Latte Art

Última actualización: 14/06/2019

El latte art está de moda, eso es indudable. En España, no hace todavía muchos años, era extraño ver en nuestros bares los cafés decorados con una espuma de leche “como mandan los cánones”, y la simple expresión del arte latte les sonaba a chino a la mayoría. Actualmente, el panorama ha cambiado, y mucho (para deleite de todos los consumidores, por fortuna).

No hay una fuente precisa, pero todos coinciden en señalar al barista italiano Luigi Lupi como el precursor de la técnica de los “cappuccinos decorados”, como él la llamaba allá por la década de los 90. A partir de ahí, todo fue desarrollándose y precipitándose a marchas forzadas a lo largo y ancho del planeta. Sin embargo, el propio Lupi confiesa que él no creó la técnica del latte art: ya la conocía de antemano, y simplemente se preocupó de desarrollarla.

Hoy día, no hay ninguna cafetería de vanguardia ni ningún barista que se precie que no haya hecho sus pinitos con el latte art y haya intentado sacar una sonrisa a sus clientes con un dibujo o decoración sobre la marcha.

Existen varias técnicas de latte art, y además se trata de un área en constante evolución, de modo que aquí solo hablaremos de algunas de ellas.

  • Vertido libre: la que habrás visto en multitud de vídeos de Youtube y quizás en tu cafetería favorita.
  • Etching o grabados: se vierte toda la espuma de leche sobre el café, sin crear ningún dibujo, como si fuese un lienzo blanco. Una vez allí, con la ayuda de palitos, punzones o pequeños cuchillos, puedes aplicar formas e ingredientes de color marrón (sirope de chocolate, canela, cacao en polvo) para crear tus dibujos.
  • Con plantillas: similar a la anterior, pero en esta ocasión simplemente colocas una plantilla encima del lienzo de espuma blanca, y espolvoreas sobre ella el ingrediente de otro color que desees. La plantilla se encarga de formar el dibujo sin que tú tengas que hacer nada más.
  • Arte latte 3D: una técnica mucho más avanzada que consiste en usar volúmenes de espuma de leche y añadir una variable de altura a tu café. Este montón de espuma podrás esculpirlo -nuevamente, con la ayuda de palillos- y decorarlo para crear figuras tridimensionales.

Pero, antes de comenzar a profundizar en cada técnica de latte art… comencemos por el principio:

🥛¿Qué es el arte latte?

Vamos a comenzar por el principio: qué es el latte art. Se trata de una técnica ornamental que consiste en decorar o enriquecer las preparaciones de café que lleven espuma de leche, dibujando distintos motivos sobre la superficie de esta última. Por este motivo, se habla también de hacer latte art con espuma.

Hacer arte latte es una técnica creativa, decorativa, artística en algunos casos… pero que no debe enmascarar en ningún el verdadero cometido del barista: preparar un gran café. Es decir: un buen latte art debe coronar a un gran café, y no viceversa.

El latte art, como todo el mundo sabe, tiene una explicación científica: la espuma de leche y la capa de crema del espresso son dos coloides (o sistemas coloidales), que por tanto se mezclan y permiten la elaboración de estos patrones (“dibujos” en el lenguaje coloquial).

Dicho de otro modo: no se podría hacer latte art si empleásemos otros elementos no coloidales. Por ejemplo: prueba a hacer arte latte usando con leche normal (sin emulsionar), o vertiendo espuma de leche sobre un café solo, no espresso, que no tenga espuma. ¿A que no puedes reproducir ningún dibujo? Pues eso 🙂

🥛Cómo hacer latte art en casa (paso a paso)

Tradicionalmente esta ha ido una especialidad reservada a los baristas o camareros con mucha experiencia. Pero en realidad cualquiera se puede animar a hacer latte art casero, o como mínimo a intentarlo. ¡Aunque solo sea para sorprender a tus visitas!

