¿Para Qué Sirve El Café Con Sal?

Última actualización: 16/09/2022

Lo más usual es que tomemos nuestro café con azúcar o edulcorantes. También solemos adicionarle leche vegetal o de origen animal para obtener un poco de crema y un sabor más neutro, pero ¿café con sal? Muchas personas, por extraño que suene, están optando por preparar esta bebida de forma salada.

Aunque parezca una idea loca o descabellada, seguro tú también querrás seguir preparando tu café de esta manera cuando sepas cuales son los beneficios que esta mezcla trae para ti y tu cuerpo. Quédate y averigua para qué sirve el café con sal.

¿Para qué sirve la sal en el café?

Aunque no lo creas, la sal en el café puede ayudarle a mejorar su sabor. Sí, no estás leyendo mal, básicamente este condimento hace que los componentes de la bebida interactúen de forma distinta, causando que su sabor amargo se neutralice y podamos experimentar más perfectamente la explosión de sensaciones que este grano puede ofrecernos, pero de manera más pura.

Tal vez te estés preguntando: Si eso mismo hace el azúcar o la miel, ¿para qué quiero tomarme un café con sal? Pues bueno, la respuesta corta es que el azúcar no hace lo mismo que la sal. Lo que sucede con las interacciones dentro de la bebida es diferente según los componentes que se le agregue. La sal, como ya dijimos, neutraliza el sabor amargo; el azúcar, por el contrario, oculta ese sabor sobreponiéndose a la amargura del grano, por lo que no se obtiene un sabor puro. Más bien, se logra una mezcla de ambos.

Historia de esta combinación

El boom de esta combinación se da por el año 2009, más o menos, cuando el famoso y altamente conocido chef norteamericano, Alton Brown, le recomendó al público en uno de sus programas de televisión hacer esta mezcla. Desde ese momento muchas personas corrieron a hacerle caso al reconocido cocinero y se puso de moda esta forma de preparar el café.

Sin embargo, Alton Brown no es la primera persona en haberse inventado esta combinación. De hecho, en muchas culturas y países de Europa del norte y de la zona oriental, como Suecia, Noruega o Turquía; ya era normal esta práctica. Existen otros relatos de los años de la guerra donde los soldados añadían sal al café para mejorar un poco su bebida pues era de mala calidad.

Receta del café con sal

Como ya hemos dicho, esta mezcla ayudará a mejorar los diferentes sabores que el grano de café tiene para nosotros, pero espera. No basta con simplemente adicionarle la sal y ya. Hay que tener cuidado con las cantidades y el momento para realizarlo. Siguiendo la recomendación de Alton Brown, lo ideal es que por cada taza de agua y dos cucharadas de café, se le agregue media cucharadita de sal.

Esa sería la cantidad ideal para explotar al máximo los sabores del café, pero si eres primerizo en esta preparación puedes empezar añadiéndole un poco menos de lo recomendado e ir tanteando si la preparación de la receta es de tu agrado.

Si te atreves a probar esta forma de elaboración, nos encantaría leer tu experiencia y lo que opinas. ¡Ah! y recuerda que la sal neutraliza el sabor amargo, más no endulzará tu bebida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.