Cómo hacer un enema de café

Última actualización: 30/12/2019

Hoy vamos a tratar un tema delicado, pero que interesa a muchos de nuestros lectores: cómo se hace un enema de café, qué beneficios tiene y cómo realizar un enema de café correctamente. Ya sea para eliminar toxinas, para desintoxicar o para solucionar algún problema puntual en el vientre, el enema de café es una práctica ancestral que, pese a su popularidad, realmente no cuenta con ninguna evidencia médica o científica que la respalde.

El enema o limpieza rectal se ha realizado desde siempre (se conocen indicios de su existencia en la antigua civilización egipcia), pero el uso de los enemas de café es algo más moderno, de principios del siglo XX. La teoría alrededor de la idea de realizar un enema de café es que la cafeína acaba llegando al intestino delgado y al hígado, y actúa como estimulante natural (como cuando bebemos el café) de una manera más poderosa que los enemas convencionales.

⚠️ IMPORTANTE: Jamás sustituyas nuestra opinión por la de un profesional médico. Consulta siempre con tu médico de cabecera antes de poner en práctica cualquier acción relacionada con este tema.

¿Qué es un enema de café?

Un enema es una lavativa de toda la vida. Se trata del proceso mediante el cual se inyecta un líquido a través del ano para limpiar o facilitar la evacuación del recto y del intestino grueso. Es una práctica muy utilizada para descargar el vientre, solucionar problemas de estreñinimiento, o por higiene.

Un enema de café, como podrás intuir, es una lavativa pero realizada con café. ¿Qué café se utiliza para el enema? Pues normalmente se usa un café 100% para desintoxicación, específico para el propósito de eliminar las toxinas de tu cuerpo. Aquí tienes algunos ejemplos:

Normalmente se trata de café soluble en agua, de fácil disolución para utilizar con las peras de irrigación necesarias para los enemas.

¿Cómo aplicar un enema de café?

Un enema con café se administra de la misma manera que un enema de color normal, con cualquier otro líquido. Necesitarás preparar el café de antemano, meterlo en la bolsita del enema, y luego administrarlo con el kit de enemas que utilices habitualmente. Puedes pedir un kit de enema casero en tu farmacia, o comprarlo en Amazon, no es nada complicado conseguirlos. Puedes ver varios ejemplos aquí:

Cosas que debes tener en cuenta antes de aplicar tu enema de café:

  • Comprueba la temperatura del café con un termómetro, es algo que te vas a introducir en el cuerpo así que es importante comprobar que no está demasiado caliente ni demasiado frío. La temperatura corporal suele ser una buena referencia.
  • No utilices agua del grifo para hacer el café, mejor agua purificada o mineral.
  • Debes retener el enema durante 10 o 15 minutos (ni más ni menos de este tiempo).

¿Con qué frecuencia hacer el enema de café?

Hacer un enema de café con entre quince días y un mes de frecuencia suele ser lo recomendable, al menos como parte de una rutina de desintoxicación y cuidado general del organismo.

Sin embargo, en casos de mucha “carga” o de mucha congestión intestinal, hay quien lo hace incluso una vez la semana.

También es importante saber a qué hora hacer el enema de café. Suele ser recomendable hacerlo por la mañana; o al menos si se hace por la tarde procurar hacerlo con menos líquido hasta acostumbrarse a la retención.

¿Para qué sirve el enema de café orgánico?

Hay quienes usan el enema de café para adelgazar, para desintoxicar, eliminar toxinas, para los riñones o hacen un enema de café para limpiar el colon. En general, es un método de limpieza intestinal o rectal, así que después de retener tu enema durante unos minutos simplemente vas al baño y haces deposición para expulsar todo lo que no necesitas tener ahí adentro.

Como ya hemos apuntado antes, también se utilizan los enemas de café para limpiar el hígado, debido a que la cafeína facilita la secrección de bilis por parte de este órgano.

Sin embargo, no hay ninguna evidencia científica ni ningún estudio que respalde médicamente los efectos positivos de hacer un enema de café. Lo que ocurre, como en todo, es que al final hay mucha gente que lo hace por su cuenta y riesgo, y existen testimonios de toda índole (también positivos, por supuesto).

Libro sobre el enema de café
Un libro práctico para conocer qué son los enema de café, cómo se hacen cuáles son los beneficios del enema de café.

Contraindicaciones del enema de café

Cualquier persona que tenga enfermedades renales o hepáticas no debería hacerse un enema de café. Tampoco está indicado para embarazadas o en general para personas sensibles a los desequilibrios electrolíticos.

¿El enema de café es peligroso?

Si se hace bien y tomando las precauciones adecuadas, el enema de café no es peligroso. En el peor de los casos, podría resultar inocuo. Si no se hace bien, como cualquier enema, puede derivar en problemas importantes, desgarros, deshidrataciones o desequilibrios de los electrolitos. Siempre debes consultar con un profesional médico antes de hacer este tipo de prácticas.

NOTA: Toda la información de las cafeteras en Amazon se actualiza diariamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto@comprarmicafetera.comMás Información: Política de Privacidad.