¿Qué necesitas para hacer arte latte en casa? Pues de momento seguir estos pasos:

  • Lo primero es aprender a espumar la leche correctamente. Sin una buena espuma de leche, no podrás hacer latte art.
  • Lo segundo es preparar un buen espresso, como mandan los cánones. Dicho de otro modo: tu espresso debe tener una capa de crema suficientemente densa para que la espuma de leche se deposite sobre ella con estabilidad.
  • Después, tienes que asegurarte de tener los instrumentos básicos, como mínimo para empezar. Para conocerlos, echa un vistazo al apartado siguiente, pero de entrada vete haciendo con una jarra de leche de acero inoxidable.
  • Y, por supuesto, el espumador de leche. Aquí, como estamos hablamos de latte art para principiantes, podemos ser más flexibles y valernos del vaporizador de la cafetera que tengamos en la cocina.

OK, ya tienes lo básico para empezar… ya solo te queda la práctica. Si quieres ir sobre seguro a la hora de hacer latte art en casa, toma nota de estos consejos:

  • Agita levemente la jarra durante todo el proceso. Así aseguras que la espuma no se separará de la leche (recuerda que son elementos con diferente densidad, y tenderán a alejarse si no lo remedias).
  • Utiliza una taza grande para empezar. Es más sencillo. Quizá no sea la que luego utilices para servir tu café habitualmente… pero será más cómoda para practicar.
  • La altura y velocidad a la que sirves la leche son dos factores básicos. Vamos a conocer como influyen en el resultado final de tu dibujo:
    • Altura: determina la extensión de la capa blanca de la crema. Si sirves la espuma desde mucha altura, la superficie blanca sobre el café terminará siendo enorme. Si por el contrario viertes la espuma muy cerca del café, apenas tendrás margen de maniobra para dibujar.
    • Velocidad: inclinar la jarra mucho o poco determina la velocidad a la que caerá la espuma de leche sobre el café. Si la espuma cae con mucha violencia, se mezclará con el café y sencillamente no podrás dibujar nada. Si la espuma cae muy despacio, no podrás controlar el movimiento para dibujar las formas.
Foto de Arte Latte encima de un capuccino

🥛¿Qué necesitas para hacer latte art?

Dentro de los ingredientes para hacer latte art, se encuentran, lógicamente, los accesorios. No todo es leche y cacao. Necesitas valerte de algunas herramientas para ejecutar tus creaciones correctamente.

Lo mínimo imprescindible es una buena jarra lechera de acero inox, y a partir de ahí existen diversos complementos que te pueden venir bien, o no, en función de cómo quieras trabajar.

Nosotros vamos a hablar en esta página tan solo de los más importantes, pero recuerda que puedes conocer más en nuestra guía de accesorios para barista.

Jarras para leche

Los materiales para hacer latte art más básicos son las jarras de acero inoxidable, en las que se espuma directamente la leche y después se sirve sobre el café. Solo con una jarra (y si tienes habilidad suficiente a la hora de servir la espuma), puedes ya hacer latte art como un profesional. Todo es cuestión de practicar.

No vamos a extendernos mucho sobre ellas: te remitimos a la guía especializada que elaboramos en su momento acerca de las jarras de leche de acero inoxidable.

Plantillas para arte latte

Básicamente, hay dos maneras de hacer arte latte en casa. O bien dibujando manualmente (con la ayuda de una jarra y de tu destreza en la muñeca derecha), o bien yendo un paso más allá y utilizando plantillas para latte art que se colocan sobre la espuma de leche y te permiten “dibujar” sobre ellas, simplemente echando algún ingrediente en polvo como cacao o canela para dar vida a los dibujos.

A fin de cuentas, el latte art con plantillas puede verse como una ayuda, para simplificar el trabajo en el caso de que no tengas mucha experiencia en estas lides, o bien justo al contrario: como un desafío para impulsar tus creaciones al siguiente nivel.

Las mejores plantillas para latte art son las de acero inoxidable: son mucho más higiénicas, totalmente lavables y reutilizables. Piensa que lo normal es que uses estas plantillas muchas veces al día y sobre distintos cafés que después los consumidores se van a beber… así que no se puede escatimar en limpieza e higiene. Las de plástico son mucho más baratas, pero… nosotros recomendamos las metálicas.

