Prensa Francesa

La Prensa Francesa, también denominadas cafeteras de émbolo o de pistón, gozan de popularidad porque suponen una manera sencilla de preparar un café muy sabroso, con poco esfuerzo, y más fuerte que con otras cafeteras. Constan de un mecanismo muy simple, compuesto por una jarra de vidrio donde se echan el café molido y el agua hirviendo, y un pistón o émbolo que sirve para prensar los residuos al final de la preparación. Se comercializan en diferentes tamaños, de modo que podemos adaptar nuestra cafetera a las necesidades de preparación que tengamos en casa. Las cafeteras de émbolo o prensa francesa datan de Francia (de ahí su nombre) a mediados del siglo XIX, pero fue patentada por el Italiano Attilio Calimani en el año 1929.

Prensa Francesa

El único inconveniente de los cafés con prensa francesa es que no son del todo instantáneos, ya que el producto hay que dejarlo reposar por espacio de unos 3-4 minutos antes de servirlo. De cualquier modo, su preparación es 100% mecánica y apenas necesita experiencia ni habilidades especiales. Preparar café con prensa francesa es algo muy accesible para el gran público, aunque curiosamente otros tipos de cafeteras, como las express, están más extendidas en España.

Además, la preparación de café con prensa francesa debe seguir obligatoriamente unas ciertas reglas, so riesgo de estropear la bebida. La más delicada es servir el café justo en el momento en que está preparado. No podemos dejarlo reposar más tiempo de lo debido ya que entonces el café obtendrá un regusto amargo (sobreextracción). Si lo dejamos menos tiempo del debido, el café tendrá un sabor más agrio (esto es debido a que lo primero que se desprende de los granos de café son los ácidos).

Aicok Cafetera de Émbolo French Press 8 Tazas 1L

1 Nuevo Desde € 17,99
amazon.es
29,99
17,99
Envío gratuito
8,20
Envío gratuito
13,52
11,44
Envío gratuito
19,90
Envío gratuito
12,90
Envío gratuito

Hario CPSS-2TB - Prensa francesa

5 Nuevo Desde € 20,99
amazon.es
21,30
Envío gratuito
Última actualización: 08/03/2017 17:06

¿Cómo es el café de prensa francesa?

Para la prensa francesa debemos usar café molido grueso, tal y como explicamos en este artículo: tipos de molido de café. Este grosor se traduce en una mayor superficie de contacto con el agua, y por tanto (por obra y gracia de la infusión) en una mayor extracción del sabor.

Con la prensa francesa se obtiene un café muy aromático, sabroso y con gran cuerpo, producto del tiempo de infusión que se deja para que los granos suelten todos los aceites y matices a la bebida. Estos aceites, con otros métodos de preparación, directamente no se extraen o se pierden, o bien quedan absorbidos por los filtros de papel en las cafeteras de goteo. En nuestro caso, al quedar presentes en la bebida, son los responsables de que el café con prensa francesa tenga una apariencia con más consistencia y espesor que otros cafés.

El café preparado con prensa francesa no tiene nada que ver con otros tipos de café. Por ejemplo, los espressos están mucho más concentrados y permiten distinguir menos los sabores. En un café de prensa francesa, todo el líquido está empapado de aromas, matices, aceites, azúcares, componentes químicos… toda la esencia del café te la vas a beber al final. Por este motivo, el café de prensa francesa siempre va a tener un poco más de residuo y de cafeína que el espresso. Y en consecuencia, se recomienda usar café 100% arábica (que tiene la mitad de cafeína que el robusta).

Componentes de una prensa francesa

Las cafeteras de émbolo o prensa francesa están formadas básicamente por dos componentes: el recipiente y el émbolo:

  • Una jarra de vídrio o plástico. Donde se vierten todos los componentes y se infusiona el café. La carcasa exterior suele estar hecha de acero inoxidable, y también suele incorporar un pequeño asa que facilita la manipulación de la cafetera.
  • El pistón o émbolo, que da nombre a la cafetera. Es un pequeño émbolo con la misma circunferencia que la jarra de vidrio, que sirve para prensar los granos de café una vez que estos ya se han infusionado en el agua. El émbolo tiene un filtro en el extremo inferior para que, al llegar al fondo de la cafetera, se pueda filtrar el agua pero no los posos, que quedan de esta manera en el fondo. En el extremo superior encontraremos un pequeño asa o pomo, que nos permite subir y bajar el émbolo con comodidad.

