Máquinas para hacer churros en casa

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Las máquinas para hacer churros en casa pueden ser de distinto tipo -de hecho, no todas funcionan igual- pero el objetivo es siempre el mismo: poder disfrutar de una rica ración de churros recién hechos sin tener que salir de casa.

Es cierto que tú siempre tendrás que poner tu habilidad y toque personal a la hora de hacer la masa, pero para que el churro tenga el tamaño y la forma correctas necesitarás algún instrumento que te ayude. Y aquí es donde entran en juego las churreras caseras, desde las sencillas máquinas de pasta hasta las más sofisticadas churreras para hacer churros horneados en pocos minutos.

Si estás buscando una churrera para hacer churros en casa, un buen lugar donde comenzar a mirar es Amazon. Porque, reconozcámoslo, aunque a todos nos gustan los churritos calientes pocos nos atrevemos a hacerlos en casa, y al final siempre acabamos yendo al bar o a la churrería más cercana. Las máquinas para hacer churros caseros no son precisamente los utensilios más populares en España, así que no es sencillo encontrarlos en tiendas.

¿Qué tipos de máquinas para hacer churros en casa existen?

Para simplificar, podemos distinguir únicamente dos tipos de churreras caseras: las eléctricas y las manuales.

¿Qué diferencia hay entre una churrera manual y una churrera eléctrica? Pues muy sencillo: no se usan de la misma manera.

Las churreras manuales se utilizan para introducir la masa dentro y servirla con forma de churro (como si fuera una manga pastelera) sobre la sartén donde vayamos a freírlos.

En cambio, las churreras eléctricas son aparatos que cocinan los churros (como si estuvieran horneados, en lugar de fritos).

Después podemos reconocer un tercer tipo de máquina para hacer churros, que es la churrera profesional o industrial. Lógicamente estos aparatos ya son para churrería, no para instalar en casa.

Eso sí, sea cual sea la opción de elijamos, la masa la tenemos que hacer nosotros primero. ¡De eso no te vas a librar!

Churreras caseras manuales

Comenzamos por las máquinas para hacer churros más conocidas al menos en España. Se trata de las churreras manuales, que son muy similares a los aparatos para prensar pasta o masas de repostería. De hecho, muchas de ellas vienen con diferentes boquillas decorativas para colocar en el extremo y obtener churros de distintos grosores y formas (incluso churros rellenos).

Dentro de las máquinas para hacer churros manuales podemos hacer dos subapartados: las de plástico y las churreras inoxidables. Las primeras son muy económicas, y pueden servirnos para dar nuestros pasos en este mundillo, pero no nos parecen muy interesantes. Las segundas son las que nosotros recomendaríamos, y por eso les dedicamos un apartado más adelante.

Si estás pensando en comprar una churrera casera manual, vas a encontrarte con fabricantes bastantes conocidos en el mundillo, como pueden ser Ibili, Ilsa o Flores Cortés. Si optas por comprar una churrera de plástico, la historia será bastante diferente.

¿Cómo se usa una churrera casera manual?

Si no sabes cómo usar una churrera casera, no te preocupes porque es muy sencillo:

  • Primero introduces la masa que has elaborado.
  • Luego presionas la palanca para que vaya saliendo la masa por el extremo (con la forma de la boquilla que hayas escogido).
  • Por último, debes cortar la masa con los dedos humedecidos o mojados en agua para que te vayan saliendo los churros separados. La longitud del churro queda a elección tuya.

Churreras metálicas de acero inoxidable

Las churreras metálicas siempre son de mayor calidad, higiene y durabilidad que una de plástico (o incluso que algunas mixtas que llevan componentes de ambos materiales). Y cuando hablamos de churreras metálicas, nos referimos lógicamente siempre a las churreras de acero inoxidable.

Si tienes oportunidad de escoger, y el presupuesto no es un problema para ti, te recomendamos que optes siempre por un utensilio de acero para cocinar o utilizar cualquier ingrediente en la cocina. A la de comprar una churrera de acero inoxidable, tienes varias opciones en el mercado como estas que te presentamos aquí:

Churreras caseras eléctricas

En el ámbito de las churreras domésticas también tenemos los modelos eléctricos. Estas máquinas funcionan de manera similar a una sandwichera, una gofrera o a una máquina para hacer cupcakes: introduces la masa en el hueco reservado para ello, la cierras, y la pones en marcha para que el calor generado por la electricidad cocine el churro en pocos minutos. Generalmente tienen una capacidad para hacer cuatro churros al mismo tiempo.

La ventaja de las churreras eléctricas es que se lía y se ensucia menos: no tienes que preparar una sartén, ni gastar aceite de oliva, secar luego los churros al sacarlos, etcétera. En cierto modo, podemos decir que las churreras caseras eléctricas son más prácticas que las manuales.

A cambio, claro está, el sabor y la textura de los churros horneados o cocinados de esta manera no tiene nada que ver con un churro tradicional frito en aceite muy caliente, como mandan los cánones. En España estamos menos acostumbrados a esta modalidad y por eso las miramos con algo de recelo, pero lo cierto es que si la masa es buena, el resultado final también lo será.

La mejor churrera para hacer churros en casa: la Ilsa 700

Nosotros somos muy tradicionales, así que vamos a apostar por los churros fritos (no horneados) en aceite de oliva como mandan los cánones. Y para ello necesitamos una churrera manual, resistente y suficiente versátil como para poder darle diversos usos si queremos experimentar con distintas recetas.

Y en esos parámetros encontramos a la churrera de Ilsa, un fabricante sobradamente conocido en el sector del menaje doméstico. En concreto, hablamos de la churrera Ilsa 700.

Se trata de una churrera de acero inoxidable que hemos elegido, entre otros, por los siguientes motivos:

  • Procede de una marca de prestigio.
  • El acero inoxidable nos da robustez y durabilidad en la cocina.
  • Tiene 18 cms de largo y 7 de diámetro: es fácil de almacenar en cualquier armario.
  • Viene con distintas boquillas para probar varios tipos de churros, formas, rellenos… incluso pasta.

Así que ya sabes, si estás buscando comprar la mejor churrera casera sin gastarte mucho dinero, esta (o la de Ibili) tiene todas las garantías.

  • Metálica
  • Fácil de usar
  • Color metálico
  • úmero de modelo del producto: 700

Churreras profesionales

Las churreras industriales no están pensadas, lógicamente, para un uso doméstico (salvo que tengas una cocina o un salón fuera de lo normal), pero también tiene su mercado, por supuesto. No todos los propietarios optan por comprar una churrera industrial usada.

Las churreras profesionales se pueden categorizar en función del tamaño de su freidora (desde 5 hasta 15 litros o más). Ten en cuenta que una cosa es el tamaño de la freidora, y otra el tamaño del molde cilíndrico donde se echa la masa, que no suele superar los 5 litros.

Existe un buen surtido de churreras industriales nuevas en Amazon, como podrás comprobar en la siguiente galería. Eso sí, ten en cuenta que muchas de ellas provienen de fabricantes asiáticos.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.