Puedes comprar tu plantillas de arte latte sueltas, de manera individual, pero lo más práctico es adquirir un kit de plantillas con diversos diseños. Lo único que debes vigilar es que tienen el diámetro adecuado (usualmente, 8.5 cms) para usarlas en las tazas o vasos que utilices habitualmente.

En otras ocasiones, como verás, se venden las plantillas conjuntamente con cocteleras o espolvoreadores para servir el cacao, la canela o el ingrediente que desees encima de ellas.

Emulsionador

Hemos dudado si incluirlos, porque a la hora de hacer dibujos con latte art lo normal es que emulsiones la leche directamente desde tu cafetera.

En todo caso, si por cualquier motivo tu cafetera no tiene lanza vaporizadora, siempre puedes hacer la espuma con un espumador de leche independiente. Puedes aprender todo lo necesario sobre estos aparatos en la guía que te acabamos de enlazar.

Espolvoreadores de barista

Un espolvoreador de barista es un recipiente más o menos amplio donde echamos el ingrediente que vayamos a espolvorear sobre nuestro café (o sobre la plantilla latte art). Normalmente se utiliza cacao en polvo, canela o azúcar moreno -ingredientes de color marrón, que permiten dibujar sobre la blanca espuma de leche- pero sirven para cualquier elemento.

Suelen ser de acero inoxidable, y también se denominan cocteleras para barista, pero entendemos que espolvoreador es un nombre mucho más adecuado a la tarea que desempeña.

🥛Trucos para hacer latte art

Todos los aficionados al barismo, con mayor o menos destreza, manejan una serie de pautas comunes que los principiantes deben conocer y poner en práctica cuanto antes. Si quieres ir sobre seguro, apúntate estos trucos para arte latte básicos:

  • Utiliza siempre leche entera y fría (sin llegar al punto de congelación) para hacer tu espuma.
  • La lanza vaporizadora que utilices para espumar ha de estar siempre seca y purgada. Cualquier gota de agua que se cuele en tu jarra de leche puede dar al traste con la densidad que buscas.
  • Cuando inicies el vertido de tu leche, procura que la jarra esté a unos 5 cms del vaso o taza. Luego ya irás ajustándola en función del patrón que vayas a dibujar.
  • Cuando estés empezando con estas técnicas, céntrate simplemente en conseguir un chorro contínuo de leche. Sin parones. Después, trata de dominar las alturas y los ángulos.
  • Lo ideal es comenzar el vertido a poca velocidad, y luego acelerar levemente la caída de la leche.
  • Vierte siempre la leche en el centro de la taza. Si lo haces cerca del borde, puedes estropear el dibujo.

🥛Cómo hacer arte latte 3D

El arte latte 3D se refiere comúnmente a dos vertientes muy diferentes entre sí. La primera, y más extendida, es la elaboración de figuras tridimensionales (no meros dibujos) dándole volumen a la espuma de leche. Es decir, añadiendo la dimensión de la altura al latte art tradicional. ¡En Japón son verdaderos fanáticos de cafés con arte latte 3D!

Una vez que das forma a la espuma de leche tridimensional, como si se tratase de una escultura, la terminas decorando o afinando con técnicas más propias del latte art 2D (aplicando toques de color con chocolate, canela u otros colorantes alimenticios).

Para ello, es necesario que la espuma de leche sea algo más densa de lo normal (para que no se venga abajo a las primeras de cambio), y además que tu destreza te permita trabajar rápido para esculpirla. Solo tendrás unos segundos.

Los resultados, generalmente de animales o personajes de dibujos animados, son tan sorprendentes como estos:

En segundo lugar, tenemos el latte art con impresoras 3D. Esto no es más que una sofisticación que persigue recrear fotografías o cualquier tipo de diseño de manera exacta sobre el café, o sobre la leche en este caso.

Realmente no podemos considerar el arte latte 3D una técnica barista, porque tal precisión es imposible de conseguir con los métodos manuales. En su lugar, se utilizan las impresoras de café latte.

¿Nunca las habías visto? Básicamente, se trata de máquinas capaces de escanear en tiempo real cualquier objeto o rostro que tenga delante, y reproducirlo en pocos segundos sobre una taza de café. Los resultados son sorprendentes, y además se trata de una tecnología en contínua evolución.