En la siguiente imagen, de una prensa francesa vacía, podemos ver con claridad toda la estructura:

Cafetera de émbolo

Cómo funciona una cafetera de émbolo

Hacer un café en una prensa francesa es muy sencillo. No existen configuraciones ni tecnología de por medio (por este motivo también suelen ser cafeteras más baratas que la media), y cualquiera puede hacerlo en su casa. Solo es cuestión de aprender bien todos los pasos.

Antes que nada, asegúrate de que la cafetera está completamente limpia y seca. Debes tomar como costumbre limpiarla cuidadosamente después de usarla, siempre. Recuerda que el líquido va a estar en contacto con la cafetera durante varios minutos, de modo que cualquier residuo extraño contará con grandes probabilidades de transmitirse a la bebida final.

Bien, comencemos. Lo primero que debes hacer es retirar la tapadera y el filtro de la cafetera. A partir de entonces, sigue las siguientes instrucciones:

  1. Echa el café molido en el fondo de la cafetera. La cantidad dependerá de la proporción que más te guste, y de la cantidad de agua que vayas a usar. La recomendación estándar es de una cucharada de café (7 u 8 gramos), por cada taza (150 ml de agua), pero esto es mejor que lo vayas adaptando a tus gustos.
  2. Vierte el agua sobre el café. Lo ideal es que el agua no esté hirviendo, o recién hervida, sino dejar pasar unos 20-30 segundos tras llevarla a ebullición para dejar que baje un poco. Si tienes un calentador eléctrico a mano, quédate con esta referencia: la temperatura ideal son unos 92º C. Si quieres obtener el mejor resultado, vierte el agua con movimientos circulares sobre toda la superficie de la cafetera. Así conseguirás que los granos se empapen de manera homogénea.
  3. Remueve el café. Es el momento de remover toda la preparación para que el café vaya mezclándose con el agua. Intenta no emplear elementos que puedan rallar el interior de la prensa.
  4. Reposo durante 4 minutos. Pon la tapadera que retiraste al principio, así como el filtro (para que no se disipe el calor), y deja reposar la mezcla por espacio de unos 4 minutos. Cuando hayas concluido, y antes del paso siguiente (prensar) conviene que vuelvas a removerlo un poco. Este es el momento clave de la preparación de café con prensa francesa: no te pases de tiempo. Se suele recomendar tener un reloj al lado y tomar como referencia la marca de los 4 minutos como máximo. Ten en cuenta que los granos se van disolviendo minuto a minuto… si te pasas, el amargor de la bebida aumentará exponencialmente.
  5. Prensa tu café: ¿Nunca te habías preguntado por qué este sistema se llama prensa francesa? En este paso, debemos bajar el filtro para prensar los sedimentos y depositarlos en el fondo. Gracias al filtro, los posos quedarán separados del líquido. Una vez hecho esto, tenemos que esperar unos segundos para que el café se asiente.
  6. Sírvelo al momento: Si lo dejas reposando, como ya hemos dicho, se producirá la temida sobreextracción… y no querrás probar el resultado.

Si después de esto todavía te quedan dudas, no dejes de ver estos interesantes vídeos donde profesionales te cuentan de primera mano todos los secretos sobre cómo preparar café en una prensa francesa.

Este segundo vídeo también nos explica cómo preparar café con prensa francesa, pero además con un cronómetro al lado para comprobar que no se tarda más de 4 minutos en tener listo el café.

Por último, si quieres conocer distintos modelos de cafeteras de émbolo siempre puedes comenzar por echar un vistazo a las cafeteras de prensa francesa más vendidas en España.

Rankings y listados de cafeteras de émbolo

Por último, te ofrecemos un enlace a las principales guías de compra y rankings que hemos elaborado en nuestra web alrededor de esta cafeteras de émbolo o prensas francesas: