Todo Sobre El Consumo Responsable De Café En El Mundo

Última actualización: 12/09/2022

El café es una de las bebidas más consumidas e importantes en todo el mundo, incluso algunos la catalogan como el otro oro negro (además del petróleo). Siendo esto así, podemos pensar que esto acarrea ciertas implicaciones, por lo que es importante estar informados para realizar un consumo consciente. Quédate para leer todo sobre el consumo responsable del café en el mundo.

¿De dónde viene el café que consumo?

Anualmente se producen más de 7 millones de toneladas de café a nivel mundial, principalmente en países como Brasil, Colombia, Vietnam, Indonesia, entre otros. En estos y otros países, trabajan alrededor de 25 millones de campesinos para sembrar, cultivar y, en algunos casos (no en todos) hasta tostar y moler el grano. Estos campesinos apenas logran conseguir aprox. el 13 % de las ganancias que se perciben en la industria.

Si lo reflexionamos, podríamos decir que es una cantidad baja, por lo todo el esfuerzo y labor que requiere el proceso que hace el campesino.

Impacto en el medio ambiente

La cosecha de café, en su mayoría, no resulta agresiva ni dañina para el medio ambiente; pues por la forma en que se hace el cultivo, de sombra, resulta siendo hasta provechosa para las especies naturales y la biodiversidad del entorno. Sin embargo, existen monocultivos de café, que al estar expuestos a otras condiciones ambientales, requieren el uso de pesticidas y productos auxiliares que pueden resultar poco amigables con la naturaleza.

De igual forma, en los últimos años, se ha intentado ser más cuidadosos con el medio ambiente en todos los aspectos. Gracias a esto, también se puso la lupa, no solo en las condiciones de la producción del café, sino hasta en la forma del empaquetado. Lo anterior ha causado que los envases en que se vende el café dejen de lado el plástico y recurran a alternativas biodegradables.

Impacto social

Socialmente hablando, para pensar en un consumo responsable de café, es necesario advertir que está presente un impacto negativo, como lo mencionamos, en quienes se dedican al cultivo del café.

Esto se debe a que los campesinos y quienes se encargan de su proceso antes de llegar a las grandes corporaciones, deben trabajar jornadas extensas y generalmente su remuneración es paupérrima. En otras palabras, dentro de la industria cafetera existe la explotación a una cierta cantidad de caficultores.

Debido a lo anterior, los actuales consumidores y demandantes de café han puesto la lupa sobre las líneas económicas con que trabajan las empresas de café. Sumado al aspecto ecológico, son más responsables y atractivas aquellas que apuestan por una economía circular. Es decir, aquellas que no desperdician ningún recurso de la producción. Básicamente, para estas, la basura no existe pues todo puede llegar a tener una utilidad en cualquier otro proceso.

Siendo esto así, la posibilidad de contaminación y gasto innecesario de recursos se ve reducido de forma considerable, lo que es un gran alivio para el medio ambiente.

Solidaridad con la comunidad

Esto se vio potenciado mayormente con la pandemia, cuando los clientes prefirieron comprarle a los vendedores locales y a los pequeños negocios, en este caso, como los mismos cafeteros y campesinos. Esto se debe a una suerte de solidaridad con los negociantes menos reconocidos y que hacen parte de la comunidad. La gente prefiere dejar de consumir los productos de grandes multinacionales y apoyar, mejor, a quienes más lo necesiten.

Lo anterior también obedece a que, en la mayoría de estas situaciones, las producciones son más responsables, no presentan una explotación laboral ni medioambiental, a la misma vez que se reparte de forma justa el dinero que circula en este mercado.

Cómo hacer un consumo responsable de café

Teniendo en cuenta los anteriores factores, lo mejor que puedes hacer es buscar empresas que cuenten con certificaciones por ONG o entidades que cuiden el medioambiente y los derechos humanos. Puede ser un buen indicio de que la industria que estás apoyando con tu compra es responsable y, en ese orden de ideas, también tú.

Además, puedes investigar por cuenta propia si la empresa de la que eres cliente tiene compromiso social y ambiental. A su vez, puedes revisar si tiene proyectos con los campesinos y la comunidad o cómo son las dinámicas con sus empleados y caficultores.

Y tú, ¿tienes un consumo responsable de café?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.