Café Bombón

Si ya conoces las bebidas calientes de café mezclados con licores o dulces como chocolates; hoy te traemos a nuestra sección de recetas de café una versión de café con un nivel de dulce perfecto para esas media mañanas o tardes cuando llega el bajón de azúcar a nuestro cuerpo: la revolucionaria receta de café bombón, que te calentará el alma con dulce aroma a café pero que te endulzara la vida con su rico sabor a caramelo.

El café bombón es una mezcla de café (generalmente un espresso) endulzado con leche condensada y agua. ​Se recomienda servir en un vaso o copa de cristal con el fin de visualizar las distintas capas de colores y sabores que hacen armonía y balance en este café; y es que, las diferentes densidades de los ingredientes permiten diferenciar los líquidos que hacen juego, como son el café que queda en la parte superior y la leche condensada en la parte inferior.

Es una bebida de origen español, específicamente de la Comunidad Valencia. Allí, es popular pedir «un bombón del tiempo«, que en contra de lo que pueda parecer es un café bombón servido con hielo. Con el paso del tiempo, las décadas se ha logrado popularizar en toda la península ibérica y traspasar las barreras de las naciones, idiomas y culturas.

Así que, si buscas una nueva faceta de sabores y aromas del café esta receta de café bombón puede ser una muy buena opción, ya que tiene una de esas peculiaridades en cuanto a aromas, intensidades y tonalidades de sabor y gustos. Vamos a verlo:

Receta del café bombón (paso a paso)

Con tan solo dos ingredientes base tendrás en tus manos la preparación de café bombón auténtico. Una mezcla de café caliente con leche condensada, nada más. Una elaboración sencilla, rápida y deliciosa.

Café bombón: Ingredientes

Estos son los ingredientes del café bombón, aunque damos cuenta también de las variantes y ornamentos más populares:

  • Una dosis de café para media taza.
  • 1/4 Litro de crema batida con azúcar (también llamada nata semimontada).
  • Media taza de leche condensada.
  • Café molido en polvo a gusto.
  • Cacao o canela para espolvorear (opcional).
  • 1/2 taza de chocolate con leche agregado al café (opcional).

Si simplificas mucho, en realidad con el café y la leche condensada te basta.

Cómo se hace el café bombón: Receta

Para elaborar nuestro café bombón empezaremos preparando nuestro espresso en la cafetera que tengas en casa.

(Nota: Si tienes maquina de café expreso seria la ideal para esta bebida, ya que favorece en la obtención de un sabor y un gusto más intenso de un buen café espresso).

Ya listo, en nuestra copa o vaso de cristal estrecho vamos a colocar la leche condensada, y luego suavemente el café. Al ser sustancias de diferentes densidades es más difícil que los dos líquidos se mezclen; no obstante te recomendamos realizar este paso con delicadeza.

Ahora, con el 1/4 de taza de crema batida vamos a terminar de preparar este café bombón. (Para conseguir una textura cremosa de la nata recién montada, puedes batir un poco con una batidora de mano unos minutos para conseguir una textura más densa y aireada de la leche)

Con la crema batida ya preparada a gusto, vamos a agregar porciones de la misma con ayuda de una cucharita para así ir decorando la parte superior. Para finalizar ahora con broche de oro/chocolate, espolvoreamos un poco de café molido, cacao o canela. Cualquiera de estas opciones, ya dependerá de que esencia y sabor deseas coronar tu café bombon.

¡Más fácil imposible! Una elaboración sencilla de café bombón que dejara boquiabierto a tu acompañante.

Si quieres conocer otra preparación del café con Bombon con baileys, toma nota de esta otra versión:

Receta del café bombón con baileys

En ciertas zonas, el café con leche condensada recibe otras denominaciones, como café goloso o café biberón. Y también existen versiones con distintas tonalidades de sabor o preparaciones que ofrecen a este café un gusto más fuerte o sencillo. Tal es el caso del café bombón helado o el variante de esta bebida caliente con la crema irlandesa Baileys.

El Baileys Irish Cream (Crema Irlandesa Baileys) es un licor basado en whisky irlandés y crema de leche, fabricado por R. A. Bailey & Cia. de Dublín, Irlanda.  Sí, queridos lectores… la imaginación para acabar teniendo alcohol mezclado en el café no tiene limites. Dejemos claro que si bien esta puede ser una opción divertida para un mayor de edad, no es la opción por defecto de preparar este tipo de cafés.

Las proporciones de café y leche condensada serían aproximadamente de un 70% de café frente a un 30% de leche pero pueden variar en función de lo goloso que seas.

Café bombón: Calorías

Una de las preocupaciones más comunes a la hora de disfrutar de esta exquisita receta es la de cuántas calorías tiene el café bombón. La respuestas es sencilla: depende.

Por sí solo, el café apenas tiene calorías, así que todo depende de la cantidad de leche condensada que utilices en la preparación. Como referencia, ten en cuenta que 10 gramos de leche condensada tienen 32 calorías.

Café bombón: Ingredientes alternativos

  • Un bote de leche condensada.
  • Para el café tienes dos opciones, café soluble o café de cafetera, con las dos queda bien.
  • Una taza o vaso de café.
  • Una pizca de azúcar.
  • Opcional: Nata montada, siropes de diferentes sabores, helado, canela, chocolate, lacasitos..

Cómo hacer la receta de café bombón alternativo

Comenzamos preparando nuestro café al gusto, pero siempre en formato espresso (a ser posible). Cuando esté listo, vamos a buscar un taza de café que puede ser de vidrio.

Primero necesitamos tener una taza de café lista para nuestra mezcla, según la opción que hayas escogido tenemos unas opciones u otras. Si has escogido el café soluble únicamente debes diluir en agua caliente el café y ya estará listo, si en cambio has escogido café de cafetera, deberás saber utilizar tu tipo de cafetera convenientemente. Una vez esté listo el café, lo dejaremos apartado y listo para servir después.

La base de leche condensada: Para la base de color blanco se utiliza leche condensada, en primer lugar su elevada densidad hará que se quede al fondo del café y que no se mezcle con el mismo y en segundo lugar su sabor muy dulce hará que el café esté delicioso. Vamos a echar leche condensada al fondo del vaso o la taza vacía que vayamos a usar para servir el café, más o menos hasta que llene la cuarta parte del vaso(hay personas que echan más pero para mi gusto queda demasiado dulzón).

Para una buena preparación de café bombón te recomendamos un último secreto para principiantes: para evitar que el café se mezcle con la leche condensada, siempre puedes utilizar una cucharilla.

Es fácil: pones la cucharilla cerca de la leche condensada sin llegar a tocarla, de tal forma que la parte más abultada quede mirando hacia ti.Con mucho cuidado, echas el café lentamente sobre la cucharilla para dispersar el café, y que no impacte con fuerza sobre la leche condensada. Con este simple truco te será más fácil evitar que se mezclen los componentes del café bombón. 

Como receta final de café bombón te presentaremos una versión mas fuerte, ideal para una reunión entre amigos y familiares. Aunque si prefieres los cafés más dulces y sin alcohol, el café bombón con leche condensada es perfecta para los adolescentes o para los más jóvenes (siempre que tengan ya edad para tomar café).

Por ultimo, debemos resaltar que el café bombón tiene un alto aporte calórico y, debido a la leche condensada, su sabor es muy dulce. Se recomienda no añadir azúcar, pero ya sabemos que el gusto va por barrios.