Botes Para Guardar Café

OK, pongámonos en situación. Compras tus paquetes de café en grano al por mayor (en cantidades muy grandes) y te dura un montón de tiempo abierto, o lo vas moliendo de antemano pero no quieres que pierda frescura. ¿Dónde lo metes? ¿Sirve cualquier frasco que tengas en casa? ¿Dejas el paquete cerrado con una pinza de tender la ropa y ya está? Pues no. Si de verdad te preocupa la calidad de café, debes guardarlo en el lugar adecuado. Y ese lugar son los botes herméticos para café.

Los botes para café son normalmente recipientes totalmente herméticos, pensados para conservar el café (y cualquier otro ingrediente) igual de fresc que el primer d-ia.

No debemos confundirlos con las latas para café, aunque sirven más o menos para lo mismo, ni mucho menos con los termos de café (que sirven para guardar el café ya hecho). Las latas son latas, y los botes son botes. Es de perogrullo, pero hay que dejar bien clara la diferencia. Más adelante hablaremos con más detalle de este punto.

Si vas a comprar tus botes para guardar el café molido, en cualquier tienda de menaje e incluso de decoración. También tienes muchos en Amazon, como puedes comprobar en este escaparate:

¿Para qué sirve un bote de guardar café molido?

Sobre todo para preservar el aroma y evitar la oxidación del café. Debes utilizarlo tanto si mueles café en casa y te sobra cierta cantidad, como si compras café premolido (del empaquetado) o en grano y una vez que abres el paquete te dura un montón de días. Siempre es mejor guardar el café en uno de estos botes herméticos, que cerrar la bolsa o el paquete original con una pinza.

¡Ah! Y recuerda que estos botes sirven para envasar tanto café molido como café en grano (también para otros ingredientes, por supuesto, pero nosotros hablamos del café que es lo que nos ocupa)

Características de un bote para guardar café

¿Cómo es eso? ¿Algo tan simple como un bote para café también tiene cualidades que lo definen? Pues sí amigos, es preciso prestar atención a algunos detalles, como estos:

  • Debe ser hermético. La principal función de un bote para guardar el café molido es preservar la frescura del producto. Y para ello es indispensable que no deje entrar el aire del exterior. Un bote para café tiene que ser hermético.
  • Opaco. La luz es enemiga del café y de muchos otros alimentos. Evita exponerlo a la luz natural y jamás guardar el café en botes de cristal o transparentes.
  • Buen material. No es necesario que sea a prueba de bombas, basta con que aísle la temperatura lo suficiente para que el contenido del bote no sufra cambios. Los mejores son los botes para guardar café de acero inoxidable.
  • Tamaño adecuado. Debes estimar cuánta cantidad de café vas a moler cada vez, y hacerte con un bote donde te queda todo… pero sin que te sobre mucho espacio. Suele haber botes de capacidades variadas entre los 250 y los 700 gramos.

Diferencias entre un bote para guardar café y una lata

  • Las latas son cuadradas o rectangulares. Los botes, cilíndricos.
  • Los botes llevan una tapadera hermética, las latas no.
  • Las latas son de hojalata (obvio), latón o aluminio. Los botes de café casi siempre de acero inoxidable.
  • Muchos botes vienen acompañados de una cucharilla medidora.

Las latas normalmente son más bonitas y decorativas, pero nosotros recomendamos siempre los botes para conservar el café con propiedad y garantías.

El mejor bote de café: SILBERTHAL

Si vas a comprar un bote para guardar el café molido, y no reparas en gastos, hay un modelo que destaca por encima del resto: el de la firma alemana SILBERTHAL.

Lo más interesante de este bote para envasar café lo encontramos en su tapadera. Si lo miramos desde arriba, veremos una especie de rueda con números, que no es otra cosa que un calendario. Cuando almacenes el café, marcas en esta rueda la fecha y así sabrás siempre cuánto tiempo lleva ahí guardado. Por supuesto, el material es de la mejor calidad, está lacado en negro, y tiene una capacidad más que suficiente para unos 500 gramos de producto.

Bote para envasar café de Silberthal
  • ✔ Hermético - Bote para café que evitará que tus granos de café o tu café molido se oxide o pierda su auténtico sabor. La válvula...
  • ✔ Aislante y antihumedad - Contenedor de café de acero inoxidablde 304 tiene un revestimiento interior por lo que evita la luz solar...
  • ✔ Calendario ajustable - Tarro cafe con tapa hermética. La tapa contiene una válvula con calendario en forma de rueda en el que permite...
  • ✔ Multifunción - Recipiente para almacenar café de acero inoxidable que se puede utilizar tanto para café en grano como para café...
  • ✔ Diseño elegante - El bote para guardar café de SILBERTHAL es el regalo perfecto para los amantes del café o de los accesorios de...

También debemos destacar que la firma CoffeeGator posee en el mercado un recipiente similar, también en distintos tamaños y con las mismas características que este.

Botes dosificadores de café

De los botes de café dosificadores ya hemos hablado en nuestra página (dosificadores de café). Sirven para almacenar el café molido, pero además tienen un sistema de apertura o grifo que siempre sirve la misma dosis de café en tu taza o en el filtro de tu cafetera, de forma automática y precisa.

Bote dosificador de café Meliconi
  • Dosificador para café; compatible con todo tipo de cafeteras moka.
  • Permite también conservar el sabor de café.
  • Dimensiones: 10 x 23 cm.
  • Material: hojalata.
  • 100% Fabricado en Italia.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.