Flan De Café

Sin duda el flan de café es un postre hecho para los más golosos que quieren un toque de sabor en sus dulces caseros. Hay varias formas de acompañar el flan de café tradicional (con nata, con café, con caramelo o cacao espolvoreado… incluso a secas). No limites tus imaginación y encuentra la que más te guste.

Hay muchas versiones para preparar flan de café, pero te dejamos con una básica que seguro te gustará mucho. Es sencilla y siempre sale bien. Si más adelante te gusta la receta y quieres ir adaptándola, al final de esta página te contamos también algunas variantes para probar. Pero… nunca mejor dicho ¡vamos al grano!

Ingredientes para preparar flan de café

Aquí te dejamos la lista de los ingredientes necesarios para hacer un flan de café delicioso y fácil en tu casa. Puedes modificar las cantidades a tu gusto, pero te aconsejamos que la primera vez que hagas la receta del flan de café respetes las proporciones que te indicamos.

  • 200 gramos de azúcar para hacer el caramelo.
  • 5 huevos, a ser posible grandes (cuanto más frescos, mejor)
  • 400 ml de leche condensada.
  • 340 ml de leche evaporada.
  • 1 o 2 cucharadas de café instantáneo. Normalmente es suficiente con una cucharada, pero puedes usar dos si te gusta el flan de café con un poco más de sabor. Esto también varía en función del tipo de café (más suave o más intenso) que estés usando, claro.

Obtendremos 6 raciones de flan de café casero con esta receta.

Cómo hacer el flan de café paso a paso (Preparación)

Para preparar tu flan de café casero, lo único que necesitas, aparte de tener listos los ingredientes, es acordarte de poner el horno un ratito antes. Así que primeramente debemos precalentar el horno a 200 ºC con calor por arriba y por abajo. Vamos a utilizar un baño maría dentro del horno, así que es buena idea ir preparándolo antes.

Comenzamos: en una olla mediana calentamos el azúcar a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente, durante 5 a 7 minutos o hasta que se disuelva el azúcar y de paso a un caramelo marrón.

Acto seguido colocaremos rápidamente en el fondo de nuestro molde redondo de 22 cm de diámetro, y vamos girando el molde para que el caramelo se asiente en toda la superficie, y también en las paredes. Es importante no solo para darle sabor al flan de café, sino para evitar que se quede pegado.

Después, en un recipiente amplio y grande mezclamos la leche condensada, los huevos, la leche evaporada y el café instantáneo. Lo batimos todo manualmente (con las varillas de montar, de toda la vida) hasta tener una mezcla suave, sin grumos y con todos los ingredientes bien integrados.

NOTA: No hay un consenso acerca de si la receta del flan de café casero debe quedar totalmente lisa (el flan homogéneo) o con pequeños agujeritos… pero en líneas generales cuando mejor sea la mezcla mejor resultado obtendrás al final.

Si vemos que nos cuesta batirlo todo, podemos usar la ayuda de una batidora eléctrica o un licuadora. Es importante mezclar bien los ingredientes para cocinar el flan de café de forma exitosa. Vertemos el contenido en el molde previamente caramelizado y tapamos la superficie con papel de aluminio.

Ahora introducimos el molde en una fuente o una bandeja honda y añadimos en ella agua llenándolo hasta aproximadamente 3 cm de profundidad.

Horneamos al baño María durante unos 55 o 65 minutos o hasta que al insertar un cuchillo en el centro, salga limpio. Retiramos el flan del horno y dejamos que enfríe sobre una rejilla.

Ahora ya tenemos listo nuestro flan de café casero… pero no es momento de comérselo todavía. Aguanta un poco.

El último paso es meterlo en el frigorífico, no solo para que esté fresquito sino también para que se cuaje y homogeinice. Lo recomendable es tenerlo en la navera durante al menos 4 o 5 horas… pero si te puedes organizar lo mejor es dejarlo toda la noches. Es decir, haces la receta del flan de café por la tarde o por la noche, y te comes el flan al día siguiente.

Para servir tu flan de café fácil, pasamos una pequeña espátula alrededor del borde del molde. Invertimos el molde encima de un plato y agitamos un poco para despegar el flan y que caiga. ¡Ten cuidado para que no se rompa!

En este vídeo de Youtube podemos ver una receta similar para aprender a hacer el flan de café rápido y sin complicaciones en nuestra cocina… ¡ideal para salir del paso ante una visita inesperada!

¿Has visto lo simple que es hacer un flan de café? Ahora te traemos un par de alternativas o variantes de este delicioso postre.

