Molinillos de Café

En esta página queremos reflejar todo lo que un usuario doméstico necesita conocer antes de comprar molinillos de café. Es importante conocer los distintos tipos de molinos de café que existen en el mercado, sus ventajas, sus inconvenientes, y también de qué partes están compuestos y cuál es su importancia dentro del proceso convencional de molido. Si usas una cafetera express en casa y prefieres moler tu propio café antes que comprarlo ya molido, no dejes de leer el siguiente artículo.

NOTA: Visita nuestro Archivo completo de molinillos para leer reseñas y opiniones especializadas sobre cada uno de los modelos.

¿Para Qué Sirve un Molinillo de Café?

Empecemos por lo básico. Un molino de café sirve para convertir el grano de café en polvo. Por eso en muchos países se los conoce también como moledora de granos o moledora de café.

¿Por qué se muele el grano? Porque de esta manera aumenta exponencialmente la superficie del café que está en contacto con el agua cuando se elabora la bebida, y así se transmiten al líquido elemento todas las propiedades (aroma, color, sabor, textura) del café. Prueba a filtrar el agua por los granos de café sin moler… verás el resultado 🙂

Café molido

¿Qué Le Pedimos a un Buen Molino de Café?

Ten bien claro que un mal café o un café mal molido nunca va a dar buen resultado, aunque lo utilices con la mejor cafetera express del mercado. De modo que te aconsejamos calibrar en su justa medida la importancia de tener un molinillo de café apto para tus necesidades.

Un buen molinillo de café fundamentalmente tiene que ser capaz de dosificar correctamente el café (lo recomendable son 7 u 8 gramos de café para cada taza) y sobre todo no transmitir aromas ni sabores extraños al café durante el molido. Este es un riesgo que ocurre cuando se calientan las muelas o cuchillas, normalmente metálicas, durante el proceso de molido.

Para evitar el sobrecalentamiento, los molinillos más avanzados tiran de tecnología, y se convierten en auténticas máquinas para moler café. Usan sistemas como por ejemplo el usar muelas cerámicas en vez de muelas de acero (se calientan mucho menos), el aumentar la superficie de las muelas o cuchillas (a mayor superficie, mejor disipan el calor), el usar muelas cónicas en vez de muelas planas (el molino de muelas cónicas no necesita girar a una velocidad tan alta como en el caso de las muelas planas) o incluso emplear sistemas de reducción de la velocidad en el motor rotatorio, como es el caso del MiniMoka GR0203.

DeMoka Gr0203

Tipos de Molinos: de Cuchillas o de Muelas

Existen varios tipos de molinos para café. La primera y más natural categorización en un molino para café es la de los instrumentos que utiliza precisamente para moler. Hay molinillos que utilizan cuchillas para moler (aunque más apropiado sería decir destrozar o acuchillar), y que son mucho más simples y económicos que los molinillos de muelas. Los molinillos de cuchillas se pueden usar para el café, pero normalmente son multiusos y se emplean también para moler especias u otros ingredientes. Los molinillos de cuchillas no nos permiten seleccionar el grosor de la molienda.

Los molinillos de café propiamente dicho son los molinillos de café de muelas o molinillo de rodillos (más adelante te enseñaremos qué es una muela y qué tipos de muelas existen). La diferencia fundamental de las muelas con las cuchillas es que las muelas verdaderamente muelen (trituran, aplastan) el grano de café, mientras que las cuchillas lo cortan sin misericordia ni cariño alguno. Aunque suene paradójico hablando de molienda, una muela trata con más cariño al grano de café que una cuchilla. Y esto el cafetero sabe apreciarlo.

También hay molinos para café casero con muelas muy baratos, (partiendo de 15-20 €) pero se extienden mucho más allá: existe una gama amplísima de tipos, variedades y prestaciones que en su tope máximo puede dar lugar a molinillos de varios cientos de euros de precio. Otro detalle básico que debemos tener en cuenta cuando hablamos de molinillos de muelas, es que nos permiten seleccionar el grado de molienda, o grosor del grano que vamos a moler.

