¿Cómo funciona una cafetera automática?

Última actualización: 26/06/2022

Te despiertas. Te levantas de la cama. Te dirigies al baño. Luego, a la cocina. Tocas algunos botones de tu cafetera y por arte de magia: ¡tu taza de café espresso ya está lista! ¿Pero en realidad se trata de magia? La verdad es que no, pero si no conoces cómo es el funcionamiento de una cafetera automática, es normal que esta sea tu primera impresión.

Para este artículo, dejaremos todo eso de la magia atrás. Te contaremos cómo funciona una cafetera superautomática desde que colocas los granos y viertes el agua en sus respectivos depósitos. Aunque puede que te guste presumir tu «caja mágica» frente a familiares y amistades, así como sorprender a uno que otro niño que visite tu hogar.

Ahora bien, más allá de entender que no se trata de un artefacto fantástico, esta información te será de utilidad a la hora de comprar una cafetera, solucionar un problema e incluso preparar un café más delicioso. ¡Vamos allá!

El proceso comienza con los granos

Investigas qué café en grano quieres probar, lo compras y una vez en casa, lo viertes en el depósito correspondiente. Después, seleccionas la bebida que quieres preparar y el tipo de molido, y el molinillo tomará la cantidad que necesita para prepararla. Hasta aquí todo bien. Este es un proceso que conoces al dedillo.

¿Pero qué hace la máquina con el café molido? Después de procesar los granos, este pasa al dosificador, donde tendrá que esperar por el agua hasta que se realicen otros procesos. Veamos cuáles son.

Continúa el agua

El agua también tiene su propio recorrido. Una vez que llenas el depósito y seleccionas la bebida que deseas preparar, esta realiza varias paradas por la cafetera.

La primera es la bomba. Esta se presenta en diferentes «bares», que indican la presión con la que se calienta y circula el agua en la máquina, lo que permite extraer nuestro amadísimo espresso.

Para ello, existen dos tipos de bombas: vibratorias y rotativas. La vibratorias, como su nombre lo indica, utilizan vibraciones eléctricas para forzar el agua, mientras que las rotativas se accionan a través de un motor.

Ten en cuenta que las bombas vibratorias suelen ser más pequeñas y baratas, por lo que son más comunes en las cafeteras automáticas domésticas, y el número de bares es mayor (15, 19, o 20). Por su parte, las bombas rotatorias son más silenciosas, duraderas y ofrecen una presión más consistente, lo que se refleja en su precio, número de bares (9), y es la razón de que las encontremos en cafeteras para hostelería.

Después de la bomba, la parada es la caldera. El agua presurizada llega a la caldera, donse se mantiene hasta que es llevada a la temperatura correcta para preparar un expresso: entre los 90 – 95 grados centígrados.

Luego, el agua llega al grupo, donde se encuentra con el café. Y allí, es donde se produce la verdadera magia.

La magia de la dosificación en el funcionamiento de una cafetera automática

Hay cafeteras que realizan una preinfusión, que consiste en utilizar una pequeña cantidad de agua para esponjar y aromatizar el café. A continuación, el agua se libera a alta presión en el dosificador, donde se lleva a cabo la infusión del café y se extraen sus sabores. Por último, este pasa por un filtro que previene que la bebida quede con residuos.

¿Qué hay de la leche?

¿En qué se diferencia el funcionamiento de una cafetera automática y una manual?

Hasta el punto anterior, ya estás más que listo para beber tu ansiado espresso. Sin embargo, si deseas probar un cappuccino o latte machiatto, no te puedes saltar esta parte.

Ya sea que tu máquina cuente con varilla de vapor o depósito de leche, el proceso será el mismo, cuando la cafetera entra en contacto con la leche la calienta y añade vapor para generar la espuma que, si tienes un tanque de leche, se servirá por sí solo en la cafetera.

Ten en cuenta que la mayoría de las cafeteras no permiten hacer un espresso y espumar leche al mismo tiempo, ya que ambos procesos se realizan en la caldera, que incluye dos termostatos. Si quieres poder hacerlo, puedes optar por una cafetera con calderas separadas.

¿En qué se diferencia el funcionamiento de una cafetera automática y una manual?

La principal diferencia es que mientras que en la automática, el usuario no debe intervernir en el proceso más que para fijar la configuración inicial, en las manuales sí que se debe inrtervenir para ejercer presión, esto se realiza a través de una palanca o pistón de resorte.

¿Cómo es el funcionamiento de una cafetera automática? [VIDEO]

Por último, te dejamos un video que resume cómo funcionan estas cafeteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.