Cómo Limpiar una Cafetera Italiana Quemada

Última actualización: 16/11/2017
Cómo Limpiar una Cafetera Italiana Quemada
4 (80%) - 4 votos

Los poseedores de una cafetera italiana se enfrentan con frecuencia a un problema estético muy desagradable: el calor del fuego quema o desgasta la parte inferior de la cafetera hasta ennegrecerla. Y claro, es una lástima. Este es un fenómeno que se da, sobre todo, si calentamos nuestra moka en una cocina tradicional de gas. Y también puede ocurrir si nos despistamos y dejamos la cafetera en el fuego demasiado tiempo. Nos referimos, lógicamente al exterior de la cafetera, aunque a veces el café se puede quemar y dañar también el interior de nuestra moka (algo que sucede con mayor frecuencia cuando se quema la comida dentro de ollas, cacerolas y sartenes).

En definitiva: ¿Qué podemos hacer para recuperar el tono y el brillo originales de nuestra cafetera italiana quemada? Bien, pues lo primero que debemos distinguir es si nuestra cafetera es de acero inoxidable o de aluminio, ya que ambos materiales necesitan tratamientos diferentes. Vamos a ver algunas recomendaciones específicas para cada material.

Cómo Limpiar una Cafetera de Acero Inoxidable Quemada

Si la cafetera es de acero inoxidable, el bicarbonato es un buen aliado. Hay que tener cuidado, porque los productos demasiado abrasivos pueden dañar el acero inoxidable, así que no podemos emplear cualquier cosa si queremos conservar el aspecto original de nuestra cafetera.

En líneas generales, una buena idea es sumergir primero el elemento quemado (en este caso, una cafetera) en una solución de agua y ácido natural. Paso a paso, aconsejamos probar el siguiente método:

  1. Vierte dentro de tu cafetera dos partes iguales de agua y vinagre (por ejemplo, una taza de agua y una taza de vinagre). Si la quemadura es en la parte exterior, deberás verter esta mezcla en un recipiente más grande, y sumergir luego la cafetera en él.
  2. Añade a la mezcla una cucharada de bicarbonato sódico.
  3. Coloca la cafetera (o el recipiente que contenga a la cafetera) en el fuego, y ponla a calentar. El objetivo es que la solución hierva. Puede salir un poco de espuma… es normal, no te asustes.
  4. Cuando ya esté suficientemente caliente y hayan pasado algunos minutos, puedes probar a raspar las quemaduras. Para ello, usa una espátula o cualquier elemento similar, pero ten cuidado de no rayar la superficie. Si ves que no salen, puedes hervirla un poco más, para que la suciedad o quemadura se ablande del todo.
  5. Cuando hayas frotado y eliminado parte de la superficie quemada, retira la cafetera del fuego.
  6. Ahora, si las quemaduras estaban dentro de la cafetera, rellena el interior de la misma con bicarbonato sódico. Tienes que cubrir por completo las manchas quemadas.
  7. Nuevamente friega, o frota, hasta que toda la superficie quemada haya desaparecido.
  8. Por último, aclara la cafetera y sécala bien. No tardes mucho, es importante que la cafetera no permanezca mojada demasiado tiempo.

Como ves, el procedimiento consta de varios pasos pero se pueden resumir en ablandar primero las quemaduras con una solución natural ácida (agua y vinagre), a la que se le añade bicarbonato.

https://www.youtube.com/watch?v=HVSsXyy2bW4

 

Otras opciones similares, o como mínimo parecidas, son las siguientes:

  • Poner a hervir la cafetera solo con agua y vinagre (en las proporciones indicadas anteriormente). Cuando el agua ya ha hervido, se apaga el fuego y se deja la cafetera remojándose en el agua durante 24 horas. Posteriormente, se lava o se frota para intentar sacar la parte quemada. Si no tenemos mucha prisa, este método es más efectivo que el anterior (aunque más lento, claro está).
  • Si las manchas de quemado no son demasiado gruesas, podemos probar a puliar y limpiar el acero inoxidable. Para ello, vamos a hacer una pasta o crema a partir de tres cucharadas de bicarbonato de sodio, a  las que añadiremos agua suficiente para que la mezcla sea consistente (no ha de quedar muy líquida). Una vez tengamos lista la pasta, la frotamos en nuestra cafetera con una esponja o trapo, y lo enjuagamos bien.
  • Otro truco para limpiar una cafetera quemada es frotar la superficie quemada con una bola de papel de aluminio. Esto funciona en todas las superficies, pero recomendarlos intentarlo solo si la cafetera es de acero, porque las de aluminio se pueden rayar. Tendremos que hacer menos esfuerzo si previamente hemos sumergido la superficie quemada en la solución ácida, o de vinagre, que hemos comentado en el apartado anterior.

Limpiar cafetera italiana quemada

¿Qué Hago Después de Limpiar la Superficie Quemada de Mi Cafetera?

Ya que te pones a limpiar y cuidar tu cafetera, lo mejor será que tomes precauciones, y aproveches para pulirla y dejarla como nueva. Así que, después de limpiar una cafetera quemada, elimina las estrías y pequeños arañazos de la superficie con aceite de oliva o incluso agua con gas. Sí, no pongas esa cara de sorpresa… ya hemos dicho que los elementos naturales son los mejores para evitar dañar la superficie durante la limpieza.

¿Cómo hacerlo? Simplemente humedeciendo un trapo o una esponja nueva con el aceite -o con el agua con gas- y frotando muy bien la superficie que queremos pulir. Si no conocías este truco para pulir el acero inoxidable, ya estás tardando en ponerlo en práctica.

Cómo Limpiar una Cafetera de Aluminio Quemada

Por último, vamos a intentar limpiar las cafeteras de aluminio. El aluminio no es demasiado difícil de limpiar, pero tiene un gran inconveniente: se raya fácilmente. Así que debemos tener cuidado, en especial porque en el caso de las cafeteras las manchas de quemado no siempre salen a la primera. Nunca utilices productos químicos ni estropajos fuertes (lanas de acero, etcétera) para limpiar tu cafetera de aluminio.

  1. Una buena medida, como primer intento, es sumergir un tiempo la cafetera en agua caliente y jabón, para que la suciedad se ablande. Después, puedes comenzar a limpiar las manchas de quemado con normalidad.
  2. Si esto no nos funciona, entonces pasamos al plan B: vamos a hervir agua y mezclarla con alguna solución ácida natural (vinagre blanco, zumo de limón, etcétera). Puedes usar como referencia la medida de dos cucharadas de ácido por cada 250 ml de agua. Sumerge tu cafetera en esta mezcla y espera unos minutos, hasta que el agua se enfríe. Acto seguido, prueba a limpiar la cafetera nuevamente con normalidad (con una escobilla y un poco de jabón). Esto proceso es similar al que hemos descrito previamente para las cafeteras de acero inoxidable.

Una respuesta a “Cómo Limpiar una Cafetera Italiana Quemada”

  1. Carlos Méndez dice:

    Cómo limpiar las manchas de agua exteriores. La cafetera es nueva de aluminio pero que brilla como si fuera acero inoxidable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto@comprarmicafetera.comMás Información: Política de Privacidad.