Café Sacher

Un cafecito por favor, y mejor si es un café Sacher. Esta bebida es una adaptación de la famosa tarta Sacher (o Sachertorte en alemán). Este dulce es una tarta típica de Austria, y cuyo ingrediente protagonista es el chocolate.

La tarta Sacher fue una creación que salió a luz a finales de 1832 por Franz Sacher. Su exquisito sabor a chocolate y su textura esponjosa logro cavar un hueco dentro de las tradiciones familiares y populares de la localidad; tanto en su confitería como en el Hotel Sacher negocio que fundó su hijo son los espacios que podemos encontrar esta tan famosa tarta.

¿Y qué tiene de especial esta tarta Sacher? Pues parte de un bizcocho de chocolate muy muy esponjoso que se caracteriza en dos capas entre las que se extiende una capa de mermelada. Después se vuelven a unir las dos porciones y se recubren con una cobertura de chocolate negro que escurre por los lados hasta cubrir toda su superficie visible.

Más adelante te daremos la receta de esta tarta pero antes, empecemos este recorrido gastronómico con la preparación del café Sacher, esta versión ingeniosa que toma la esencia misma de la tarta originaria.

Por lo tanto, hoy en la sección de Recetas de Café, vamos a enseñarles cómo se prepara un café Sacher en simples pasos. ¿Estás listo? ¡Empecemos!

Ingredientes de la receta de café Sacher

  1. Café en grano/ molido
  2. 120ml de leche (puedes utilizar otro variantes de leche vegetales para la preparación del Café Sacher, tales como leche de avena, de soya o de almendras)
  3. 2gr de cacao en polvo
  4. 10 virutas de chocolate
  5. 2 cucharadas de mermelada de albaricoque

¿Cómo se hace el café Sacher casero?

Comenzaremos la preparación agregando las dos cucharadas de mermelada de Albaricoque en la base de la copa o vaso de cristal para la presentación.

En tu cafetera de preferencia, si dispone de modalidades extras de chocolate caliente, vamos a introducir la leche y el cacao para la elaboración de este brebaje chocolatoso. No obstante, si gusta puedes realizar este punto de la receta en una olla o en su robot de cocina que disponga.

Cuando tengamos el chocolate caliente listo, lo añadimos en el vaso hasta que cubra unos 2/3 de la copa. Ya para ir finalizando la receta del Café Sacher, solo falta el ultimo nivel de sabor. En tu cafetera preferida, elaboramos una tazita de café negro molido o en granos, después con un poco de leche fría, unificamos para así dar con un poco de café con leche. Este paso puede adaptarse al gusto del consumidor, todo dependerá del cuanto café y cuanta leche gusta para el equilibro de un café con leche.

Ahora, si tu cafetera dispone de hacer espuma, añade el café con leche y selecciona la modalidad. (Este paso de la receta, puedes realizarlo sin ningún problema en tu robot de cocina disponible, o con un batidor de mano eléctrico o manual.)

Ya con la espuma lista, la agregamos en la copa encima del chocolate caliente hasta cubrir el vaso. Este ultimo paso, podemos cambiarlo omitiendo el café en la preparación y solo utilizando la espuma de la leche, o si por el contrario, no puedes consumir cafeína puedes cambiar los granos de cafe por tu producto libre de cafeína.

Para finalizar esta deliciosa y fácil receta de café Sacher, se decora con virutas de chocolate amargo o con leche.

NOTA: Recuerda que puedes adaptar los pasos de esta receta y hacer tu café Sacher con Thermomix. Los ingredientes, cantidades y procesos serán esencialmente los mismos, pero adaptados a la máquina.

Una elaboración sencilla y con pocos ingredientes, perfecta para esa tarde entre amigos y familiares. Bebida que iguala en olor y sabor a la originaria Tarta Sacher, pero con un toque de café que para nosotros, potencia su sabor a un nuevo nivel. Pero ahora, veamos la preparación de la receta tradicional de la tarta Sacher.

Receta de la Tarta Sacher

Si la receta del Café Sacher te dejo encantada, esta tarta es la madre de estos sabores. Ya después que la preparares nos dirás que es una delicia perfecta para esas tardes de fatiga; cuando el cuerpo nos pide un poco de azúcar/chocolate.

La Tarta Sacher no es un simple torta de chocolate; ella se trae un as sobre la manga que ya verás a continuación cuál es.

Empecemos ya, que la tarde se avecina y el hambre aprecia.

Ingredientes de la tarta Sacher

(molde de 22 cm de diámetro)

Ingredientes para la torta y el relleno:

  • 100 gramos de mantequilla sin sal.
  • 6 huevos.
  • 100 gramos de almendras peladas.
  • 100 gramos de azúcar glas o pulverizada
  • 65 gramos de cacao puro en polvo.
  • 100 gramos de azúcar blanco.
  • 10 gramos de levadura química.
  • 100 gramos de harina de trigo.
  • 300 gramos de mermelada de albaricoque.

