Sifones de Cocina 2021

El sifón de cocina también se conoce como sifón para espumas, y es un instrumento que hace no muchos años costaba ver en las cocinas y hogares españoles. Aunque los sifones existen desde hace mucho tiempo, realmente es en los años 90 del siglo XX cuando las revolucionarias técnicas de Ferrán Adría (cuando empieza a trabajar con todo tipo de espumas y aires) le dan la vuelta por completo al uso del sifón de cocina en el hogar. Hasta esa fecha, el sifón se concebía más bien como un utensilio propio de cocineros profesionales o de barmans.

Hoy día, gracias en parte a los programas de cocina televisivos y a la mayor difusión del sector en todos los ámbitos, cada ver personas se animan a comprar su sifón para cocinar en casa, y probar a hacer espumas, cremas o líquidos carbonatados (con gas).

A lo largo de esta guía vamos a enseñarte todo lo relacionado con el mundo de los sifones, para ayudarte a compra el que mejor encaje con tus necesidades y también para que aprendas en caso de seas nuevo en estas lides. Pero, antes de empezar, es bueno que veas qué cuáles son algunos de los sifones de cocina en Amazon:

A la hora de comprar un sifón de cocina, en Amazon es donde encontraremos mayor variedad y disponibilidad de productos. Si te decides a adquirirlo en una tienda física, es posible que tengas más dificultades, porque este no se trata de un artículo excesivamente común ni que demande todo el mundo.

Pero, comencemos por el principio…

¿Qué es un sifón de cocina?

¿Alguna vez has probado una espuma en un restaurante? Pues esa espuma -de lo que sea- probablemente la hayan elaborado con un sifón.

El sifón es básicamente un recipiente con un mecanismo en su parte superior donde se insertan las cargas, o cartuchos (de gas). También un orificio de salida, donde se coloca una boquilla, que es por donde serviremos el resultado de nuestra preparación: la espuma, aire, crema o puré emulsionado de marras.

Más adelante hablaremos de cómo se usa el sifón en la cocina y algunas pautas básicas de funcionamiento. Ahora vamos a pasar a lo que todos los lectores que llegáis a esta página andáis buscando: los consejos de compra.

¿Qué sifón de cocina comprar?

O cómo elegir un sifón de cocina, que viene a ser lo mismo. Salvo que ya estemos familiarizados con estos aparatos, la primera vez que nos decidimos a comprar online un sifón de cocinar no tenemos mucha idea de en qué características debemos fijarnos ni de qué modelos son mejores que otros.

A través de este apartado pretendemos facilitarte la tarea. Aparte de saber para qué vas a usar tu sifón de cocina, bastará con que te fijes en los siguientes aspectos:

  • Capacidad: la mayoría de marcas de sifones de cocina tienen dos versiones de su sifón: una de medio litro y otra de un litro de capacidad. Para un uso doméstico, a no ser que cocines habitualmente para muchas personas en casa… el tamaño ideal es un sifón de cocina de medio litro.
  • Material: los sifones para cocinar suelen estar hechos de aluminio o de acero inoxidable. Nos referimos siempre al cuerpo, porque las boquillas sí que suelen ser de acero siempre. Los sifones de aluminio pesan menos, y son los más utilizados en el ámbito doméstico. Los sifones de acero pesan más, cuesta más agitarlos… y se suelen reservar para restaurantes y hostelería.
  • Recetas para sifones de cocina: las recetas con sifones para cocinar son muy buscadas, especialmente entre los principiantes. Cuando coges soltura ya es otra cosa, pero al principio sobre todo lo que necesitas son ideas, ¿verdad? En este sentido, hay sifones que vienen con algún libro de recetas o sugerencias incluidas, y otros no.
  • Cargas incluidas: Más adelante hablaremos de ella, pero los recambios de CO2 o de N2O son un accesorio que tendrás que comprar a menudo ya que el gas se gasta, y es necesario para que el sifón funcione. No te librarás de comprar repuestos, pero algunos sifones viene con algún cartucho de regalo ya incluido.
  • Diferentes boquillas: La utilidad de las boquillas del sifón depende de tu creatividad y del tipo de elaboraciones que hagas con el aparato. La mayoría de usuarios podrán pasar perfectamente con la boquilla estándar que traen la mayoría de sifones, pero algunos sifones más avanzados vienen con un juego de dos o incluso tres boquillas diferentes para que la espuma presente diferentes formas en el plato. Esto solo se aplica a los sifones de espuma, lógicamente, porque los sifones de soda no necesitan nada de esto.

