Cómo Se Prepara El Café De Trigo

Última actualización: 13/09/2022

El café de trigo es una de las variedades que podemos encontrar frente al café tradicional, tal como también lo es el café de zanahoria. Pues bien, este cereal que usamos diariamente para preparar diferentes alimentos también puede ser usado como café, así que aquí te contamos cómo se prepara el café de trigo.

El café de trigo

El trigo es una planta que se cultiva en muchas partes del mundo gracias a sus características. Este cereal también es consumido en todo el globo de diferentes maneras y con gran variedad de propósitos. Ejemplo de lo anterior son: La cerveza, la pasta, el pan, las galletas, la avena, entre otra gran gama de productos.

Entre todas las posibilidades también se nos presenta en forma de café, que sí, claramente no es café propiamente. El café de trigo está hecho a partir de granos de trigo tostados hasta tener una apariencia similar a la del café y prepararlo de igual forma.

Hoy día, se han popularizado alternativas al café tradicional, a base de diferentes cereales, que también puedan aportar diversos beneficios a nuestra salud.

Beneficios

El café de trigo, como venimos mencionando es una alternativa saludable que aporta a nuestra salud en diferentes aspectos, como:

  • Ayuda a mejorar la digestión.
  • Tiene un aporte nutricional y vitamínico entre el cual podemos destacar: Vitamina B-6, magnesio, hierro y calcio entre otros.
  • No contiene cafeína por lo que no te causará ansiedad, temblores o insomnio.
  • Sus niveles de grasas son bastante reducidos.

Cómo se prepara el café de trigo

El proceso de refinamiento y preparación de este cereal es casi idéntico al que estamos acostumbrados con el tradicional. Podemos encontrar el café de trigo en grano y en polvo, y se puede consumir con leche, crema, azúcar o edulcorantes; según nos apetezca.

Su preparación comienza con el tueste del cereal hasta que quede oscuro, luego se procede con el molido del trigo y su infusión. En el café de dejarlo en polvo, solo basta con hervir agua y agregarle el producto. Eso sí, debido a las características del trigo recomendamos filtrarlo para evitar que pasen partículas no deseadas.

Por otro lado, si no queremos moler el trigo, simplemente debemos hervir el agua y por cada taza agregarle 3 cucharadas del grano. Se deja en el fuego unos 10 minutos más, luego se filtran el café y se deja reposar un par de minutos y ya está listo para ser bebido.

Como notarás, esta es una preparación técnicamente idéntica a la del café tradicional, pero el resultado será diferente en sabor y beneficios. Déjanos saber cómo preparas tú el café de trigo y cómo prefieres consumirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.