¿Por qué no sale café de mi cafetera automática?

Última actualización: 08/08/2022

El colmo de los colmos es tener una cafetera de la que no sale café, y más si es automática. Después de todo, las superautomáticas son la crema innata del mundo de las máquinas de hacer café, y esto se ve reflejado en su precio.

Así que si te encuentras en una situación como esta, es normal alarmarte y comienzar a cuestionarte tu decisión, y todo el dinero que invertiste en esta máquina. Pero antes de pensar en un devolución o cualquier otra medida drástica considera que se puede tratar de un problema menor.

En este artículo, vamos a hablar de los problemas (más comunes) que pueden estar interfiriendo en la salida del café. Iremos uno a uno con su respectiva solución. Eso sí, antes asegúrate de que la cafetera esté conectada a la toma, y que el depósito de agua esté lleno.

Además, es normal que solo salgan unas pocas gotas de café si es la primera vez que usas la máquina. Luego, de unas cuantas bebidas, la cantidad se regulará. Dicho esto, y si no se trata de ninguna de estas opciones, esto es lo que puede estar ocurriendo:

¿Verificaste si la boquilla de café está tapada?

Tanto en cafeteras express manuales como automáticas, este es un problema común, por lo que se recomienda mirar de abajo hacia arriba tu cafetera y revisar si existen posos obstruyendo la o las boquillas de salida del café. De ser el caso, hay dos opciones disponibles: utilizar una aguja, o un limpiador de conductos.

¿La cafetera automática hace un ruido fuerte?

Cuando tu cafetera automática emite un ruido fuerte, el agua del depósito no fluye y el café no sale, el causante de todos nuestros males puede ser el aire atrapado. Resolverlo, por fortuna, es una tarea sencilla incluso para los neófitos.

En primer lugar, apaga la cafetera. Luego, vacía el tanque de agua y retira el filtro de agua si tienes colocado uno. Procede a introducir el filtro, llenar el tanque y colocarlo en su lugar. Una vez hecho, enciende la cafetera y cuando se haya calentado, prepara entre 1-2 tazas de agua caliente. ¡La cafetera debe estar lista para dispensar una deliciosa taza de café!

¿Una unidad de preparación obstruida? Lo siento, pero no hay café

La unidad o el sistema de preparación es fundamental para que puedes obtener esa preciada taza cada mañana. Si este está sucio, u obstruido, será poco probable que logres hacerlo. Así las cosas, debes crear el hábito de enjuagar la unidad de preparación todas las semanas.

Para ello, apaga la cafetera, y aguarda entre 15-20 segundos a no escuchar ningún sonido. Cuando la máquina esté en total silencio, abre la pruerta de mantenimiento, que suele estar a un costado de la cafetera. Claro está que esto dependerá del modelo. Si no lo sabes, siempre puedes consultar en el manual de instrucciones.

Una vez abierta la puerta, retira la unidad, la mayoría de ellas cuentan con un botón que te permitirán sacarla con facilidad. Después, procede a enjuagar el sistema con agua tibia, y dejar secar al aire libre antes de volver a instalarlo.

Mientras el sistema se seca, utiliza un paño de microfibra húmedo para limpiar el interior de la cafetera, puedes encontrar restos de café u otras suciedades. Para terminar, una vez que tanto el interior como la unidad de preparación estén secos, puedes proceder a colocarla.

Mucha cal en la cafetera se traduce en que no habrá café

Los depósitos de cal son otro mal común de las cafeteras. Por ello, muchas cafeteras ofrecen sistemas de limpieza y descalcificación automáticos o, en su defecto, indicadores que te alertarán cuando debas realizar el proceso.

Así las cosas, procura no saltarte el aviso de la cafetera o el proceso automático, de modo que la cafetera siempre dispense café.

¡Oh, no! Una obstrucción en el depósito de café molido

Si tienes una cafetera automática con depósito para café molido, debes estar contento y, a su vez, alerta, ya que cuando este compartimiento se obstruye, no sale café. La buena noticica es que esto se puede resolver en nos pocos pasos:

Primero: apaga la cafetera, y espera entre 15-20 segundos a que esté por completo en silencio. Segundo: abre la puerta de la unidad de preparación y retírala. Tercero: abre la tapa del depósito de café molido e introduce el mango de una cuchara. Cuarto: Mueve la cuchara hacia arriba y hacia abajo, de modo que caiga el café molido que está obstruyendo el depósito, ¡y listo!

¿Probaste todas las soluciones anteriores y aún no sale café de tu cafetera automática? Considera contactar al servicio técnico y explicarles la solución. En algunos casos, puede ser un problema que va más allá del aseo de la máquina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.