¿Qué Es El Café De Mojo?

Última actualización: 26/09/2022

Desde hace cierto tiempo las personas se han interesado por buscar alternativas al café tradicional. Una bebida que no les cause los mismos efectos y que sea, incluso, más saludable; pero manteniendo cercanía con el sabor, el aroma y los grandes beneficios que el café ofrece. Por eso, en esta ocasión te contamos qué es el café de mojo (o mojote) y todo lo que debes saber.

El mojo

El mojo, también llamado capomo, mojote, ojoche, entre otros; es el fruto de un árbol típico de Centroamérica –El capomo-, que era usado ancestralmente por los mayas en diferentes escenarios de su cultura por los grandes beneficios que les brindaba y por su abundancia en la región. Dado esto, también se le suele llamar nueces mayas.

Hoy sabemos que la antigua civilización no estaba equivocada con este fruto, pues diferentes estudios hablan de su gran aporte nutricional. Aminoácidos esenciales, vitaminas A, B2, B3, B6, fibra, calcio, hierro y zinc, entre otros; son algunos de los componentes que se pueden extraer de estas nueces.

Estos son elementos que llaman la atención de quienes buscan alternativas más saludables al café tradicional. Además de los nutrientes que aporta, ha gustado bastante que es un alimento libre de cafeína. Lo que, precisamente, muchas personas desean evitar en su día a día.

El café de mojo

Como hemos venido advirtiendo, el café de mojo es una alternativa al grano de café que disfrutamos usualmente. Esta versión de la bebida es apetecida por su inmenso valor nutricional y, por su sabor y color que son muy parecidos al del café que tomamos con regularidad. Esto, debido al proceso de elaboración que es, técnicamente, el mismo.

Para empezar, habrá que tomar algunas nueces de mojo y ponerlas a tostar. Luego, debemos recurrir a nuestro molino de café, y moler el mojote. Posteriormente, con el café listo para hacer la infusión, solo basta con calentar el agua y hacer la infusión, preferiblemente con filtrado, y eso sería todo.

Te recomendamos que por cada taza de agua agregues una cucharada pequeña del polvo. Como verás, la preparación es igual, con la única variación de la semilla, por lo demás, el proceso es el mismo. Ahora, puedes disfrutar una taza de este rico café, con la ventaja de no padecer insomnio, ansiedad o temblores causados por la cafeína.

Déjanos un comentario contando tu experiencia con esta alternativa de café. Nos encantaría saber cómo te fue, qué opinas y si lo recomendarías a los demás amantes del café.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.