En realidad, un sifón para cocinar no es un aparato demasiado sofisticado, y teniendo claros estos cuatro o cinco detalles, junto con la utilidad que le vas a dar… no te será difícil saber qué sifón de cocina comprar para tu casa.

Más adelante te hablaremos de algunos modelos concretos, más en detalle.

Tipos de sifones para cocina

Cuando hablamos de sifones en el lenguaje culinario, normalmente nos referimos al sifón de cocina de gas comprimido. Pero… ¿qué tipo de gas se utiliza? Este es un detalle importante, porque el gas que se mezcla con el líquido es el que determina el tipo de sifón o el uso que le vamos a dar.

Esencialmente hay dos tipos de sifones de cocina:

  • Sifones para hacer soda: en apariencia tienen el mismo aspecto que los de espuma, pero utilizan cargas de CO2. ¿Qué se consigue con esto? Añadir gas carbonatado a cualquier líquido que tengamos en el interior del sifón. Dicho de otro: ponerle burbujitas, como si fuera un refresco.
  • Sifones para espumas o cremas: el sifón para cremas utiliza cargas de N2O -óxido de nitrógeno- y sirve para emulsionar cualquier líquido que mezclado con un agente emulsionante -gelatina, grasa, clara de huevo… cualquier ingrediente que “se monte”- y conseguir esa textura de espuma, crema, aire… ya sabes a lo que nos referimos.

Sifones de nata

No existen sifones para hacer nata propiamente dichos, sino que con un sifón de espumas convencional podemos montar nata si seguimos los pasos correctos.

Para empezar, tanto la nata como el sifón han de estar muy fríos (aconsejable meterlos unas horas antes en el frigorífico).

En segundo lugar, conviene hacer varias pruebas con la nata para ver qué consistencia tiene. Esto significo agitar varias veces el sifón tras vaciar la carga de gas, y sacar un poco de nata para ver si está consistente. Si no lo está, agitamos unas pocas veces más, y repetimos el mismo procedimiento hasta que veamos que la nata está tan líquida o tan densa como queramos.

Ten bien claro que cuanto más agites el sifón, más o mejor se mezclará el gas con la nata del interior, y por tanto más densa será la nata (o espuma de nata) que sirvamos.

Esta regla es válida no solo para la nata, sino ara cualquier otro elemento que queramos emulsionar dentro de nuestro sifón de cocina.

Otra de las grandes ventajas de usar un sifón de cocina para hacer nata es la conservación: como los sifones están cerrados herméticamente, puedes guardar el resultado en el frigorífico y servir la nata directamente desde el sifón siempre que quieras. No se te va a poner mala.

Los mejores sifones de cocina de 2021

Llegamos a nuestra selección de los mejores sifones para cocinar del momento. Es difícil decir cuál es el mejor sifón de cocina del mundo, porque ese galardón seguramente correspondería a un sifón profesional, pero sí que hay un conjunto de modelos que destacan sobre el resto, normalmente por sus prestaciones o por su excepcional valor en relación al rendimiento que ofrecen. Nosotros vamos a quedarnos con estos tres sifones de cocinar:

Sifón Lacor 68601 de 1 litro

Este sifón de cocina de Lacor lo seleccionamos por su magnífica relación calidad-precio, y nos parece una magnífica opción para los usuarios que quieran disfrutar de este instrumento en casa sin gastarse mucho dinero en una primera inversión. ¿Estamos ante el mejor sifón de cocina de 1 litro? Es posible, al menos si cotejamos valor frente a precio.

Se trata de un sifón de CO2 de 1 litro de capacidad (quizá un poco excesivo si lo vamos a utilizar en un hogar con pocos comensales), más orientado a elaborar carbonatados (añadir gas carbónico a otros líquidos) que para hacer espumas o cremas. Mide 33 cms de altura, y no resultado demasiado pesado en su manejo.

La parte de arriba, como ves en la foto, no es metálica sino de plástico de color negro… pero es que por este precio tampoco se puede pedir mucho más. Para aprovechar al máximo toda la presión de este sifón Lacor recomendamos utilizar agua muy fría. las temperaturas tibias afectan al funcionamiento ligeramente.

Sifón de cocina Lacor de 1 litro
  • Sifón de CO2
  • Capacidad: 1 l
  • Ø 10 cm

Sifón de nata profesional Le Homeware

Si el anterior era para aguas carbonatadas, este de la marca Le Homeware es un sifón de nata que viene con 3 boquillas de recambio, cada una con una forma diferente, y además con un cepillo de limpieza (un accesorio que siempre se agradece).

Está realizado íntegramente en acero inoxidable, lo que se nota sobre todo en su peso… y en el precio. La capacidad de este sifón para espumas y nata montada es de 0,5 litros. Funciona con cartuchos de N2O del mercado, y también podemos emplearlo para batir todo tipo de elaboraciones: hielo, cremas, quesos, crema pastelera, etcétera.

El recipiente del sifón se puede lavar en el lavavajillas después de usarlo, pero el cabezal conviene siempre lavarlo a mano y limpiarlo con el cepillo que ya viene incluido en el paquete.

En resumen: si estás buscando comprar un sifón de nata de la máxima calidad, por ejemplo para niveles medios o avanzados de repostería… esta es una buena elección.

Sifón Profesional de Acero Inoxidable - 0,5 litros
  • - Material: acero inoxidable 304; Capacidad: Max 0,5 litros (500 ml); Elija entre tres mangas decorativas; Cruz, tulipán y estriado;
  • - Utilice este sifón premium batido para batir crema, hielo, glaseado, queso suave, crema pastelera, refrescos, jalea y mucho más;
  • - Este producto se puede utilizar con todos los cartuchos de 8g N2O comercialmente disponibles (N20 no incluidos);
  • - Gracias a su estructura enteramente hecha de acero inoxidable, pasa en un baño de agua hasta 50 ° C. Anodizado, el interior de la...
  • - Compatibilidad del horno: No compatible; Mantenimiento: Fácil limpieza a mano (cabeza) y lavavajillas (tanque);

Sifón de cocina térmico – 0.5 litros

La principal virtud de este sifón térmico profesional es que permite hacer tanto espumas frías como calientes (salsas, por ejemplo). Así que, como podrás imaginar, su uso está más orientado a la hostelería, a los profesionales, o como mínimo a los aficionados que cuenten ya con cierto nivel de destreza.

Y su precio tampoco es el más asequible, claro.

Si te puedes permitir un desembolso de este tipo en un sifón de cocina, no vas a encontrar mejores prestaciones al menos en el mercado español. Las paredes de este sifón disponen de un revestimiento aislante especial, que conserva totalmente frío el interior del recipiente por un plazo de hasta 8 horas (3 horas en el caso de que el contenido queramos conservarlo caliente).

Este sifón térmico de la marca Winware viene además con 3 boquillas diferentes intercambiables. En resumen: no se nos ocurre mejor opción para comprar un sifón profesional en Amazon España.

No Hay Productos

Nos dejamos en el tintero algún ejemplo interesante, como el sifón Ibili de 1 litro, pero hemos preferido ceñirnos a una lista corta para facilitar en lo posible la elección a nuestros lectores.

También conviene destacar la marca austríaca de sifones iSi, quizá de una de las más prestigiosas del mercado, aunque poco recomendable para principiantes. Los sifones de cocina iSi están más enfocados a usuarios con un nivel de exigencia medio-alto, pero si ya tienes experiencia en la cocina o si quieres hacerle un buen regalo a alguien… desde luego con estos acertarás de pleno. En la actualidad, iSi dispone de estos tres modelos a la venta en Amazon España:

Comparativa de sifones de cocina 2021

Esta no es necesariamente una comparativa de los mejores sifones para espumas, como los que hemos enumerado antes, pero sí es una buena perspectiva inicial de cómo está el mercado de los sifones ahora mismo en España, con algunos de sus artículos más representativos… ya sea por calidad, por precio, o por ambas cosas a la vez.