Flan de café y chocolate

Este riquísimo flan de café y chocolate casero es otra de las recomendaciones que no podemos dejar de darte, debido a que es una excelente variante de la receta original. Vamos allá con los ingredientes:

Ingredientes para hacer flan de café y chocolate

  • 600 ml de leche entera.
  • 200 ml de nata líquida.
  • 60 g de azúcar blanco (esto dependerá del dulzor que le queramos dar y como decidamos preparar flan de café y chocolate a nuestro gusto).
  • 40 g de cacao en polvo.
  • 1 cucharada de café soluble.
  • Caramelo líquido (al gusto).

Obtendremos 8 raciones de flan de café y chocolate con estas cantidades.

Pasos para preparar flan de café y chocolate

Primeramente echamos el caramelo líquido en las flaneras individuales, moviendo para que cubra bien el fondo y las paredes. Este paso es igual al de las recetas anteriores, y es importante para que el flan de café quede perfecto. Posteriormente, en un recipiente con agua fría metemos durante cinco minutos las 8 hojas de gelatina para que se hidraten. Si has trabajado antes con gelatina, ya sabrás cómo funciona esto.

En un cazo a fuego medio incorporamos la leche, la nata líquida, el azúcar, el cacao y las dos cucharaditas de café. Removemos con unas varillas manuales hasta que consigamos una mezcla homogénea y la llevamos a ebullición.

Pasados los 5 minutos y cuando veamos que las hojas de la gelatina están bien hidratadas las escurrimos y las echamos en un recipiente. Agregamos unas cucharadas de la mezcla anterior al recipiente y removemos hasta que se disuelva completamente. La añadimos al cazo con el resto de la mezcla.

Removemos durante un par de minutos y la retiramos del fuego. Pasamos la mezcla por un colador de malla fina para eliminar posibles grumos, y por último dejamos todo que se temple durante unos minutos a temperatura ambiente.

Luego repartimos la mezcla en las flaneras y las tapamos con papel film transparente (este detalle es fundamental, para que no cojan olores ni aromas extraños). Por último, ya sabes: mete tus flanes en la nevera durante un mínimo de 6 horas. Si puede ser toda la noche, tanto mejor.

Consejos para hacer el flan de café fácil

  • CONSEJO 1: Conviene tapar el flan de café con film transparente para que no se cree una costra y para que no coja olores.
  • CONSEJO 2: Para que nos sea más fácil desmoldar, metemos las flaneras en un recipiente con agua tibia durante unos segundos.

Finalmente ya no queda más por hacer. Solo resta desmoldar los flanes de café en un plato de postre, decóralos a gusto y disfrutar de ellos.

Flan de café sin horno

Para aquellos que prefieran una variante dónde no deban utilizar el horno, también les dejamos esta alternativa para cocinar el flan de café sin horno.

Ingredientes del flan de café sin horno

  • 1/2 litro de café espresso.
  • 1 bote de crema de leche (sin endulzar).
  • 1 litro de leche.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 1 caja de flan para preparar, sabor vainilla.
  • 6 masitas de vainilla.
  • 1 cucharada pequeña de maicena.
  • Caramelo líquido al gusto.
  • Opcional para el decorado: 1 pote de crema, 3 cucharadas de azúcar impalpable, 2 cucharadas de leche en polvo, esencia de vainilla.

Cómo preparar flan de café sin horno

Para comenzar a preparar flan de café sin horno debemos primero disponer los ingredientes para la mezcla del flan. Mientras tanto preparamos el caramelo en una olla pequeña o cazo.

Cuando lo tengamos listo, es hora de volcar el caramelo con cuidado en nuestro molde. Después, en una olla colocamos la crema de leche, la leche, el azúcar, y el café. Removemos despacio esta mezcla hasta que hierva.

Cuando haya comenzado a hervir, añadimos el polvo del flan y la maicena disuelta en un poquito de agua. Revolvemos sobre el fuego unos siete minutos más. Colocamos la mitad de la mezcla en el molde y encima acomodamos las masitas de vainilla. Y después de las masitas, la otra mitad de la mezcla.

Ahora ya tienes listo tu flan de café sin horno… pero ya sabes que no te lo debes comer. Hay que enfriarlo, así que toca meterlo en el frigorífico durante 4-6 horas como mínimo. Si te lo vas a comer de un día para otro, perfecto, pero si te lo vas a comer dentro del mismo día puedes aprovechar para preparar una crema pastelera, nata montada, o cualquier otro elemento de guarnición. Se puede decorar esta receta del flan de café con lo que más les guste: dulce de leche, frutos secos o frescos, en fin… ¡Seguro te gustará este flan de café sin horno!