Carlota de Café

La próxima vez que tengas visitas, sorpréndelos con una rebanada de carlota de café. Un postre delicioso, fácil de preparar que amarás desde el primer bocado. Si te gustan los postres con café, como el tiramisú fácil, esta torta tipo carlota es perfecta para ti, ya que combina la dulzura de las galletas con el aromático y rico sabor del café. También se denomina carlota de café con soletas (o con galletas) debido al papel protagonista que tienen las galletas en su elaboración.

Hoy te traemos 3 versiones de recetas de carlota de café, fáciles, y con su paso a paso para que no te compliques en sacar medidas de los ingredientes sino solo seguir las indicaciones, el camino que te traemos aquí; que Hansel y Gretel están esperándote del otro lado.

Es el dulcito de la tarde o postre para esa visitas inesperadas de la suegra, que cuando nos sucede quedamos con el que dar o brindar. Pues, no se hable más y empecemos la preparación de la carlota de Café casera.

Ingredientes de la torta Carlota de Café

(Para 6 personas. Duración: 2 horas 30 minutos aproximadamente)

Estos son los ingredientes para hacer la carlota de café fácil en tu casa:

  • 125 gr. de mantequilla sin sal.
  • 4 yemas de huevo.
  • 3 cucharadas de café soluble.
  • 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla.
  • 1 sobre de gelatina en polvo o grenetina.
  • 30 piezas de galletas de mantequilla cuadradas (si no tienes de este tipo de galletas no te preocupes puedes cambiarlas por 2 paquetes de galletas maría de las de toda la vida). La carlota de café con galletas maría también está igual de rica.
  • 400 gramos de leche condensada.

Preparación de la torta tipo Carlota de Café

¿Sabes cómo hacer una carlota de café? Pues no tiene ninguna complicación: si sabes hacer el tiramisú casero, sabrás hacer también la carlota de café, porque la filosofía es parecida. La diferencia es que el tiramisú se hace con una masa de bizcocho, y la carlota del café con galletas. Pero el montaje capa por capa, y la idea de emborracharlo con una solución de café la comparten ambos postres. En fin, vamos al grano:

Para hacer la carlota de café, empezaremos disolviendo nuestro café soluble en una cucharada de agua mientras tanto en dos cucharadas de agua fría dejamos hidratando la gelatina.

Con una batidora de mano con una batidor de alambre manual, batimos las mantequilla junto con las yemas, la leche condensada, el café y la vainilla. Mezclamos bien hasta que estos ingredientes se incorporen por completo. La mezcla debe quedar suave y homogénea, porque es la que luego le va a dar consistencia a nuestra tarta carlota de café.

A continuación, a nuestra mezcla de mantequillas, yemas, leche condensada, café y vainilla agregaremos la gelatina previamente hidratada. Revuelve muy bien todo, y reserva. Cuanto más mezcles, mejor.

Seguimos: en un molde (refractario o desmontable) engrasamos muy bien la base y los laterales. Para conseguir una textura ideal para tu carlota de café casera, debes cubrir el fondo con las galletas y ir sellando esa capa con la crema de café anteriormente preparada. Sigue capa por cada, una de galleta, otra de crema y así sucesivamente hasta que acabemos con una última capa de crema de café.

Deja reposar la carlota de café en la nevera por un mínimo de 3-4 horas para que cuaje bien, pero te recomendamos que lo dejes de un día para otro . Pasado este tiempo podrás desmoldar y decorar.

Con respecto a la decoración tienes una mil y una formas de decorar tu carlota de café, desde virutas de chocolate, pasando por el sirope de chocolate, cobertura de chocolate sencilla, con crema chantilly o simplemente espolvorear cacao por encima. ¡Como más te guste!

Como has podido leer, esta preparación de Carlota de Café no necesitas tener horno para cocinarla, lo que la hace un postre fácil, sencillo de elaborar. Es perfecta para ti porque solo vas a necesitar de tu refrigerador.

Cómo hacer la carlota de café

Foto: Lukafe.com.com

Receta de Carlota de Café con licor

La segunda variación de elaboración de Carlota de Café, subimos el tono de sabor y experiencias con el toque dulce-amargo del licor. Es la niña consentida de las reunión de tus compañeros de trabajo o de tus conocidos en esa tarde donde nuestro cuerpo nos exige un dulcito.

Como podrás comprobar, los ingredientes son prácticamente los mismos… pero añadiendo el licor de café para darle ese toque chisposo.