En nuestra página, y en todo este artículo, solo vamos a analizar y referir molinillos de muelas, ya que consideramos que son los más apropiados para moler café tostado y los que usan la inmensa mayoría de usuarios y expertos cafeteros.

Molinillos de Café Manuales y Eléctricos

Se pueden establecer varias divisiones de molinillos de café de muelas, pero lo más usual es distinguir entre molinillos de café manuales y molinillos de café eléctricos. En un molinillo de café manual (o molinillo de mano) tenemos que accionar manualmente nosotros una manivela para hacer girar las muelas, mientras que en los molinos eléctricos es un motor (con mayor o menor potencia, normalmente están entre 100 w y 200 w) el que se encarga de este trabajo. Como es normal, los molinillos manuales son más baratos que un molino eléctrico.

El molino manual para café es una pieza más apreciada por los coleccionistas o por los usuario que tienen varios molinillos en su casa, y utilizan cada uno en distintas ocasiones. El molino para café eléctrico suele tener un uso más especializado y también más exigente. Este moledor de café se conoce también como moledora de café eléctrica.

También podemos dividir los molinillos de café según el tipo de muelas que emplean: cónicas o planas.

Molinillos con Muelas Cónicas o Planas

Las muelas o fresas planas necesitan que el motor gire más rápido, normalmente a más de 1000 RPM (revoluciones por minuto), mientras que los molinillos eléctricos de muelas cónicas giran a una velocidad notablemente inferior, alrededor de las 500 RPM. Tan en las planas como en las cónicas, el sistema de montaje mecánico es el mismo: hay dos muelas; una inferior que está fija y que se monta sobre el motor, y otra superior que se monta sobre la primera y que es la que varía de posición cuando seleccionamos el grosor de la molienda (aumentando o disminuyendo la distancia entre las muelas, permitimos que pasen granos o partículas de café más grandes o más pequeñas).

A continuación te mostramos una imagen de Italmill.it en la que puedes observar unas fresas o muelas planas ya desmontadas:

Molinillos de café: muelas planas

Grosores de Molienda Continuos o Escalonados

Los molinillos, y especialmente los eléctricos, suelen tener diversos grados de molienda predefinidos que determinan el grosor del grano que vas a moler. Por ejemplo: el nivel 1 (muy fino), el nivel 2, el nivel 3 (menos fino), etc. Pero de igual modo, existen molinillos cuyo ajuste es totalmente manual: permiten al usuario mover manualmente las muelas para juntarlas o separarlas tanto como desee.

Esto da como resultado infinitos niveles de molienda. De esta forma el molido es mucho más preciso, como puedes suponer… pero tambien es más dificil de manejar. Se necesita mucha experiencia para conocer el punto exacto de molienda para cada tipo de café y determinarlo de manera 100% manual.

En un molino para café manual, no existen este tipo de configuraciones, y la precisión del molido muchas veces vendrá determinada por el tiempo que le estemos dando a la manivela.

Molinillo de café: Precio

Aquí hay de todo, así que vamos al grano (nunca mejor dicho). Los más baratos, a partir de 10 o 15 euros. Los más caros, hasta 200 o 300 euros. Por supuesto, nada que ver el propósito de unos con el de los otros. Cada cual que ajuste su presupuesto lo mejor que pueda.

El precio de un molinillo de café determina en gran medida la calidad del molido y el uso final que se le va a dar a la molienda. Y el mejor molinillo de café no es el más caro, sino el que mejor se adapte al tipo de café que vas a preparar después.

Entonces… ¿Qué Moledora de Café Me Conviene?

Más allá de estas clasificaciones, los molinillos de café presentan diversas prestaciones o funciones en función de su precio y del tipo de consumidor al que estén dirigidos. Puede variar por ejemplo la capacidad de la tolva (el contenedor donde echamos los granos de café), la precisión a la hora de determinar el grado de molienda (del grado más fino al grado más grueso… hay molinillos con 10 o 12 niveles y otros que permiten seleccionar hasta 40 niveles diferentes con gran precisión como es el caso del Graef CM800).