Nombre
CALIDAD-PRECIO
Lacor 68601
Imagen
Lacor - 68601 - Botella Para Sifón CO2 1 Litro
Marca
Lacor
Capacidad
1 litro
Recetas incluidas
Material
Aluminio
¿Envío rápido?
Precio
39,63 €
Comprar
CALIDAD-PRECIO
Nombre
Lacor 68601
Imagen
Lacor - 68601 - Botella Para Sifón CO2 1 Litro
Marca
Lacor
Capacidad
1 litro
Recetas incluidas
Material
Aluminio
¿Envío rápido?
Precio
39,63 €
Comprar

Sifones de cocina baratos

Un sifón de cocina profesional puede situarse fácilmente en los 60 u 80  euros, pero lógicamente para utilizarlos en casa – y averiguar si nos hacemos a su uso- podemos conformarnos con un modelo más básico.

Podemos hacer una lista de sifones de cocina económicos con modelos que no superan, o superan por poco, los 30 euros de precio. He aquí algunos ejemplos:

No Hay Productos

Otra buena opción es comprar un sifón de cocina de segunda mano en Amazon, pero al tratarse de productos relativamente económicos y no ser muy populares en nuestro país, pues la verdad es que la disponibilidad no es para tirar cohetes. Salvo honrosas excepciones, lo mejor es optar siempre por comprar un sifón para espumas nuevo.

Sifones para cocinar profesionales

Los sifones de cocina profesionales tienen una serie de características que los diferencian bastante de los sifones para hacer espuma domésticos. Prácticamente no hay en el mercado modelos “híbridos” o a medio camino entre ambos conceptos.

A modo de resumen, te aclaramos que un sifón profesional suele tener lo siguiente:

  • 1 litro de capacidad (para elaborar y dispensar grandes cantidades de producto) como mínimo.
  • Cuerpo de acero inoxidable, que conserva mejor las temperaturas en el interior. Son más difíciles de manejar y de agitar porque pesan lo suyo… pero los profesionales están acostumbrados.
  • Suelen incluir accesorios, boquilla, guarniciones…
  • Son obviamente más caros que un sifón de espuma doméstico.

La verdad es que nosotros no recomendamos comprar un sifón de cocina profesional para casa, salvo casos muy concretos. Si eres un experto cocinillas y necesitas tener un cacharro de estos en tu cocina, aquí tienes algunos de los mejores sifones para cocinar profesionales:

Sifones para hacer soda

Son distintos de los sifones para espumas o cremas, básicamente porque utilizan cargas de CO2 y no de N2O. Otro gas, y por consiguiente otro efecto en el líquido.

El propósito de utilizar un sifón de CO2 es simplemente añadirle gas a cualquier líquido, como las burbujitas de los refrescos. A partir de aquí, la imaginación del usuario es la dicta el camino a seguir. ¿Refrescos de verduras? ¿Carbonatar un gazpacho? ¿Por qué no?

Los sifones de soda tienen un aspecto muy característico, y no muy distinto del de los sifones de espuma. La principal diferencia está en el grifo u orificio de salida, que en el caso de los sifones de soda apunta siempre hacia abajo (hacia la base del sifón) y además no tiene embellecedores o boquillas… al servir solamente líquidos, no le hacen falta.

Por lo demás, el sifón de sodas tiene el mismo tamaño, aunque predominan más los de 1 litro, y suele estar construido con los mismos materiales que los sifones de cocina para espumas (aluminio o acero inoxidable). Como usuario, tú solo debes tener claro para qué sirve cada uno.

