Qué Es La Desgasificación Del Café Y Por Qué Es Importante

Última actualización: 28/11/2022

Si eres un amante del café de seguro te has llegado a preguntar en algún momento: ¿Qué es lo que hace que la taza de café sea o no de calidad? Como bien sabrás, en esto intervienen mucho factores y elementos. Estos van desde el cultivo y la recolección del grano, hasta la infusión del molido que servimos en nuestras tazas. Por eso hoy te contaremos qué y por qué es importante la desgasificación del café.

Qué es la desgasificación del café

La desgasificación del café es uno de los procesos más fundamentales al momento de determinar la calidad y sabores del café. Este sucede inmediatamente después del tueste del grano. Este proceso se refiere, en pocas palabras, a la liberación de diversos gases que habitan en el grano tales como el dióxido de carbono, por ejemplo.

La desgasificación se da gracias a que el café se somete a elevadas temperaturas al momento de ser tostado. Gracias a ello es que los diferentes componentes que están dentro del grano pasan a estado gaseoso y, con el paso del tiempo, comienzan a filtrarse por algunos poros, más aún cuando los granos se parten.

Es importante que, después del tueste, sean muy bien conservados y enteros. Esto ayuda a la permanencia de sus fragancias y aromas. Esta es una de las razones por las cuales siempre sugerimos que el café a usar sea molido antes de la preparación, puesto que después de pasar por los molinillos los gases se liberan inmediatamente.

¿Por qué es importante la desgasificación del café?

Su principal importancia radica en que gracias a estos gases vamos a tener una taza de café con una calidad elevada. Esto implica que la preparación cuente con mucho aroma y sabores intensos y bien definidos. Dado esto, es posible controlarlo, por ejemplo, con el tiempo y nivel de tueste. Un café tostado claro no tendrá el mismo sabor que uno oscuro, pues este ultimo es el que retiene más los gases.

¿Por qué hay gases en el café?

Gracias al proceso de tueste es que tenemos el dióxido de carbono que es el encargado de los aromas y sabores, en este caso, del café. Entre el primer y segundo crack, comienza un proceso conocido como pirólisis. Esto implica la descomposición de azucares que forman diversos compuestos, como el CO2.

¿Cuánto tiempo debe durar el tueste?

La verdad esto es un poco complejo de definir, pues va a depender de diferentes elementos como la liberación de gases, el tamaño del grano, la humedad y su empacado. Sin embargo, los tiempos estipulados están entre los 3 días y las 3 semanas.

Y tú, ¿conocías antes este proceso del café?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.