Ingredientes cobertura de chocolate:

  • 100 mililitros de nata para montar.
  • 130 gramos de chocolate para fundir.
  • 20 gramos de mantequilla sin sal.
  • 2 cucharadas de agua.

¿Cómo se hace la Tarta Sacher?

Lo primero y principal de toda torta es la preparación del bizcocho. Para ello comenzamos dorando un poco los 100 gr de almendras peladas en una cazuela a baja temperatura; o también, puedes hacerlo poniéndolas en una bandeja de horno por unos 15 minutos a 150° C, siempre con un ojo pendientes de ellas. Aunque, si buscas rapidez en este procedimiento, te aconsejamos hacerlas en el sartén, es más sencillo de controlar y en solo 5-8 minutos estarán listas.

Con una picadora o un robots de cocina que disponga de esta función, trituramos las almendras hasta que tenga una textura de harina gruesa. Reservamos.

Precalienta el horno a unos 170ºC y en un model de 22cm de diámetro vamos a engrasar y enharinar el recipiente. Ya con estos dos pasos adelantados, podemos ir preparando el bizcocho.

En un recipiente grande mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente para que sea fácil trabajar con ella y el azúcar. Batimos bien con una batidora de mano eléctrica o manual hasta que la mezcla este completamente homogénea.

Ahora vamos a separar las claras de las yemas de los 6 huevos. Para este paso, debes tener los huevos a temperatura ambiente, por lo que tendrás que sacarlos anteriormente unos 30 minutos antes de empezar a elaborar el bizcocho. Ya separadas las yemas, empezamos a montar las claras en otro bol con unas varillas eléctricas para mayor rapidez en la preparación.

Cuando estén casi en punto de nieve con una paleta vamos a ir agregando el azúcar glas; siempre en movimientos envolventes para no perder el aire de las claras. Reservamos.

En el bol en el que ya teníamos la mantequilla y el azúcar mezclada, vamos a ir agregando las yemas de una en una; haz lo mismo con la harina de las almendras molidas. Incorpora también el cacao en polvo a través de un colador para que no tenga grumos y sigue batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan integrado entre sí. Incorpora las claras poco a poco y mezclando con movimientos envolventes con ayuda de una paleta de cocina para que no perder el aire de las claras.

Con la ayuda del colador, tamizamos la harina de trigo y la levadura química haciendo que pasen por él para que caiga a la mezcla sin grumos y se disuelva mejor. Siempre con movimientos envolventes.

Ahora en el molde engrasado y enharinado se pasa la mezcla del bizcocho y por unos 35 minutos en el horno. Para conocer si la torta esta perfecta de cocción, puedes hacer la prueba del palillo; si sale seco al introducirlo en el bizcocho ya estará listo sino, será necesario dejarlo unos minutos más (bajo una estricta vigilancia).

Enfriar en una rejilla para seguir con el siguiente paso. Con la torta todavía un poco tibia, vamos a dividir en dos partes. Puedes utilizar dos palillos que te servirán de guía al momento de unificar los dos trozos de la torta. Con una paleta o pincel de cocina, pintaremos la porción de abajo del bizcocho con la mermelada de albaricoque y volvemos a colocar la segunda capa de arriba con mucho cuidado, utilizando los palillos como guías.

Para ir finalizando esta deliciosa receta de tarta Sacher, solo falta agregar la cobertura de chocolate y para eso, es necesario que en una olla a fuego medio cocinemos la nata. Cuando empiece a hervir, retiramos de la estufa y añadimos el chocolate ligeramente troceado y la mantequilla sin sal. Removemos los ingredientes hasta que estén completamente unificados.

Por ultimo, incorporamos las 2 cucharadas de agua, que ayudarán a que la mezcla tenga una contextura más acuosa y sea más sencillo que el ganache de chocolate fluya por la tarta y quede bastante liso. Reservamos unos minutos hasta que la cobertura no este tan caliente.

Mientras, vamos trasladando el bizcocho a una rejilla y ésta sobre una bandeja para evitar que el chocolate liquido se desperdicie en el mesón de trabajo. Con los ingredientes e implementos listos, empezamos a verter la cobertura sobre el bizcocho procurando bañar todo el dulce. (Puedes usar una paleta para maniobrar mejor el chocolate sobre la tarta y así rellenar todos los espacios y bordes del pastel)

Para que esta Torta Sacher este en su mejor punto de gloria, lo recomendable es dejarla unos 30 minutos como mínimo en el refrigerador, para que la cobertura se solidifique. ¡Y listo! ¡Toques las campanas que ya es hora de merendar!

La Tarta Sacher como su adaptación a la bebida de café Sacher son un ejemplo perfecto entre el equilibro de lo dulce y lo amargo. Nada mejor de los dos mundos para compartir y degustar. Receta fácil y sencilla de café Sacher que en simples pasos tendrás ya preparada para cualquier momento del día y para todo evento. ¿Estás listo para prepararla?