Por último, toca hablar de los precios. Al comprar un sifón para soda debemos preparar un presupuesto que rondará los 30 o 40 euros en el caso de los ejemplares más básicos, o alrededor del doble si queremos un modelo con mayores prestaciones. Aquí te dejamos una selección de algunos de los sifones de soda que se pueden comprar en Amazon a día de hoy:

Cargas para sifones de cocina

Las cargas para sifón son las compañeras inseparables de tu nueva adquisición. Cada carga inyecta gas en el interior del sifón, y por eso antes de servir el resultado debes agitar con brío el sifón (para mezclar bien los ingredientes con el gas).

Las cargas para sifones de gas comprimido son el accesorio que comprarás con mayor frecuencia, ya que cada vez que utilices tu sifón emplearás una carga, a veces incluso dos (depende de la textura que quieras conseguir).

Cuando vayas a comprar las cargas para sifones, te encontrarás con dos tipos: las de CO2 y las N2O. No te equivoques de gas, porque el resultado no tiene nada que ver en un caso y en otro. Ya hemos explicado que el CO2 es para hacer sodas y el N2O es para conseguir una textura de espuma o crema.

Normalmente, todos los sifones de espuma admiten cualquier carga de N2O (aunque las haya de distintas cargas), pero te aconsejamos verificar la compatibilidad primero, por si las moscas.

Como puedes comprobar, todas las mejores marcas de sifones de cocina comercializan sus propias cargas de N2O. Suelen venir en paquetes de 10, 20, 24, 30, 50 unidades… siempre te saldrá más barato comprar una paquete muy grande, pero tienes que calcular también la frecuencia con la que vas a utilizar tu sifón en casa.

Ibili 751000 - Cargador Sifones De Nata - Caja 10 Pcs.
Cargas para sifón de nata (10 u); Cada carga contiene 8g de aire comprimido N20.; Este producto solo debe ser utilizado para fines alimenticios.
7,56 €
IBILI N2O Cargador Sifones De Nata 8g Caja 100Pcs X N2O IBILI Carga CAPSULAS Gas para Todas SIFON Nata
Cargas para sifón de nata; Cada carga contiene 8g de aire comprimido N20.; Este producto solo debe ser utilizado para fines alimenticios.
50,15 €
Lacor 68602 - Cargas para sifón CO2, 10 piezas
10 cargas de co2; Compatibles con la botella sifón co2 de lacor; 8 g
8,95 €
IBILI 744100 Cargas SIFON CO2 10 U
10 unidades desechables cápsulas/Cartuchos; Apto para nuestros Soda Soda Nº 19 289; Dale a tus drinks/cócteles algo Pepp por un salpicaduras de la soda Soda.
8,95 €

¿Para qué sirven los sifones de cocina?

Básicamente, para lo que la imaginación te dicte. Se trata de un utensilio que abre muchísimas posibilidades en la cocina, y por tanto permite al usuario complicarse la vida tanto como desee. Puedes hacer espumas sencillas, frías o calientes, para decorar cualquier plato, o experimentos de lo más complejo, pasando por las natas montadas de toda la vida… que fueron uno de los primeros usos que tuvo el sifón de cocina antes de que se inventaran los sprays de nata montada que hoy tenemos en todos los supermercados.

Por ejemplo, con el sifón para hacer espuma puedes utilizar nata líquida y aromatizarla con aromas o sabores nuevos. O puedes usar cualquier otro líquido que emulsione (ya hemos mencionado antes algunos: helados, gelatinas, fécula, clara de huevo, grasas…) y conseguir texturas de todo tipo pero con sabores sorprendentes.

Luego están los sifones para hacer soda, o carbonatar cualquier líquido, de los que ya hemos hablado en un apartado anterior. Con este tipo de sifones de CO2 puedes hacerte tus propios refrescos en casa… mucho más sanos y sobre todo más personalizados que las bebidas industriales.

¿Cómo funcionan los sifones de cocina?

Este es un apartado especial para neófitos, y en él te vamos a explicar cómo usar un sifón de cocina paso a paso.

