La Cáscara del Café: Usos y beneficios

Última actualización: 10/07/2021

En el mundo del café, como consumidores, ejecutamos a diario una serie de operaciones rutinarias a las que no prestamos ninguna atención. Por poner algunos ejemplos: vaciar el depósito del agua, retirar los posos del café de nuestra cafetera, etcétera. En ocasiones, esto provoca que algunos elementos de nuestra industria, como los llamados subproductos del café, pasen desapercibidos de manera injusta. Este es el caso de la cáscara del café, un curioso ingrediente que trataremos de divulgar mejor en nuestro artículo de hoy, y que no debemos confundir con el pergamino, una capa que recubre al grano (no a la cereza) y que a veces se refiere también como cascarilla.

Los frutos del cafeto se conocen como cerezas o bayas de café, y son los que contienen en su interior los granos (generalmente encontramos un par de granos dentro de cada fruto) que luego utilizamos para preparar café. El nombre de cereza viene debido al característico color rojo de su cáscara, que luego se retira tras la cosecha para poder acceder a los granos. Justamente esa cascarilla roja es la que conocemos como cáscara del café, la protagonista de estas líneas.

Para poder utilizar la cáscara de café hay que dejarla secar, de tal forma que el color rojo se transforma en un marrón-cobrizo bastante más oscuro. Conseguirla ya es más difícil, porque no se suele comercializar al gran público (aunque esta tendencia está cambiando) y lo más sencillo suele ser tener un productor cerca con quien puedas contactar para que te reserve una parte de las cascarillas del café antes de desecharlas.

Foto de granos de café en el cafeto

¿Qué es la cáscara de café exactamente?

La cáscara es un subproducto del café. Se trata de la capa de fruta exterior de la cereza del cafeto, lo que conocemos en España como cascarilla del café. Tradicionalmente se consideraba un residuo, que se retiraba del grano de café después de la recolección, antes de poner los granos a secar, y se terminaba desechando porque no se sabía qué hacer con ella.

Pero, como veremos a lo largo de este artículo, en los últimos años se ha extendido y popularizado su uso a través de distintas técnicas, y ha llegado la hora de reivindicarlo.

Aquí en España, la cascarilla de café nos puede parecer algo exótico, y de hecho en toda Europa y en Estados Unidos se trata de un producto aún desconocido. Sin embargo, en otras regiones del mundo como Bolivia o Etiopía sí que se procesa y se consume de manera habitual.

¿Qué hacer con la cáscara del café? Pues una vez que nos hacemos con ella se puede aprovechar para bastantes cosas, no solo consumirla directamente, como podremos comprobar a continuación:

¿Para qué sirve la cáscara del café? Usos principales

Si te estás preguntando para qué sirve la cáscara del café, la respuesta puede ser muy variada. En esta lista resumimos algunos de los principales usos de la cascarilla de café, que no solo pasan por la gastronomía como podríamos pensar en primera instancia.

  • La cáscara de café como abono es la manera más habitual de utilizar la cáscara de café para las plantas, ya que se trata de un potente abono natural. En la tierra donde se ha recolectado el cafeto, se deja la cáscara como fertilizante y se vuelve a sembrar café la siguiente temporada.
  • La cáscara de café para relleno de cojines, almohadas o artículos similares del hogar. Exactamente igual que se hace con la cáscara de trigo u otros ingredientes similares.
  • Cáscara de café para té: esto es algo que explicamos al final de este artículo, es muy habitual emplear la cáscara de café para infusiones. Estas preparaciones se conocen también como café de cáscara.
  • También se puede emplear la cascarilla de café como alimento para ganado, debido sobre todo al alto contenido en fibra que contiene.
  • La cascarilla de café prensada se utiliza cada vez más para elaborar piezas combustibles para chimeneas, barbacoas, etcétera.

¿La cáscara del café tiene cafeína?

Sí. Al retirar la cáscara de café del fruto, se conserva parte de la molécula que tiene el café (no toda) y por tanto esta cafeína va a estar presente si la tomamos, por ejemplo, en una infusión como relatamos en el apartado siguiente. La cafeína del café no es un componente exclusivo del grano.

En definitiva: la cáscara del café tiene cafeína, aunque no tanta como una taza de café convencional.

Cáscara de café: Beneficios y propiedades

Cuando hablamos de los beneficios de la cáscara de café, hay que diferenciar dos aspectos clave. Por un lado tenemos un beneficio inherente al aprovechamiento de toda la materia prima y la sostenibilidad de la industria. Si se generaliza el uso de la cascarilla del café, se reducirá notablemente el desperdicio que generan los productores de café.

Por otro lado, están los beneficios de tomar cáscara de café en infusiones o preparaciones similares. Es decir: ingerirla. Estos están relacionados con las propiedades organolépticas de este producto. Entre estas propiedades de la cáscara de café están:

  • El poder antioxidante.
  • La energía que nos aporta la presencia de cafeína.
  • Alto contenido en fibra y en compuestos fenólicos.
  • Las cáscaras del café contienen una gran cantidad de minerales, potasio y ácido clorogénico.

¿Se puede sacar la cáscara del café?

Para retirar la cáscara del café suelen emplearse técnicas manuales y a menudo rudimentarias, tanto la cáscara propiamente dicha (la de la cereza) como la cascarilla o pergamino del grano ya seco.

