¿Qué es el café ecológico?

Última actualización: 19/11/2021

Seguramente el término del café ecológico puede traer diferentes significados a la cabeza de quien lo escucha. Desde la sostenibilidad hasta el reciclaje pueden interpretarse como parte de esta “clase de café”. Sin embargo, el término hace referencia al café que naturalmente conoces y no a ninguna variedad diferente al arábigo o robusta.

El carácter ecológico que sele atribuye a este café recae en el asociamiento del mismo en los últimos años al cultivo de productos agrícolas de forma natural. En otras palabras, podría decirse que el café ecológico se obtiene cuando los caficultores no agregan pesticidas o químicos al cultivo. De esta manera se fomenta la agricultura sostenible y se intenta atraer consumidores responsables a la cultura del café.

Características y curiosidades

Además de las características ya mencionadas, el café ecológico se distingue por un estricto control desde su cultivo hasta almacenamiento donde se garantiza la ausencia de componentes químicos en los granos de café. Esto es un requisito indispensable para alcanzar la etiqueta ecológica del café, que a su vez hace que el precio de este café sea más elevado que el del café que se consume en mayor cantidad.

cultivo-de-cafe

Por otro lado, el cultivo de café orgánico le exige al agricultor respetar los periodos de descanso del terreno con la finalidad de obtener granos más grandes y de mejor calidad. En consecuencia, no puede exigirse mucho al terreno teniendo en cuenta sus características geológicas específicas que hacen que un terreno difiera de otro.

Otra característica de esta clase de café es que la recolección debe realizarse manualmente antes de almacenarse y proceder a la exportación. Asimismo, el tueste se debe ejecutar con máquinas o herramientas especiales para los granos ecológicos del café. De esta manera, el consumidor final tiene la seguridad de adquirir un producto 100% natural.

Beneficios del café ecológico

Los requisitos que exige el cultivo del café ecológico permite que su consumo beneficie determinados factores. El primero de estos es el campo de la salud humana, ya que ofrece una cantidad mayor de nutrientes, antioxidantes, vitaminas y minerales.

Otro de los beneficios es que su calidad es más alta frente al café que es más comercial debido a los procesos de cultivo y recolección que se mencionaron anteriormente. En consecuencia, las notas de acidez y sabor son más fáciles de apreciar en el café ecológico.

Asimismo, el café ecológico aporta positivamente en mayor medida al medio ambiente. La sostenibilidad es visible con el cultivo de este tipo de café, ya que sus sistemas de producción son más amigables con el medio ambiente. Cuando no se utilizan productos químicos en los cultivos agrícolas, el agua y la tierra no son contaminados, fortaleciendo al mismo tiempo la fertilidad de la tierra.

cafe-organico

Los ecosistemas y la vida salvaje también se benefician del cultivo de café de forma ecológica, pues al evitar los productos químicos como herbicidas, fungicidas o plaguicidas que afectan negativamente a la fauna, se asegura que fluyan y converjan con los cultivos de forma segura. Las aves por ejemplo no se ven afectadas con este tipo de cultivos de café porque se evita la tala de árboles, tanto así que existen etiquetas que demuestran la armonía entre las aves y las marcas de café ecológico.

Asimismo, este tipo de cultivo de café exige ser cultivado bajo sombrío y en consecuencia se reduce la deforestación. Curiosamente, cuando el café se cultiva en la selva tropical, se reducen las afectaciones por plagas, ya que el ecosistema ofrece depredadores directos para estas plagas que podrían atacar el cultivo de café.

¿Por qué debería consumirlo?

Los beneficios ya expuestos, demuestran ampliamente por qué es una buena alternativa consumir el café ecológico. Aunque su precio sea un poco más alto, los recursos que destinas como consumidor terminan beneficiando a familias que con su esfuerzo manual crean un producto de calidad superior, ya que todo su proceso productivo exige mucha mano de obra.

Dicha mano de obra se encarga de aplicar las técnicas de cuidado en las plantaciones de café de una manera más respetuosa con el medio ambiente, sin embargo exige un trabajo más intenso que el que se aplica en plantaciones de café más comerciales.

De hecho, en algunas plantaciones de café ecológico se ven involucradas comunidades indígenas. En la mayoría de ocasiones, estos indígenas están organizados en cooperativas o como trabajadores de las haciendas dedicadas al cultivo de café con enfoque ecológico.

Por último, al exigir una técnica manual de recogida del café se asegura que la calidad sea mucho más alta que en cafés que utilizan otros métodos de recolección del café. Esto se debe a que cada grano que hace parte del café ecológico es elegido con sumo cuidado y se descartan aquellos cuyo grado de madurez no es el más apropiado.

Como pudiste apreciar, el café ecológico es una alternativa amigable con el medio ambiente y le apuesta a la agricultura sostenible. Cuando consumes este tipo de café, apoyas a familias y comunidades indígenas cuya economía depende mayormente del cultivo de café. Asimismo, obtienes beneficios para tu salud y apoyas a la conservación del medio ambiente.

Puntúa si te ha gustado:

Puntuación media: 0 / 5. Nº de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.