No nos vamos a extender mucho sobre el funcionamiento de estos aparatos, puesto que ya le dedicamos un a extensa guía en su momento. Puedes consultarla aquí: impresoras de café.

¡Se pueden hacer auténticas virguerías con ellas!

🥛Cómo hacer latte art sin máquina

Cuando hacemos esta consulta, normalmente nos referimos a espumar la leche sin la necesidad de un aparato especializado para ello. Porque, una vez que ya tenemos la leche emulsionada, el proceso de dibujar arte latte es exactamente el mismo siempre, y se ejecuta de manera artesanal.

Para espumar la leche sin máquina, te remitimos a nuestra guía sobre cómo espumar leche correctamente. Allí le dedicamos un apartado específico a esta técnica.

Básicamente, se trata de usar un espumador de leche manual, o bien encerrar la leche en una jarra hermética, agitarla bien durante unos segundos, y luego calentarla en el microondas. Eso sí, la calidad de la espuma resultante quizá no sea la misma que si utilizas el vaporizador de tu cafetera, como mandan los cánones. Pero para hacer arte latte sin máquina, si estás empezando y solo quieres practicar… te será suficiente.

🥛Latte art con colores

Hacer arte latte con colores (o rainbow latte art, que dicen los americanos), es más sencillo de lo que parece. Sin embargo, hay que cuidar algunos detalles que no suelen percibirse a primera vista.

Lo primero que vamos a ver es cómo colorear la leche para este latte art. Aparentemente es muy fácil: compras los colorantes alimenticios (totalmente insípidos, por supuesto) que desees, y los echas sobre la leche para que esta tome el color deseado.

Hasta aquí bien, ¿verdad?

OK. Lo que no mucha gene sabe es que la manera en que aplicas el color a la leche (en la jarra, antes de servirla), es absolutamente fundamental y juega un papel determinante en el resultado final. Los colores de la leche no van a caer sobre el café de la misma manera, dependiendo de:

  • Si has utilizado uno o varios colores en la leche.
  • En caso de haber usado varios, en qué orden se hayan aplicado.
  • Si has removido la leche (o agitado levemente la jarra) después de echar los colores, o no.
  • Si sirves la leche de colores en la taza directamente sobre el café (fondo marrón) o sobre una capa de espuma de leche previa (fondo blanco)

Como ves, los factores son varios, y en última instancia el barista tampoco tiene un control 100% total sobre cómo va a salir el dibujo sobre el café (como sí sucede cuando se hace arte latte con espuma de leche blanca convencional).

En este vídeo puedes ver diferentes posibilidades, y sus efectos:

Así que si quieres saber cómo hacer arte latte con colores, el mejor consejo es practicar y practicar. Debes saber resolver situaciones sobre la marcha, y coordinar tu dibujo según vayas observando cómo cae la leche y de qué manera quedan los colores. Es complicado establecer fórmulas predefinidas en este caso. Como pauta general, si vas a usar varios colores distintos es mejor que los apliques en horizontal sobre la leche (como si fueran rayas de colores, paralelas entre sí).

Otro aspecto importante a tener en cuenta es qué colorantes alimenticios usar para arte latte. No todos son iguales: lo mejor es probar distintas marcas (suelen ser económicos) y quedarte con los que tengan una textura más adecuada para tus preparaciones, y por supuesto que no modifiquen ni el sabor ni la densidad original de tu espuma de leche. Aquí puedes ver algunos ejemplos en Amazon:

En conclusión: una técnica muy bonita, que produce resultados sorprendentes, pero realmente arriesgada y que no aporta nada a un buen espresso (sin embargo, sí puede arruinarlo si el diseño te sale mal). Así que… ¡practica al máximo antes de hacer latte art en vivo!

Latte Art
5 (100%) - 1 voto[s]

NOTA: Toda la información de las cafeteras en Amazon se actualiza diariamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Responsable: José Mª Ávila Román. Finalidad: Moderación y control de comentarios. Legitimación: Gracias a tu consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición enviando un email a contacto@comprarmicafetera.comMás Información: Política de Privacidad.