  • Lo primero siempre es llenar el sifón. Todos los sifones tienen una marca de llenado, que no debemos superar bajo ningún concepto (mejor incluso quedarse algo por debajo). El motivo es que después tenemos que añadir el gas al contenido del sifón… y el gas aunque no sea vea también ocupa espacio. Es imprescindible que el líquido que utilices dentro del sifón esté perfectamente colado y filtrado: el más mínimo tropezón o partícula sólida puede dar al traste con la textura que buscas.
  • Después hay que cerrar bien el sifón (normalmente se enrosca la tapadera superior). Casi todos los sifones llevan además una junta de goma que rodea la inserción del cabezal con el vaso del sifón. Este es un accesorio adicional que evita el riesgo de salpicaduras.
  • Cuando el sifón está bien sellado, es hora de añadir el gas. Se inyecta una carga de gas y se vacía en el interior del sifón, siempre con el sifón boca abajo. Si por cualquier motivo quieres añadir más gas y emplear dos cargas, simplemente vacías la primera, la retiras, insertas la segunda carga, y la vuelvas a vaciar en el interior del sifón. Por ejemplo, muchos usuarios prefieren usar una carga para sifones de medio litro, y dos o tres cargas para sifones grandes de un litro. Esto ya va sobre gustos.
  • Ya tenemos todo el gas en el interior del sifón, junto con el contenido que añadimos en el primer paso. Es hora de mezclarlo todo. ¿Cómo? Pues muy fácil: agitando el sifón siempre con la cabeza hacia abajo. Hay que tener brío: normalmente 6 o 7 movimientos deben ser suficientes, pero que hacerlos bien.

Si te ha quedado alguna duda, aquí te adjuntamos también un vídeo didáctico acerca de cómo funciona un sifón de cocina. Es sencillo, pero hay que seguir los pasos correctamente:

¿Son peligrosos los sifones de cocina?

El sifón de cocina no es un utensilio peligroso en absoluto, y desde luego muchísimo menos dañino en potencia que una cocina propiamente dicha, o un fuego, o cualquier cuchillo afilado. Sin embargo, la cuestión de la seguridad de los sifones cobró una difusión inusitada a raíz de un desgraciado suceso acaecido en el año 2017. En aquel entonces, la bloguera y modelo Rebecca Burger, una personalidad muy influyente en los medios, falleció a causa de las heridas que le produjo la explosión de su sifón cuando lo estaba utilizando en su cocina.

Este no era el primer accidente que ocurre con un sifón, ni por desgracia será el último. Pero la popularidad de la persona accidentada puso en tela de juicio la seguridad de los sifones en la cocina.

A este respecto, hay que hacer constar dos hechos muy a tener en cuenta:

  • Jamás debe abrirse un sifón si no se ha vaciado de gas por completo. Esta es una pauta de seguridad básica que siempre debemos tener presente al utilizar un sifón de cocina. Muchos accidentes con los sifones han ocurrido por este motivo.
  • ¿Sifones defectuosos en circulación? En ocasiones ha ocurrido que el tapón de plástico (el que envuelva al cartucho de gas) no soporta la presión, y explota, saliendo disparado hacia fuera… y normalmente impactando con el pecho o la cara de la persona que lo está usando. Este fue el caso del accidente de la bloguera Rebecca Burger citado anteriormente. A este respecto, todas las marcas denunciadas por comercializar sifones “supuestamente” defectuosos fueron denunciadas y sus productos retirados del mercado. La mayoría de ellas operaban en Francia, y desde 2015 ya no comercializan sifones nuevos. Hoy día estas marcas no distribuyen en España, y por tanto el riesgo de comprar un sifón defectuoso de su catálogo es mínimo (al menos, es el mismo riesgo que existe de adquirir cualquier otro artículo defectuoso de cualquier otro tipo).

Los sifones para cocinar más vendidos de 2021

Para concluir nuestra guía de compra de sifones para espumas, te ofrecemos una lista de los modelos que más se están vendiendo en España este año. Nosotros ponemos este ranking al final de la guía, pero los compradores novatos o quienes estén investigando por primera vez acerca de estos productos posiblemente quieran empezar por aquí y hacer una idea de las tendencias de compra de los consumidores españoles en el sector de los sifones.


Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y la disponibilidad de sus productos los actualizamos cada 24h, y están sujetos a cambios. Si te decides a comprar algo, se aplicará siempre el precio e información de disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.