Café Affogato

¡Mamma mia! estas serán tus palabras cuando pruebes la siguiente receta de café affogato. Una bebida deliciosa con un sabor único y frescura sin igual. El café Affogato (ahogado, en español) es un postre italiano que combina dos elementos históricos de la cultura italiana: el café espresso y el helado. Sí, helado. Una receta muy fácil de preparar ya que solo vas a necesitar tres ingredientes.

Como su nombre lo indica, el café Affogato, es un tipo de café originario de Milán, Italia; que se prepara fundiendo una bola de helado con café espresso caliente.

Como componentes del café affogato siempre tiene que haber helado y café pero puedes agregarle para darle un toque mas amargo y potente un chorrito de licor  de tu preferencia.

Y hoy en la sección de recetas de café, te traemos a la carta la preparación del Café Affogato paso a paso para que en esa reunión de amigos de los viernes, los sorprendas realizando esta receta fácil del café affogato.

Ingredientes del café affogato: receta tradicional

(Cantidades para una persona, y 5 minutos de preparación)

  • 1 bola de helado al gusto. Aunque, el sabor tradicional para preparar el café Affogato es con el helado de vainilla, ya que al no ser un sabor tan fuerte deja el protagonismo al café; pero puedes ir probando con otras variaciones de sabores como por ejemplo el ron con pasas, chocolate negro, chocolate blanco (una opción perfecta para los mas golosos de la casa), entre otros, que combinen con el amargo y aromático gusto del café. Solo ten en cuenta que los sabores frutales muy ácidos y los helados estilo sorbete no entran dentro de la ecuación de café Affogato.
  • (1) Una taza de café expresso doble.
  • Un chorrito de licor al gusto, de preferencia Amaretto, Baileys o cualquier otros licor cremosos de frutas o de frutos secos como los licores de avellanas o almendras. Como también, puedes incluir otras variedades de bebidas alcohólicas, como el aguardiente.
  • Una copa de helado o taza con capacidad de unos 300 ml previamente enfriada en el congelador.

Cómo hacer café affogato (receta paso a paso)

Primero debes preparar un buen café espresso doble. Utiliza la herramienta, cafetera que más te guste y con el café de tu preferencia. Una vez listo, déjalo reposar mientras preparas la taza o vaso de helado a utilizar.

Elige el helado de tu gusto. Como te comentamos anteriormente puedes probar con distintos sabores que combinen con nuestro protagonista, el café expresso.

Con nuestro helado seleccionado, tomamos una porción de helado y la colocamos en nuestra copa  previamente sacada del refrigerador.

Cubrimos al momento con el café bien caliente. La cantidad de este va al gusto. Por ultimo, añadimos un chorrito de licor, por ejemplo con un poco de Baileys al gusto. Este licor queda estupendamente con el café affogato.

Sirva inmediatamente, revolviendo el helado de vainilla en el café caliente para que se derrita un poco.

Café Affogato con Nata

Esta segunda opción para preparar el café Affogato tiene los mismo ingredientes principales: el café expresso y el helado de vainilla o otro de tu preferencia, pero ahora agregaremos a la lista de ingredientes nata montada y virutas de chocolate.

Ingredientes del café affogato con nata

  • 1 bola de helado al gusto.
  • (1) Una taza de café expresso doble.
  • Una copa de helado o taza con capacidad de unos 300 ml previamente enfriada en el congelador.
  • Nata montada, al gusto
  • Virutas de chocolate (opcional)

Cómo se hace el café affogato con nata

Cómo se hace el café affogato

En la copa de helado previamente refrigerada agregaremos virutas de chocolate en el fondo.

Ahora, elige el helado de tu gusto. Toma una porción generosa de helado y la sirves encima de las virutas de chocolate en la copa de helado.

Añade a la copa el café espresso doble a tu gusto y para rematar este postre, agrega la nata montada sobre el café. El orden en la receta del café affogato es importante: no se trata de hacerse un café normal y corriente y “verter” bruscamente sobre él una bola de helado. No. Se coloca el helado sobre la taza o vaso, y luego lentamente y con mimo se sirve el café no demasiado caliente sobre la bola.

Para finalizar, decora con cacao en polvo, sirope de chocolate o canela en polvo. Lo que más te guste.

¡Muy importante! El café affogato clásico no lleva azúcar, porque se supone -esto también va sobre gustos, todo hay que decirlo- que se endulza ya con el propio azúcar que lleva el helado.

Café y helado son los ingredientes básicos, pero puedes innovar tu receta de café Affogato con más opciones o decoraciones que brindaran una explosión de sabores a tu papilas gustativas como también a tus ojos. Puedes añadir por ejemplo: virutas de chocolate, nata, licor, cacao en polvo, canela molida o vainilla molida.

Nota: Como variantes del affogato puedes sustituir el café por alguna variedad de té aromático, o por un chocolate caliente. Esta es una excelente opción para los niños de la casa o para personas que no puedan consumir cafeína.

La preparación del café affogato es simple y a la vez deliciosa. El resultado de cualquiera de las dos recetas, café affogato tradicional o el café affogato con nata son el ejemplo perfecto de bebida cremosa con el contraste frío-caliente que en combinación al sabor dulce del helado y al amargo del café, nos ofrece un postre sorprendente.

El café affogato tradicional es ideal para el verano, donde las altas temperaturas y el calor constante te incita a tener una copa de helado cerca, pero sin perder ese gusto y aroma que el café recién hecho te ofrece. No obstante, esta combinación de café affogato y nata va más allá de los días calurosos ya que este postre se impone como una opción dentro de la gama de dulces en cualquier periodo del año y a cualquier hora del día.

Una receta del café affogato fácil, sencilla y perfecta para terminar una rica comida; solo imagina café y postre en un solo plato.