Café lágrima

Última actualización: 25/05/2021

En cada país, e incluso a veces en cada región dentro de un país, se emplean distintas terminologías para denominar diferentes mezclas y preparaciones del café con un poco de leche. En función del porcentaje de café o de leche que lleve una bebida, recibirá un nombre distinto. Hoy vamos a conocer uno de los más curiosos: el café lágrima, que recibe su nombre de manera muy gráfica merced a la marca que deja el café al servirlo.

Vamos a comenzar por definir qué es un café lágrima, porque lo cierto es que no en todas las regiones españolas se conoce ni se pide con asiduidad.

¿Qué es un café lágrima?

Se trata de una preparación que lleva una cantidad máxima de un tercio de café y dos tercios de leche (es decir, mucha más leche que café). El café debe ser espresso, pero lógicamente no se utiliza toda la extracción sino solamente la cantidad que el cliente desee. Lo importante es que el café nunca supere un tercio del volumen total, porque de ser así ya estaríamos hablando de una bebida diferente al café lágrima.

El tiro de café se debe servir idealmente en un único punto de la capa de leche, de manera que se concentre todo en el mismo sitio y termine formando la característica manchita marrón sobre el fondo blanco de la leche espumada. Es decir: la lágrima. En esta imagen puedes ver de manera gráfica cómo queda el conjunto:

Café lágrima

¿Cómo se hace un café lágrima?

Si contamos con los ingredientes necesarios, preparar un café lágrima es realmente sencillo.

Se sirve en primer lugar la leche, en vaso o taza grande, que debe tener algo de espuma por encima.

Acto seguido, se coloca la taza con la leche debajo del surtidor de salida de la cafetera, y se prepara un espresso con la dosis convencional. Abrimos la extracción, y servimos el café solo durante unos segundos: el tiempo justo y necesario para que se forme la característica lágrima encima de la leche.

En todo caso, la cantidad de café se puede aumentar o reducir en función del gusto del cliente o de la cantidad de leche que hayamos servido en primer lugar.

¿Qué es un café lágrima doble?

Pues, como su propio nombre indica, un café lágrima doble lleva algo más de café que el lágrima normal. Si nos atenemos a las proporciones, podríamos asemejarlo al café manchado, aunque ambas elaboraciones mantienen notables diferencias, como veremos en los próximos apartados.

Diferencias entre el café lágrima y el café manchado

Vamos a ver a continuación las diferencias principales que existen entre el café de lágrima y otras preparaciones populares en España, más que nada para evitar confusiones y distinguir perfectamente cada caso.

Comenzamos con el café manchado, uno de los que más se piden en los bares españoles. La diferencia fundamental con el lágrima es que en el manchado se sirve el café, y la leche por encima, normalmente sin espumar.

Diferencias entre el café lágrima y el café con leche de toda la vida

En este caso las diferencias entre el café lágrima y el café con leche son mucho más evidentes: el café con leche lleva aproximadamente un 50% de cada ingrediente (mitad y mitad) mientras que el lágrima lleva muy poco café.

Diferencias entre el café cortado y el café lágrima

El café cortado lleva mucho más café que leche, justo al contrario que el café lágrima. La leche se sirve encima del café, como una pequeña mancha o lágrima en este caso de color blanco, y es por esto que se habla a veces de un café cortado lágrima, y en algunas regiones se puede confundir el término.

Pero no hay lugar a la duda: el cortado lleva mucho café y una pizca de leche, y el café lágrima justo al revés.

Diferencias entre el café lágrima y la leche manchada

Quizá estas sean las dos preparaciones más similares de todas las que hemos evaluado, pero aun así hay diferencias entre la leche manchada y el café lágrima. La más evidente es que la leche manchada se “mancha” con un chorrito de café, generalmente más generoso que la simple lágrima. Además, el café lágrima suele llevar espuma de leche mientras que la leche manchada suele prepararse a partir de un vaso de leche caliente convencional.

Puntúa si te ha gustado:

Puntuación media: 4.5 / 5. Nº de votos: 2

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto (arroba) comprarmicafetera.com.Más Información: Política de Privacidad.