Cafeteras de cobre

No es el material más habitual, pero la industria de las cafeteras es tan amplia que puede dar cabida a todo tipo de opciones y acabados para todos los gustos. Las cafeteras de cobre tienen una personalidad propia muy marcada, y además casi todos los modelos que encontramos en el mercado comparten características comunes (como por ejemplo, que corresponden casi siempre a métodos de elaboración manuales: no necesitan enchufarse).

Tampoco podemos olvidarnos de las cafeteras de cobre antiguas, que ya están fuera del mercado pero que se asemejaban a las cacerolas de cobres para guisar. Se usaban en muchos casos para hacer café de olla, en sustitución de las tradicionales jarras cafeteras de barro.

A modo de curiosidad, hay una marca que casi siempre incluye un modelo de cafetera de cobre en todas sus líneas: Bonvivó.

Cafeteras turcas de cobre

Si hay algún tipo de cafetera que destaca por encima del resto y que se identifica claramente con este material, esas son las cafeteras turcas de cobre, erróneamente llamadas también cafeteras árabes de cobre (porque no todo el café a la turca se elabora en países árabes).

Y es que las cafeteras turcas se elaboran, principalmente, de cobre. De hecho, son la única clase de cafetera que tiene al cobre como material de fabricación en la mayoría de sus modelos, y no solo en unas pocas piezas secundarias.

A la hora de comprar una cafetera turca de cobre, verás que la mayoría de modelos tienen el mango de madera. Suelen estar en torno a los 300 ml de capacidad.

Prensas francesas de cobre

Las cafeteras de cobre de émbolo son el otro gran grupo de máquinas de café que tiene al cobre entre sus materiales más habituales. Aunque ni mucho menos resultan tan numerosas como las turcas, sí que podemos encontrar suficientes cafeteras francesas de cobre en el mercado como para elegir. Algunas de ellas proceden incluso de marcas punteras, como pueden ser Bodum.

Casi todas las cafeteras de émbolo llevan el vaso infusor de cristal borosilicato (para soportar el brusco contraste de temperatura al echar el agua hirviendo sobre el café), pero los acabados exteriores pueden variar mucho. Casi siempre son de plástico o de acero inoxidable, pero aquí es donde entra en juego el cobre en algunos casos, para darles ese toque de originalidad y distinción.

Si te quieres comprar una cafetera francesa de cobre, echa un vistazo a los siguientes ejemplos:

Cafeteras italianas de cobre

En el segmento de las cafeteras italianas, el cobre es un acabado mucho más residual. Casi todas las mokas son o bien de aluminio o bien de acero inoxidable. Las cafeteras italianas de cobre son minoría en este grupo, y además realmente no se trata de piezas enteramente de cobre: solo es de cobre el cuerpo superior de las mismas. El calderín, o cuerpo inferior, siempre será de aluminio o acero para que transmita el calor y poder ponerlo al fuego con seguridad.

Lo cierto es que el resultado final suele ser un acabado en dos colores que queda bastante atractivo y original, desde el punto de vista estético.

Cafeteras de cobre para filtrado manual

Terminamos este repaso con las cafeteras de vertido de cobre, o pour over. Las cafeteras para verter, que realmente son tan solo conos de goteo, se fabrican con un montón de materiales: plástico, aluminio, acero, cerámica, vidrio, porcelana… y cómo no, en una nómina tan amplia debe figurar también el cobre.

El modelo más emblemático de este tipo de cafeteras, el Hario V60, tiene en su catálogo diversos acabados con el cobre como protagonista. Pero, como verás en la siguiente galería, no es el único ni mucho menos.

Jarras cafeteras de cobre

Ya hemos hablado de las jarras de café largo y tendido en nuestra web. Estos utensilios no sirven para elaborar café, sino tan solo para servirlo en la mesa una vez ya hecho. Lo que ocurre es que muchas veces nos referimos a ellas -erróneamente- como cafeteras, cuando son en realidad jarras para el café o jarras cafeteras. De cobre no hay muchas en el mercado, porque la mayoría son de cristal o de acero inoxidable con tapadera, pero si buscamos bien podemos encontrar algunas:

Otras cafeteras de cobre que no te imaginas que existen

Los lectores más avispados se habrán dado cuenta de que hasta ahora solamente hemos hablado de utensilios de menaje y cafeteras manuales. Y es que el cobre no es un material que se utilice habitualmente en la fabricación de aparatos eléctricos.

Sin embargo, podemos encontrar algunas «rarezas» en el mercado, en forma de cafeteras color cobre, o con acabados de cobre. En estos casos, el cobre ocupa un papel más decorativo que otra cosa, porque la carcasa interior continúa siendo la de costumbre (normalmente de plástico ABS), pero no cabe duda de que el resultado final es espectacular.

Por ejemplo, las cafeteras express de cobre presentan una apariencia mucho más exclusiva y distinguida que las habituales terminaciones en acero inoxidable o plástico gris.

  • ✓ Estilo inconfundible: elegante y refinada, Espresso Classica es la máquina de café de diseño único y valioso que la convierte en un...
  • ✓ Café como en el bar: prepara un café caliente, cremoso y con un aroma intenso y fragante para deleitar cada momento de tu día
  • ✓ Fácil de limpiar: bandeja de goteo extraíble de acero inoxidable, depósito extraíble de 900 ml y soporte de filtro desmontable para...
  • ✓ Maxi-Cappuccino: para un desayuno plano de sabor prepara cada mañana capuchinos densos y cremosos como los del bar
  • ✓ Ariete realiza productos icónicos y funcionales: la línea Vintage combina el diseño italiano con la sencillez de uso propia de...

Mantenimiento: ¿Cómo debo curar una cafetera de cobre?

Como sucede con la mayoría de utensilios y menaje de cocina de cualquier material, es necesario curar periódicamente las cafeteras hechas de cobre para alargar su vida útil y que el paso del tiempo no las deteriore. Hay que tener en cuenta que muchas veces el deterioro no es solamente estético, sino que puede afectar a las propiedades del metal.

¿Qué necesitas para curar una cafetera de cobre? Pues lo mejor de todo es que la curación se hace con ingredientes que casi siempre tenemos a mano en casa… así que para curar tu cafetera de cobre no tendrás más excusa que la pereza.

  • Bicarbonato de sodio.
  • Sal.
  • Limones.

Básicamente el proceso consiste en mezclar el zumo de los limones (ácido) con el bicarbonato y la sal, y frotar toda la superficie de cobre con ella. La cantidad necesaria de estos elementos dependerá de la superficie que vayas a limpiar.

Y para que no tengas ninguna duda, aquí te adjuntamos una demostración práctica de cómo se cura una cafetera de cobre:

El vídeo habla sobre todo de cazuelas y cazos, pero como es natural el proceso es el mismo para cualquier tipo de superficie de cobre. Solo tendrás que rectificar la cantidad de zumo de limón en función del tamaño de la cafetera o superficie que vayamos a curar.

Puntúa si te ha gustado:

Puntuación media: 0 / 5. Nº de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.