Ningún tipo de molinillo es necesariamente mejor que otro, simplemente hay que buscar el molinillo de café que mejor se adapte a nuestras necesidades. La finura o grosor del molido depende de varios factores: del tipo de café, del grado de tueste que el café tenga (no todos son igual de permeables o resistentes al paso del agua), y también de la presión con que lo prensemos en el filtro de nuestra cafetera. Si el molido es más grueso del recomendado, tendremos que prensarlo un poco más de la cuenta. Si por el contrario tenemos un café molido demasiado fino, entonces lo conveniente es ejercer menos presión a la hora de prensarlo para permitir que el agua circule un poco mejor. El prensado óptimo para preparar un espresso, según dicen los baristas, equivale a ejercer una presión uniforme de 20 Kg por toda la superficie del café ya en el filtro.

Así que como puedes comprobar, la preparación de un buen espresso es un proceso bastante artesanal en el cual el barista ha de controlar numerosos parámetros con gran precisión.

Si consumes café espresso, nosotros te aconsejamos invertir -dentro de tus posibilidades- en un buen molinillo. A partir de aquí, la decisión es tuya.

Molinillo de café manual

Partes de un Molinillo de Café

Además de las muelas, de las que ya hemos hablado y que constituyen el elemento fundamental de una moledora de café casera -por cuanto son las responsables de su triturado- hay otras piezas importantes que el usuario debe conocer para valorar la compra de una moledora de café.

La tolva es uno de los más importantes, porque es el contenedor donde se deposita el café en grano antes de ser molido. Por tanto, es una superficie que va a estar permanentemente en contacto con el café. Es importante limpiarla con frecuencia, y recomendable no dejar el café allí demasiado tiempo (lo ideal es moler únicamente la cantidad que se va a consumir, pero por razones prácticas esto no siempre es viable cumplirlo). Su capacidad varía mucho en función del tipo y del precio del molinillo.

Molinillo Graef CM800: tolva extraíble

El dosificador, por otro lado, es el recipiente donde se recoge el café ya molido. Normalmente los molinillos disponen de un sistema automático para que el usuario determine qué cantidad (o qué número de dosis) de café desea moler exactamente. Esta cantidad pasa después a un recipiente que va asociado al dosificador. Los hay de distintas capacidades (lo normal es que estén entre 100 y 200 gramos) y también de distintos materiales. No es lo mismo un dosificador de cristal que uno de plástico, ya que las partículas de café molido son tan pequeñas que por culpa de la electroestática se pueden quedar “pegados” a las paredes del dosificador y por tanto su manipulación es mucho más difícil. Mejor disponer de un dosificador que evite este problema.

Si tienes miras profesionales, o mayores exigencias que un usuario doméstico medio, has de saber que el dosificador te da la seguridad de servir en cada taza la misma cantidad de gramos de café, con toda exactitud. Por ejemplo, para un espresso se recomiendan 6 o 7 gramos de café molido. Esto te permitirá preparar cada taza con mayor rapidez que si tienes que calcular tú mismo la cantidad de café molido que vas a usar.

Al margen de estas ventajas, los molinillos con dosificador tienen algunos inconvenientes. Por ejemplo, como el café en el almacén del dosificador ya se encuentra molido, es muchísimo más importante que en el caso de la tolva no dejarlo permanecer allí durante mucho tiempo. También es recomendable limpiarlo bien a diario, para evitar la propagación de aromas.

En la siguiente foto puedes ver el molinillo Severin 3873 con su dosificador aparte:

Molinillo Severin 3873

Todos los Molinos de Café en Nuestra Web

Para finalizar, te ofrecemos los enlaces a los análisis de los molinillos de café que hemos realizado hasta el momento en ComprarMiCafetera.com: Todos los análisis de molinillos

Aquí tienes en segundo lugar la división de molinillos según su modo de operación: eléctricos o manuales.

Y por último, una práctica guía de compra para que conozcas los mejores y mas vendidos molinos para café del mercado de menos de 30 euros: Molinillos de café baratos.

Además de Molinillos de Café, También Puedes Comprar en Nuestra Tienda:


Nos obligan a molestarte con la obviedad de que esta web usa cookies. Si continúas navegando entendemos que las aceptas. Más información.