Prensadores de Café

No hace falta que seas barista profesional ni un catador certificado de espressos. Cualquier aficionado al café, con un mínimo de iniciación, conoce la importancia de la compactación del café molido en el filtro, para que la bebida sea resultante sea un espresso de calidad y no un brebaje del averno.

Un café molido poco prensado no ofrecerá la resistencia suficiente al paso del agua, y un exceso de presión puede convertir al filtro en un muro de café imposible de atravesar. Para lograr la presión adecuada, nos ayudamos de Tampers o Prensadores de Café. Son accesorios para el barista muy baratos, y muy prácticos. ¿Cómo? ¿Que tú también quieres uno? Pues… ¡pasa y coge el que más te guste!

¿Qué Es Un Prensador De Café?

Los tampers o apisonadores de café son uno de los accesorios de barista más habituales. Básicamente, un prensador para café es un peso -suele ser de aluminio o de cualquier otro metal ligero- con un mango. El peso acaba en forma circular, con un diámetro variable que se puede elegir en función del tamaño de nuestro portafiltro. En ocasiones, el mango del tamper para café es de madera (lo que resulta en un instrumento de mucha mayor calidad y estética, aunque en la práctica su función sea la misma).

Guía Para Comprar Compactadores de Café

Si quieres adquirir un prensador de café para usarlo en casa, tan solo debes tener en cuenta un par de detalles: la forma y el tamaño. Sobre la forma hablaremos más adelante (existen compactadores de café convexos y planos), pero el tamaño es algo crucial: debes comprar tu tamper en función del diámetro que tengan los filtros de tu cafetera. El tamper para café debe entrar de manera justa en la cavidad del portafiltro.

Un compactador demasiado pequeño va a dejar una parte del café sin prensar, y el agua tenderá entonces a encontrar canales y a colarse por ellos. En cambio, si tu tamper de café tiene un diámetro mayor que el de tu portafiltro, sencillamente no podrás prensar nada. Por este motivo existen prensadores de 51 milímetros, 53 milímetros, 55 mm, 57 mm, etcétera.

Las marcas de prensadores de café no siempre son conocidas en el mercado cafetero. Algunas fabrican otro tipo de accesorios para cafeteras, o incluso cafeteras, pero otras se limitan exclusivamente a vender productos para baristas, y no son populares entre el gran público. Algunas de las marcas de tampers más reputadas son, por ejemplo, los prensadores Motta, Gearmax, Anself o ECM.

Tampers Planos y Tampers Convexos

Existen fundamentalmente dos tipos de compactadores de café: los que tienen la superficie plana o convexa. Realmente no hay ninguno que sea mejor que otro, y al final todo es una cuestión de preferencia. Existe la creencia, a favor de los prensadores convexos, de que permiten compactar mejor los bordes del filtro y que benefician una distribución del agua más uniforme por la superficie del café molido. Pero al final todo depende de tu toque manual y de que seas capaz de ejercer la presión justa para el tipo de molido que estés empleando.

Cómo Se Usa un Tamper o Compactador de Café

Además de disponer de un buen prensador de café, hay que saber usarlo convenientemente. No es cuestión de apretar y ya está; ni mucho menos. Para mostrártelo, nada mejor que observar este vídeo:

https://www.youtube.com/watch?v=WXsoZm8D1SE

 

A grandes rasgos, los prensadores para café hay que utilizarlos en dos tiempos: primero, se hace una presión suave para nivelar el café por toda la superficie. Y en segundo lugar, se hace una presión algo más firme para conseguir compactar el café, y dar lugar a una especie de “pastilla de café” de cierta solidez. Como ya hemos dicho, el objetivo es que el café molido, después de ser prensado, ofrezca la resistencia al agua justa y necesaria.

 

En la Tienda No Solo Tenemos Prensadores de Café, Sino También:

 


Nos obligan a molestarte con la obviedad de que esta web usa cookies. Si continúas navegando entendemos que las aceptas. Más información.