Ingredientes de Carlota de café con licor

(Para 6 personas)

  • 1 barra de queso crema.
  • 2 paquetes de galletas maría o 30 piezas de galletas de mantequilla.
  • 1/2 lata de leche evaporada.
  • 1/2 lata de leche condensada.
  • 1 cucharada de café soluble.
  • 2 cucharadas de licor de café.
  • 1 cucharadita de extracto o esencia de Vainilla.
  • 50 gr. granos de café cubiertos de chocolate (opcional).

Cómo se hace la carlota de café con licor

Empezamos mezclando en un tazón o bowl el queso crema con un batidor de mano con un tenedor hasta que tenga una consistencia ligera. A continuación, vierte la leche evaporada como la leche condensada poco a poco y bate  hasta integrar todo.

Ahora, añade una cucharada de café soluble, las 2 cucharadas de licor de café y la esencia de vainilla y mezcla todo. Reserva.

En tu refractario de preferencia coloca en el fondo un poco de la mezcla de café y extiende en toda la base. Y como en las otras versiones de recetas de Carlota de Café, intercala galletas con  la mezcla de café hasta la última capa que termina con la mezcla de café.

Deja reposar en el refrigerador por 2 horas o hasta que esté firme. (Mejor si lo dejas de la noche hasta la mañana. )

Para decorar: puedes triturar un poco de galletas y agregalas en la superficie del postre con algunos granos de café con chocolate.

Te dejamos también con este vídeo de la carlota de café de La Lechera (una marca de leche condensada), que no es exactamente la que contamos aquí pero a fin de cuentas es una carlota de café y galletas como las demás. La elaboración te servirá igualmente como referencia:

Receta de carlota de café descafeinado

Para finalizar nuestra pasarela de estas bellezas gourmet de la repostería, la tercera y última opción es perfecta para personas que no toleran la cafeína o para los chiquitines de nuestra casa. Y esta receta paso a paso de Carlota de Café sin cafeína es lo que buscas y hoy en la sección de recetas de  con café te la trae a la mesa. Es muy fácil de preparar y el sabor es de igual que la preparada con café con cafeína.

Ingredientes de la carlota de café descafeinado

Tiempo: 20 min. aprox.

  • 500 ml. de crema para batir
  • 3 cucharadas de café soluble descafeinado
  • 6 cucharadas de agua caliente
  • 1 cucharadita de esencia o extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de grenetina o en su defecto gelatina en polvo
  • 6 cucharadas de agua fría
  • 1/2 taza de café descafeinado frío
  • 1 1/2 paquetes de galletas maría
  • Virutas de chocolate con leche (opcional)

Elaboración de la carlota de café descafeinado

En primer lugar, debes mezclar las tres cucharadas de café con las seis cucharadas de agua caliente. Deja enfriar la mezcla por completo. Hidrata la grenetina o gelatina en polvo en las seis cucharadas de agua fría, deja reposar por 10 minutos y luego derrite todo dentro de tu microondas.

A continuación, debes montar la crema para batir, (Para montar fácilmente la crema, te aconsejamos tener todos tus implementos fríos de nevera: ingredientes, herramientas y recipientes, ya que así se acelera la preparación de la crema). Cuando esté casi la crema montada, añade la esencia de vainilla y el café disuelto en el agua que preparaste al principio.

Ahora viene un paso importante: sin dejar de batirlo todo, añade la leche condensada, y también la grenetina, muy despacio, en forma de hilo o chorrito pequeño sobre la mezcla. Cuando esté todo batido y bien mezclado, deja reposar.

Vamos a terminar: coge tu fuente o molde de postre, coloca en la base de este las galletas previamente sumergidas en el café frío. Empápalas bien pero sin que queden blanduchas. E igual que las anteriores dos recetas de carlota de café, vierte un poco de la mezcla de café, espárcela para que cubra todas las galletas de manera homogénea y por encima coloca otra capa más de galletas. Es decir, como si fuera una lasaña.

Sigue igual hasta que cubras la última capa de galletas, y por último mete tu torta carlota de café en el frigorífico, como mínimo durante un par de horas o hasta el momento de servirlo en la mesa. Este último paso es importante para que el postre de carlota de café quede bien integrado y homogéneo (que no se te desmorone al partir las porciones, por ejemplo). Es imprescindible además tomar la carlota de café fría para que no pierda su encanto.

En resumen: la carlota de café casera es un postre rápido y muy rico que si eres un verdadero #coffeelovers tienes que tener en tu recetario de cabecera. ¿Y sabes qué? Una de las mejores cosas de este postre de la carlota de café tan fácil es que no necesitas del horno para su preparación. ¡Más rapidez y menos jaleo en la cocina!