisito sabor. Sin embargo, a veces sí esperamos que después de una taza caliente por la mañana nos ayude a despertar para enfrentarnos al día que nos espera. Muchas de esas veces el café solo lo disfrutamos por su gusto, pues no nos quita ni por poco el sueño traíamos. Te contamos algunos datos para responder la pregunta: ¿Por qué el café no me hace efecto?

Culpa de… ¿La genética?

Algunos estudios realizados por diferentes instituciones importantes alrededor del mundo apuntan a que la cafeína afecta a un grupo de genes del ADN que interactúan directamente con el cerebro. Estos serían los responsables de las comunicaciones y los estímulos a ciertos procesos químicos que se verían afectados por la interacción con la cafeína. Estos factores científicos son un poco más complejos de analizar, pero puede ser un indicio de que los organismos tienen «más resistencia» al efecto de la cafeína. Algo que podríamos pensar hacer parte del proceso evolutivo, como a aquellas personas que nunca desarrollan las muelas del juicio.

El café no me hace efecto por costumbre a la cafeína

Si eres un consumidor muy muy frecuente del café puede resultar en que nunca más te haga el mismo efecto que antes. La cafeína bloquea algunos receptores de adenosina que controlan el sueño, la excitación o la cognición. Si el cuerpo identifica la cantidad constante de cafeína va  trabajar para crear más de estos receptores, es por eso que el café ya no te hace efecto. En este caso, te recomendamos dos cosas:

  • La primera, es la opción más saludable quizá, es que tomes un respiro del café y las bebidas con cafeína. Intenta reemplazarlas por un tiempo o disminuir considerablemente el consumo diario, con el propósito de que tu organismo pueda volver a regular sus procesos biológicos y químicos.
  • La segunda, que es menos recomendable, es que tomes más café. Esto puede ser irresponsable y contraproducente si al día tomas más de 4 o 5 tazas, puede resultar en episodios de ansiedad o extremos temblores.

El café no hace efecto con cansancio o estrés extremo

Si bien el café es una herramienta a la que muchos acuden para estar más despiertos o enérgicos, esto solo tiene su mejor efecto cuando el organismo tiene niveles de cortisol bajo y está descansado. El cortisol es la hormona del estrés y que nos pone atentos al medio. Esta normalmente está es sus niveles más bajos entre las 9 y 11 a.m., estadísticamente hablando. No obstante, cada quien lleva una rutina bastante diferente, por lo que es algo que deberás identificar en tu día a día.

Por otro lado, es muy importante que el cuerpo descanse y recupere sus ciclos vitales, el café nos puede ayudar cuando nos espera un día largo y pesado, pero cuando no hemos dormido bien en los últimos días el cuerpo acumula mucho cortisol, haciendo que el efecto de la cafeína sea casi nulo, pues el sistema nervioso ya está bastante excitado con otros químicos.

Como habrás notado, existen muchas causas por las que el café no te hace efecto, pero lo mejor es que tengas un consumo responsable de esta bebida, para que la sigas disfrutando y sacando el máximo provecho a otros beneficios que nos entrega, como los antioxidantes que nos aporta.

Y ya que estamos resolviendo porrqués, aquí un artículo que desentraña uno muy interesante:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.