Mi Cafetera No Calienta

Última actualización: 17/01/2020

Uno de los problemas más comunes que se encuentran los usuarios de máquinas de café eléctricas es que la cafetera no calienta el agua (o la leche), y esto puede ser debido a diversos factores pero nosotros vamos a analizar los más importantes.

Antes que nada, debemos precisar que los motivos por los que una cafetera no caliente agua pueden variar en función del tipo de máquina. En concreto, las que hacen café espresso funciona de manera distinta a las de filtro.

Qué hacer si tu cafetera no calienta el agua (express)

Vamos a repasar los dos principales métodos que tiene una cafetera express para calentar el agua (un poquito de mecánica cafetera, para ponernos en situación):

  • El Thermoblock: es el sistema más común en cualquier cafetera doméstica moderna. No almacena el agua, sino que la coge del depósito, y calienta solo la que necesita para elaborar el café. Es un sistema más barato y eficiente.
  • La caldera de agua: el método tradicional. La caldera almacena el agua y tiene una resistencia dentro que la calienta. Esta precisión es importante: se calienta siempre la totalidad del agua que hay en la caldera.

Esto mismo vale para las máquinas de café automáticas y para las cafeteras de cápsulas. Todas preparan esencialmente café espresso.

Una de las diferencias entre ambos sistemas es que la caldera es una pieza independiente que se puede desmontar de la cafetera, reparar, sustituir, etcétera. El termobloque, por el contrario, cuando se estropea lo normal es llevarlo al servicio técnico y cambiarlo por otro.

Una vez que conocemos las dos formas que tienen las cafeteras espresso de calentar el agua, pasemos a analizar el problema y sus posibles causas:

¿Por qué mi cafetera no calienta?

Si tu cafetera ya no calienta, puede ser porque se ha estropeado o bien el termoblock, o bien la resistencia en el caso de las calderas, o más común, alguno de los fusibles térmicos

Otra posibilidad es que los fusibles se hayan dañado por un mal funcionamiento del termostato (que no hace otra cosa que controlar la temperatura). Si esto sucede, lo más probable es que aunque sustituyas el fusible dañado al poco tiempo el nuevo vuelva a quemarse también. Necesitarás sustituir el termostato para que los excesos de temperatura se avisen y gestionen correctamente.

A la hora de reemplazar tu termostato, debes asegurarte de que el voltaje y la temperatura de acción son las mismas que el que vayas a cambiar.

¿Qué pasa cuando una cafetera no calienta? Pues si se trata de una express, el funcionamiento en muchos casos es normal (es decir, el agua sigue pasando por los circuitos, la bomba de presión sigue funcionando) pero el café al final te sale frío, ya que el agua utilizada en el filtrado estará a temperatura ambiente.

Si se trata de una cafetera de goteo que no calienta el agua, entonces lo normal es que no funcione. Pero para esto hay tantas respuestas casi como marcas y modelos diferentes de máquinas.

Un problema parecido: la cafetera calienta poco

Esta situación de que la cafetera no calienta bien suele ocurrir con más frecuencia en las cafeteras con Thermoblock que en las que utilizan caldera.

En estos casos, lo más normal es que el sistema de calentamiento funcione correctamente, pero los circuitos estén obstruidos por sedimentos y cal. El agua no circula por tanto con la fluidez debida, y como el termobloque caliente el agua a medida que pasa por su interior, el proceso no se ejecuta con la corrección debida.

Por lo tanto, lo primero que debes hacer si observas que tu cafetera calienta poco es iniciar un proceso de descalcificación.

Qué hacer cuando una cafetera de goteo no calienta

Luego están las cafeteras de goteo, o de filtro, que son muy populares también en España y en latinoamérica. Estas cafeteras suelen funcionar con una resistencia que es la que genera calor en el agua que vamos a filtrar en el cono de café molido.

En los casos más graves es la propia resistencia la que se estropea, pero no es lo habitual. El voltaje llega a la resistencia a través de unos termofusibles o fusibles térmicos (normalmente tres). Los termofusibles funcionan por temperatura (no por voltaje, como los fusibles normales) y muchas veces sucede que uno se estropea.

Los fusibles térmicos suelen dañarse por exceso de temperatura (al dejarse por ejemplo la cafetera encendida mucho tiempo, o por el paso de varios años…).

Por consiguiente, el voltaje no pasa a través del fusible, y no llega a la resistencia, así que al final la cafetera no transmite el calor hacia el agua. En estos casos, basta con sustituir este fusible térmico por uno nuevo. En este vídeo te explican cómo hacerlo:

Como ves, el proceso no es difícil, pero debes tener ciertas habilidades y también saber cómo abrir y volver a montar tu cafetera. Otra opción es llevarla a un servicio técnico, claro.

Si decides hacerlo por tu cuenta y riesgo, puedes comprar tus fusibles térmicos en Amazon. Son muy baratos aunque debes vigilar que tengan la misma capacidad que el que vayas a sustituir. Los que montan en cafeteras suelen ser de 240 ºC.

¿Cómo reparar una cafetera que no calienta?

Para arreglar una cafetera eléctrica que no calienta, lo más común es tener que sustituir el Thermoblock (completo), algún termofusible o el termostato.

En el primer caso, lo más lógico es que la tengas que llevar a un servicio técnico y te la arreglen allí. Debe desmontarse la pieza entera y sustituirla por un thermoblock nuevo. Los termobloques se pueden comprar en Amazon, pero montarlos y conectarlos correctamente dentro de la cafetera ya es otra cosa.

La sustitución de un fusible térmico es sencilla, como podrás ver en los vídeos. Lo que resulta más complicado es detectar cuál de los fusibles está dañado o quemado.

Aquí tenemos un ejemplo de reparación de una cafetera Mr.Coffee que no calienta. Se trata de una cafetera de filtro en este caso.

Mi cafetera calienta, pero no sube el agua

Esta es una situación diferente, y ocurre en las cafeteras de filtro sobre todo.

En las cafeteras de goteo, el agua fría baja del depósito a la resistencia para calentarse, y luego ya caliente sube para mezclarse con el café en el cono donde está el filtro. Son dos caminos independientes, pero estas máquinas llevan una válvula anti-retorno en el fondo del depósito que evita que el agua ya caliente una que sale vuelva al depósito. Es decir, fuerza a que siga el camino correcto.

Si esta válvula anti-retorno (normalmente es una bolita) no funciona correctamente, el agua se calentará pero no llegará al filtro y por tanto no tendrás café.

NOTA: Toda la información de las cafeteras en Amazon se actualiza diariamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto@comprarmicafetera.comMás Información: Política de Privacidad.