Espumadores de Leche

Cuando preparamos en casa espressos con leche, capuccinos o lattes macchiatos, siempre nos recreamos en esa fantástica capa de espuma, suave y firme, que corona nuestras creaciones. Muchas veces la propia cafetera, a través de un vaporizador -para la leche- o un filtro presurizado -para el café-, es capaz de crearla, pero otras veces necesitamos crear nosotros mismos la espuma de leche para hacer un capuccino casero como Dios manda. Y de paso, evitarnos un paseo a nuestra cafetería favorita cada vez que nos apetezca darnos este placer. Para ello, nada mejor que utilizar un espumador, batidor o emulsionador de leche. Así que si no sabes cómo sacar espuma a la leche (como un profesional), mejor será que sigas leyendo y te des una vuelta por nuestra tienda online de espumadores.

Los espumadores de leche sirven para crear espuma de leche profesional, y nos permiten una mayor flexibilidad y un mayor número de opciones que los tradicionales vaporizadores que incluyen algunas máquinas express. Si preparas capuccinos o lattes en casa, y te consideras un verdadero aficionado a estas bebidas, tener un buen accesorio batidor de leche es casi obligatorio. La leche con espuma, bien hecha, es capaz de llevar tus creaciones hasta el siguiente nivel.

 

Sin embargo, estas máquinas para hacer espuma de leche todavía no son muy populares en España y el usuario que quiere hacerse con una de ellas con frecuencia se tope con una barrera informativa de dimensiones considerables. En las grandes superficies o tiendas físicas donde venden este tipo de accesorios, la especialización de los dependientes en el sector del café brilla por su ausencia.

Por este motivo, desde ComprarMiCafetera.con hemos creído necesario elaborar una completa guía sobre espumadores de leche, donde incluimos no solamente los análisis exhaustivos de todos los modelos importantes del mercado (que se pueden consultar aquí), sino también una catalogación y un resumen de los mismos desde este artículo. ¡Comenzamos!

Espumadores de Leche Eléctricos

Los espumadores de leche podemos dividirlos de manera básica en dos grandes tipos: los batidores de leche eléctricos y los espumadores manuales. Los primeros generan la espuma a través de una ruedecita que da vueltas, y que funciona con corriente eléctrica. Bien con enchufe, o bien a pilas. En los segundos, somos nosotros quienes debemos agitar manualmente la leche para formar la deseada espuma.

Los espumadores de leche eléctricos se subdividen a su vez en dos grupos. Por un lado tenemos los calentadores de leche (que se enchufan a la corriente eléctrica) y por otro lado tenemos los emulsionadores de mano (normalmente funcionan a pilas).

Espuma de leche

Emulsionadores de leche de mano (a pilas)

Los emulsionadores de mano son instrumentos parecidos a una batidora de pequeño tamaño. De hecho puedes llamarlos también batidoras de leche. Son inalámbricos, funcionan a pilas y salen muy económicos (entre 5 y 15 euros). Se trata siempre de una varilla con una ruedecita en su extremo, que se encarga de dar vueltas cuando activamos el espumador. Tan solo debemos introducirlo en el recipiente donde tengamos la leche para producir la espuma (o en la misma taza, si queremos usarlos como espumador de café). Y los más sofisticados, permiten aplicar varias velocidades.

Eso sí, como todo el proceso se lleva a cabo de manera manual, es conveniente utilizar siempre una lechera de acero inoxidable y seguir unas sencillas pautas como las que puedes leer en el siguiente artículo: Cómo espumar leche correctamente.

No nos vamos a extender mucho más sobre este tipo de espumadores, porque ya hemos recopilado y tratado toda la información sobre ellos en este completo artículo: Espumadores de leche de mano.

Tan solo te dejamos un vídeo. Así es como funcionan:

https://www.youtube.com/watch?v=MjqMkR_Tzk8

Espumadores y Calentadores de Leche

Los calentadores de leche o calientaleches son espumadores eléctricos compuestos normalmente por dos piezas: un recipiente o jarra de acero inoxidable, en cuyo fondo asoma la ruedecita giratoria que producirá espuma, y una base eléctrica que se enchufa a la corriente y que, además de hacer girar la rueda, emite calor y es capaz de calentar, por inducción, la leche o el líquido que hayamos servidor en su interior. Así que, además de espumar leche, también podemos calentarla al mismo tiempo.

Estos espumadores de leche eléctricos tienen normalmente tres funciones:

  • Elaboración de espuma de leche caliente.
  • Espuma de leche a temperatura natural.
  • Calentador de leche (sin espuma).

Los más avanzados te permiten incluso elegir entre distintas temperaturas de salida para obtener una espuma de leche justo como a ti te gusta. La función de calientaleches te permite también, con un poco de creatividad, elaborar batidos de cacao o bebidas de chocolate caliente.

Los hay de distintos tamaños y, como es natural, resultan más voluminosos y más caros que los espumadores de mano que hemos repasado antes. Su precio oscila entre los 30-40 euros de los modelos más básicos, hasta los más de 100 euros que puede costar un espumador de gama alta como el Nespresso Aeroccino, el Krups XL2000 o el Severin SM 9688.

Componentes del espumador Clatronic MS 3326

En esta foto veis a la izquierda la base eléctrica, a la derecha el recipiente, y abajo las ruedecitas (o cabezales intercambiables) que sirven o para elaborar espuma, o para simplemente calentar la leche sin agitarla. Todos los componentes corresponden al modelo Clatronic MS 3326.

Como ves en la foto, el cabezal dentado es el que sirve para espumar, mientras que el cabezal liso sirve para remover la leche sin formar espuma.

La mejor explicación de cómo funciona uno de estos calentadores-batidores de leche la hemos encontrado en este vídeo de la prestigiosa firma Severin:

https://www.youtube.com/watch?v=j12uUTqg4mE

Espumadores de Leche Manuales

Por último, tenemos las espumadoras de leche que no funcionan con ningún tipo de tecnología ni carga eléctrica, sino que operan con la fuerza bruta de la mano, o del brazo, del usuario. Constan de un recipiente similar al de los calentadores de leche que hemos visto antes, y de un mástil en cuyo extremo hay un colador o malla metálica.

Tan solo tenemos que subir y bajar el mástil sobre la leche para que la malla metálica rompa el líquido y vaya generando las preciadas burbujas de aire responsables de dar textura a la espuma. De la fuerza empleada y el tiempo que estemos agitando la leche dependerá el resultado final: espuma más fina, más densa…

Los batidores de leche manuales tienen la desventaja, frente a los eléctricos, de que si queremos obtener espuma de leche caliente tenemos que calentar la leche de antemano, por ejemplo en el microondas. A su favor, como es lógico, el precio. Pueden comprarse los modelos de mayor calidad por un 50 o un 60% de precio de lo que cuesta un espumador eléctrico. Para conseguir uno de estos manuales no hace falta gastarse más de 20-25 euros.

Los estandartes de este segmento de espumadores para leche manuales son, sin duda, el Bialetti Tutto Crema y el Bodum Latteo. Dos firmas de prestigio en el sector para dos de los mejores batidores de leche de operación manual que puedes encontrar. Puedes ver un ranking mucho más completo sobre esta clase de espumadores aquí: ranking de las mejores espumadoras de leche manuales.

Foto del espumador Bialetti Tutto Crema

Y si te ha quedado alguna duda, revisa este vídeo porque así es cómo se usa un espumador de leche manual:

https://www.youtube.com/watch?v=YsTO8io_L2Y

¿Para Qué Sirve un Espumador de Leche?

Para hacer espuma de leche, es la respuesta más obvia, ