Máquinas Para Hacer Pasta Fresca

El gusto por la cocina de calidad y por los productos naturales, con procesos de elaboración con poco procesado,está cada vez más extendido entre amplios sectores de la población. La preocupación por mejorar los hábitos alimenticios parece estar detrás de este auge, aunque también la popularidad de las dietas ecológicas. Por el efecto de este tipo de cambios en la alimentación han surgido en los últimos años numerosas iniciativas para elaborar comida en casa que, tradicionalmente, se hubiera comprado en un supermercado. En este sentido, y aunque existen desde hace décadas en su formato para hogares, las máquinas de hacer pasta fresca se han vuelto el producto estrella para miles de personas que la encuentran la forma más saludable y económica de hacer pasta casera de forma natural desde la tranquilidad del hogar.

Por supuesto, se puede hacer pasta fresca sin máquina, pero ya que tenemos tecnología para facilitarnos la vida…. hay que aprovecharla. ¿O no? Mucha gente las conoce como máquinas para hacer espaguetis, o máquinas para hacer raviolis… pero genéricamente nosotros las llamaremos máquinas para hacer pasta en asa.

Las máquinas de pasta casera constituyen un mercado que crece año tras año y por eso se pueden encontrar una gran variedad de máquinas de hacer pasta para elegir cuando se necesita adquirir una.

Tipos de máquinas para hacer pasta

Antes que nada, lo primero que un futuro usuario de una de estas máquinas debe comprender son los diferentes tipos de máquinas de pasta casera que existen.

Aunque se pueden hacer múltiples clasificaciones de las máquinas de hacer pasta en el hogar, la mejor forma de entender los diferentes tipos que existen es diferenciándolas por la forma en que trabajan la pasta: por aplanamiento (con rodillos) o por extrusión. Y en cada tipo podemos encontrarnos con modelos manuales o eléctricos.

Resumiendo, hay cuatro tipos de máquinas de pasta casera:

  • De rodillo manual
  • De rodillo con motor (eléctricas)
  • De extrusión manual
  • De extrusión con motor (eléctricas)

Máquinas de pasta de rodillo

Las máquinas de hacer pasta casera de rodillo se conocen así por estar compuestas por un juego de rodillos. Por estos rodillos, accionados por una manivela en el caso de ser una máquina manual o de forma automática en caso de ser una máquina con motor, se hace pasar la masa previamente elaborada para conseguir hacer la pasta con la forma deseada.

Es decir, que podemos diferenciar las máquinas de pasta de rodillo a su vez en dos tipos: las manuales y las eléctricas (o con motor). Veamos algunos ejemplos de ellas:

Máquinas de pasta manuales

Las máquinas de hacer pasta manuales manejan dándole vueltas a una manivela. No tienen más misterio.

Máquinas de pasta con motor

Las máquinas para hacer pasta eléctricas tienen un motor, y funcionan enchufándolas a la corriente y pulsando un botón. Son más sencillas, pero también más caras que la máquinas para pasta manuales.

Al pasar la masa por los rodillos de la máquina se consigue su aplanado, y para conseguir diferentes grosores en la pasta en función del gusto o preferencia que se tenga se puede ajustar la distancia entre los rodillos, ya que son completamente regulables.

La función de aplanado de estas máquinas suele venir acompañada de la función de corte a través de un accesorio. Gracias a este accesorio se puede crear tiras de pasta de diferentes tamaños (tallarines, fettucini…) una vez la masa es aplanada por los rodillos.

Es decir, que la masa siempre es la misma, pero el tipo de pasta dependerá del accesorio que le apliques a la máquina. Así, podrás comprar online máquinas para hacer pasta más o menos avanzadas en función del número de accesorios distintos que incluya (3 accesorios, 5, 6 , o hasta 9…)

Además del clásico accesorio de corte que se pueden encontrar para estas máquinas existen accesorios de corte para conseguir convertir la máquina de hacer pasta en una raviolera. El mecanismo es simple y solo se necesita elaborar el relleno que se prefiera y dejar actuar a la máquina para conseguir unos deliciosos raviolis. Esta posibilidad convierte a estas máquinas de hacer pasta fresca en un objeto muy versátil e ideal para el uso en cualquier tipo de hogar. En todo caso, más adelante hablaremos de los accesorios para máquinas de pasta más habituales.

La gran mayoría de modelos que vas a ver en esta página, así como las más utilizadas en los hogares de todo el mundo, son precisamente estas máquinas para hacer pasta de rodillo.

Máquinas de pasta de extrusión

El otro tipo se conoce como máquinas de pasta con sistema de extrusión, y cuentan con una forma diferente de conseguir hacer las tiras de pasta. En lugar de hacer láminas aplastadas por rodillos y después cortadas, con este sistema se introduce la masa de la pasta y se presiona en un cilindro a través del cual hay un pequeño orificio por el que va saliendo la pasta con su forma.

Este sistema es similar al de otro tipo de máquinas como las de hacer churros y es el más indicado para hacer espaguetis o macarrones con tamaños y grosores al gusto del consumidor. La boquilla a través de la cual sale la pasta puede ser lisa o estriada para que la pasta pueda ser también hecha al método “rigate” que hace que la pasta tenga pequeñas curvaturas que ayudan a que se empapen de la salsa que se le quiera añadir.

Este tipo de máquinas para pasta de extrusión se pueden encontrar tanto en formato manual (presionando hacia abajo un cilindro) como en formato eléctrico y lo único en que el propietario tiene que tener cuidado, al igual que en el otro tipo de máquina, es de hacer una buena masa.

Cómo elegir una máquina para hacer pasta

Como se puede comprobar, existen en el mercado diferentes opciones para el hogar en función del tipo de pasta que se desee hacer. Sea cual sea el caso lo que resulta de vital importancia es contar con la información suficiente sobre las características principales de las mismas antes de adquirir cualquiera de los tipos. Si hubiera que destacar los aspectos fundamentales de las máquinas de hacer pasta que hay que analizar antes de adquirir una sin duda serían los siguientes:

Material con el que están fabricadas

En el mercado existen máquinas de hacer pasta fabricadas con diferentes tipos de materiales y acabados. Aunque las que están fabricadas con plástico suelen ser más económicas la realidad es que su durabilidad es inferior a otras máquinas y además se suelen romper sus piezas con mayor facilidad. Para comprar una máquina de pasta casera que sea duradera en el tiempo y que ofrezca resultados muy profesionales lo mejor es optar por máquinas fabricadas en acero inoxidable. Y es que aunque existen otras con otros metales de acabado cromado tienden a oxidarse y corroerse con mayor rapidez.

Tipo de máquina para pasta

Como ya hemos visto existen dos tipos de máquinas de hacer pasta. Si bien la de rodillo es la más popular y por la que optan la mayoría de personas también hay otras muchas que optan por las del sistema de extrusión, de resultados más profesionales. Y es que si la primera resulta más económica la segunda tiene la ventaja de que elabora por sí misma la masa, por lo que la elección dependerá de las necesidades que tenga cada consumidor.

Capacidad de ajuste

A la hora de decantarse por una máquina u otra hay que tener claro que lo más importante es que sepa realizar dos tipos de tareas. Por un lado el aplanamiento de la masa y por otro contar con distintas opciones de corte para elaborar diferentes tipos de pastas. Asegurarse bien de estas dos características es de vital importancia antes de realizar una compra.

Facilidad de limpieza

La masa es evidente que mancha la máquina y por eso hay que limpiarla después de cada uso. Para facilitar que la limpieza sea lo más rápida posible es necesario comprobar la capacidad que tiene la máquina para desmontarse y así poder limpiar las piezas por separado y conseguir un resultado mucho mejor. Esto es especialmente importante de comprobar cuando la máquina es de acero inoxidable, ya que su peso es mayor y limpiarla sin desmontarla puede ser bastante pesado.

Accesorios incluidos

Antes de comprar una máquina para hacer pasta hay que asegurarse de qué accesorios vienen incluidos y si no vienen, comprobar el precio de los mismos por separado para no llevarse luego un susto con los precios. Es esencial comprobar que cuente con los accesorios necesarios que permitan elaborar la pasta favorita del usuario, ya sea raviolis, tallarines o láminas para lasaña.

¿Manual o eléctrica?

Si se le va a dar un uso ocasional y para pocas cantidades lo más normal es que con una máquina manual se tenga suficiente y así poder ahorrar el importe de una máquina eléctrica, que es superior. Las máquinas manuales normalmente suelen necesitar dos personas para hacer la pasta ya que mientras una persona le da a la manivela de los rodillos otra se tiene que encargar de sostenerla para que no se mueva y estropee el proceso. Las máquinas eléctricas son mucho más cómodas pero tienen el inconveniente de tener un precio superior, por lo que la elección dependerá de las preferencias que tenga el consumidor.

Ventajas de usar una máquina para hacer pasta

Al usar una máquina de hacer pasta en el hogar el consumidor puede estar tranquilo sobre el proceso y la calidad de los ingredientes con los que ha sido elaborada la pasta. Al tener que hacer la masa en casa se eligen los ingredientes en función de las preferencias del consumidor evitando así comprar marcas o productos envasados que no sean del agrado del mismo.

También es muy destacable la mejora en la textura de la pasta. Y es que la pasta fresca tiene una textura en el paladar mucho mejor que la pasta seca y posteriormente hervida, por lo que la mejora en la calidad es evidente. Además de todas estas ventajas, elaborar pasta en casa es mucho más económico que comprarla en un supermercado, por lo que todo son ventajas.

Tipos de pasta más fáciles de hacer

Con los modelos de máquinas para hacer pasta que se pueden encontrar en cualquier tienda en la actualidad se pueden hacer prácticamente todo tipos de pasta fresca en casa. Pero si hubiera que destacar los tipos de pasta más fáciles de realizar desde casa por principiantes o por personas con poca experiencia serían los siguientes:

Fideos

Los fideos es uno de los tipos de pasta más fáciles de elaborar con una máquina además de los bloques de lasaña. Las cuchillas de las máquinas de hacer pasta cuentan con una precisión milimétrica por lo que no resulta complicado de hacer a pesar de su pequeño tamaño, por lo que son la opción ideal para experimentar si se tiene poca experiencia.

Espaguetis y macarrones

Aunque son completamente diferentes son los dos tipos de pasta más populares entre los ciudadanos españoles, por lo que utilizar los accesorios de la máquina para probar que tal salen es una buena forma de experimentar. Este tipo de pasta se suele hacer en las máquinas de extrusión.

Tallarines

Cualquier máquina de hacer pasta, incluso las más asequibles, están capacitadas para hacer unos tallarines a la perfección. Tan solo se necesita aplanar la masa y cortarla en finas tiras con el accesorio de corte. Es uno de los tipos de pasta más sencillos de hacer pero no por ello menos apetitosos.

Máquinas de pasta con raviolera

Para los que quieran arriesgar un poco más se puede optar por elaborar unos deliciosos raviolis con el relleno que se desee. Aunque existen accesorios para algunas máquinas que simplifican y agilizan todo el proceso, también es posible cortar la pasta en cuadrados y tras rellenar uno de ellos unirlos a ambos de forma manual. Es el tipo de pasta más elaborado, y si el relleno y la masa están bien hechos pueden quedar deliciosos.

Aunque sin duda el mejor resultado se consigue usando una máquina de pasta con raviolera, un accesorio imprescindible para los amantes de los raviolis. Y es que es uno de los tipos de pasta más versátiles y jugosos para el paladar.

Dónde comprar una raviolera online

Si quieres comprar una raviolera para tu máquina, puedes acudir a Amazon y encontrar diferentes modelos. Se usan de manera separada a la máquina de pasta tradicional. También podrás encontrarlos como accesorios para hacer raviolis.

Recuérdalo bien: un accesorio para hacer raviolis no es lo mismo que una máquina para cortar pasta tradicional.

Máquinas de hacer pasta Imperia

Imperia y Marcato, dos firmas italianas (cómo no) son dos de las mejores marcas de máquinas de pasta del mundo. Cuentan con los catálogos más extensos, y más variados, con máquinas para hacer pasta muy básicas pero también con modelos de alta gama. Para todos los bolsillos y todas las necesidades.

Comenzamos dando un repaso a las máquinas de pasta Imperia, que es la firma líder del sector en Europa.

Todas las máquinas para pasta Imperia son de rodillo: la mayoría con manivela -operación manual- aunque también hay un par de modelos a motor, la Imperia 650 y la Imperia 700, que podríamos catalogar como máquinas de pasta profesionales.

En líneas generales, una máquina de pasta fresca Imperia te va a costar ligeramente más cara que su equivalente de otra firma cualquiera. El prestigio hay que pagarlo de alguna forma.

Máquinas de hacer pasta Marcato

En la dura pugna por el honorífico galardón de la mejor marca de máquinas de hacer pasta se encuentra la también transalpina Marcato.

Tal y como sucede con Imperia, todas las máquinas para pasta Marcato funcionan por aplanamiento con rodillo. No tienen máquinas a motor. Las Marcato constituyen la esencia más pura de la máquina de pasta tradicional italiana, y no solo se pueden adquirir en el clásico acabado metálico cromado, sino también en sugerentes colores como el rojo o el dorado.

Si quieres comprar en Amazon una máquina de pasta Marcato, estas son actualmente las opciones disponibles en España:

Máquinas de hacer pasta baratas

Es posible que te llamen la atención estos aparatos, pero no tengas claro si los vas a utilizar lo suficiente como para amortizar la inversión. En Italia se come pasta casi a diario pero… en España no es tan habitual. Como mucho, una o dos veces por semana.

Una buena solución para este dilema es comprar una máquina de hacer pasta barata. Un modelo básico, que te permita familiarizarte con el proceso de hacer pasta fresca en casa, y calibrar qué uso real vas a darle.

Una máquina de pasta casera barata no te va a costar más de 20 o 30 euros. Lógicamente, tendrás que optar por un modelo manual (da igual que sea de rodillo o de extrusión) y posiblemente de una marca poco conocida. Pero para comenzar… será más que suficiente.

Como alternativa, te sugerimos también investigar el stock de máquinas de pasta fresca de segunda mano en Amazon. Siempre tienen alguna disponible, y las rebajas respecto a los modelos nuevos son muy jugosas.

Accesorios para máquinas de pasta

Existen numerosos accesorios para máquinas de pasta fresca muy útiles, tanto si quieres complementar la funciones de la máquina que  ya tienes en casa, como si quieres sencillamente intentar hacer cosas nuevas.

Si vas a comprar accesorios para pasta en Amazon, lo más habituales encontrarte primero con los complementos para corte. Es posible que tu máquina de pasta casera solo te permita hacer los 2 o 3 tipos de pasta básicos, y tú quieras ampliar el repertorio. Pues bien, eso se consigue comprando una máquina de pasta de gama alta, o adquiriendo un set de accesorios de corte como estos:

⭐ -13%
Marcato Regina - Máquina para hacer pasta
Marcato Regina - Máquina para hacer pasta
5 tipos de pasta: bucatini, fusilli, macarrones, macarrones y rigatoni.; Cómodo cortador que facilita el corte después de la extrusión.
73,31 € −13% 64,00 €
Marcato Accesorio Spaghetti Máquina para Pasta Atlas 150, Acero Inoxidable, Plata, 8 X 17.7 X 4.5 Cm
Marcato Accesorio Spaghetti Máquina para Pasta Atlas 150, Acero Inoxidable, Plata, 8 X 17.7 X 4.5 Cm
Accesorio para Espaguetis: pasta larga de sección redonda y 2 mm de diámetro; Espesor de la masa en hoja nº 4 del regulador de la máquina para pasta Atlas 150
35,54 €
Marcato Accesorio Lasagnette Máquina para Pasta Atlas 150, Acero Cromado, Plata, 8 X 17.7 X 4.5 Cm
Marcato Accesorio Lasagnette Máquina para Pasta Atlas 150, Acero Cromado, Plata, 8 X 17.7 X 4.5 Cm
Accesorio para lasagnette: pasta larga de sección cuadrada y 10 mm de diámetro; Espesor de la masa en hoja nº 6-9 del regulador de la máquina para pasta Atlas 150
26,29 €

Cortadores de pasta

Si te decides a hacer pasta fresca casera a mano, sin máquina, entonces tendrás que aplanar la masa con un rodillo, y cortarla con el cortador de pasta adecuado para cada tipo. Si quieres comprar un cortador de pasta en Amazon, ten bien claro primero qué tipo de pasta vas a preparar con mayor frecuencia. Cada cortapasta sirve para hacer un corte específico.

No Hay Productos

Secadores de pasta

Una vez que has hecho la pasta con tu máquina de pasta casera… ¿sabes que tienes que hacer con ella? ¿la puedes cocinar ya? ¡No! Debes dejarla secar primero. Y para ello lo más adecuado es usar un accesorio que se nos antoja imprescindible si tienes una máquina para hacer pasta fresca en casa: los utensilios secadores de pasta.

Estos soportes para secar pasta normalmente se construyen con varillas sobre la que se colocan los espaguetis o la pasta larga que deseemos escurrir.

Comprar un secador de pasta en Amazon es bastante barato: por apenas 10 o 15 euros tienes un sinfín de modelos con varilla que incluso pueden ser plegables para que ocupen menos espacio en el armario cuando no los uses.

La importancia de una masa bien elaborada

Se puede tener la mejor máquina de hacer pasta casera del mundo y que el resultado sea un auténtico churro. Si no se sabe elaborar la masa correctamente y se le da el punto adecuado la masa se puede resquebrajar y romper durante el proceso o quedar dura o blanda si no se sigue a rajatabla la forma de elaboración.

La forma más sencilla de elaborar pasta es la conocida como “pasta al huevo”. Para ello solo se necesita varios huevos en función de la cantidad que se vaya a hacer, sal al gusto, y batir los huevos a la misma vez que se va añadiendo harina hasta lograr la textura adecuada.

Si se comprueba que la masa ha quedado un poco pegajosa es que necesita un poco más de harina, y si por el contrario se ve que ha quedado quebradiza es que necesita un poco de agua. En cualquier caso el truco pasa por amasar muy bien y durante al menos 5 minutos sin parar para que el resultado sea como el de un profesional.

Las máquinas de hacer pasta casera son uno de los objetos más versátiles del mundo de la cocina y por ello se está ganando a pulso un hueco en muchos hogares. La posibilidad de controlar todo el proceso de elaboración de la pasta, desde sus ingredientes hasta su amasado y su corte, hace que todo el mundo en casa se involucre en conseguir una pasta cada vez mejor, por lo que además de su interés culinario está el interés como una forma de ocio en familia.

Y es que sea cual sea el tipo de pasta favorito en cada familia, allí estará una máquina de hacer pasta en casa, lista para satisfacer los paladares más exquisitos.

Cómo hacer pasta casera

Bueno, ya te has decidido a comprar tu máquina de pasta casera, pero eres un novato en estas lides y no sabes ni por dónde cogerla. ¿Cómo funciona una máquina de hacer pasta fresca? ¿Cómo se usa una máquina de pasta casera?

Realmente el funcionamiento de una máquina de pasta casera es muy simple: una vez que tienes hecha la masa, la introduces en la máquina y le vas dando vueltas a la manivela para que la lámina te salga como tienes previsto (con una forma u otra dependiendo del accesorio que emplees).

Si te queda todavía alguna duda, es mejor que lo veas:

Puntúa si te ha gustado:

Puntuación media: 0 / 5. Nº de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.