¿Cómo deshidratar la cáscara de café?

Si consigues cáscara de café fresca (todavía de color rojo), necesitas secarla para poder hacer uso de ella. Lo más sencillo es usar un deshidratador de alimentos, pero si no tienes uno en casa el método más efectivo y más natural es dejar secar la cáscara de café al sol, hasta que coja el color que ves en la imagen:

Cáscara de café: Propiedades y beneficios

La infusión de cáscara de café: beneficios y preparación

Esta infusión se conoce también como café de cáscara, y tiene algunos beneficios importantes que pasamos a resumir a continuación:

  • El café de cáscara es una bebida energizante, ya que contiene una alta cantidad de cafeína. No encontrarás muchas infusiones con esta fuerza.
  • El aprovechamiento. Es una bebida que está al alza y, de continuar esta tendencia creciente, permitirá reducir sobremanera los residuos y desechos que se generan durante la producción de café. Hay que recordar que los productores desaprovechan muchísimas toneladas de cáscaras de café al año, porque no pueden comercializarlas (nadie se las compra).
  • Además de reducir residuos y por tanto colaborar en la sostenibilidad del medio ambiente, el consumo del café de cáscaras permite otorgar un beneficio o comercialización extra a los productores de café, que normalmente son el eslabón más débil de la cadena productiva (los que más riesgos asumen, y los que menos beneficios obtienen).
  • La infusión de cáscaras de café es diurética y tiene altas propiedades antioxidantes.
  • Tiene un sabor dulce y suave, de manera que no es necesario añadirle azúcar y por tanto es una alternativa ideal para quienes necesiten perder peso o eliminar los azúcares extra de su dieta.

¿Cómo se hace la infusión de cáscara de café? Paso a Paso

Tiempo necesario: 5 minutos.

Hacer una infusión con cáscara de café es realmente sencillo si conoces el método. No se distingue mucho de la elaboración de cualquier otra infusión convencional, y solo necesitarás controlar o ajustar los tiempos de reposo. Aparte de la cascarilla de café, necesitarás también agua caliente, y una cafetera de cuello de cisne para servirla.

  1. El primer paso para hacer nuestro café de cáscaras es poner las cáscaras o pulpas en el infusor.

    Si usamos una cafetera de émbolo, entonces pondremos el producto en el fondo del vaso. La proporción correcta como referencia es de aproximadamente 10-12 gramos de cáscara de café por cada 300 mililitros de agua si usas un infusor, o incluso un poco más si usas una prensa francesa para la infusión.

  2. Añadimos agua caliente

    Por lo general, el vertido ha de ser lento y debemos utilizar una cantidad abundante de agua caliente. Cuando hablamos de vertido lento, nos referimos a hacer diversas pausas durante el procedimiento para no servir todo el agua caliente de golpe, y conseguir que las cáscaras suelten con mayor facilidad sus aromas y matices.

  3. Dejamos reposar 2-3 minutos

    Simplemente para dejar que el agua que pueda quedar en el infusor termine cayendo a la tetera. En el caso de que estés usando una prensa francesa, tendrás que esperar algún minuto más.

¿A qué sabe la cáscara de café en infusión? Pues, como te puedes imaginar, su sabor no es exactamente igual al del café. Es muy dulce y afrutado, ya que tiene muchos carbohidratos, y por lo general no es necesario endulzarla aunque lógicamente esto va a gusto de cada uno. Recuerda que la cáscara del café solo se puede preparar en infusión, y este método no tiene nada que ver con el filtrado o el café espresso, que extraen unos matices completamente diferentes del fruto.

Como ves en los vídeos, se puede utilizar una clásica cafetera de émbolo o incluso una taza de té con infusor, de las que se usan para preparar infusiones normales que no tienen nada que ver con el café. Recordamos que esta preparación se conoce también como café de cáscara, o té de cáscara de café.

El café Cáscara Latte: ¿Moda pasajera o extravagante?

El cáscara latte es realmente el único café de cáscara digno de llamarse como tal, ya que las anteriores realmente se parecen más a un té o infusión tradicional.

Como puedes ver, la preparación del café cáscara latte es muy sencilla siempre y cuando domines la infusión que hemos visto en el apartado anterior. Se trata de hacer una infusión o té de cáscara de café por un lado, y otro preparar un espresso tradicional. Los mezclamos ambos en las proporciones que más nos gusten, y coronamos la elaboración (siempre en vaso o taza grande) con una capa de leche caliente con espuma, que es de donde esta bebida toma su nombre final.

Puntúa si te ha gustado:

Puntuación media: 4.3 / 5. Nº de votos: 3

Sé el primero en puntuar este contenido.

2 respuestas a “La Cáscara del Café: Usos y beneficios”

  1. Cesar dice:

    Me ha interesado mucho tu publicación y me interesaría poder aprender un poco mas acerca del tema.

    • ComprarMiCafetera.com dice:

      Hola, Cesar. Muchas gracias por ser lector de ComprarMiCafetera.com 😀
      El tema de la cáscara de café es muy interesante, nos enseña a utilizar mucho mejor este gran recurso y disminuir los desechos producidos. Por ahora, la información de este artículo es todo lo que tenemos al respecto, ¿ya has probado la infusión de cáscara de café?
      Esperamos que puedas seguir encontrando artículos interesantes en nuestra página.
      Un abrazo! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.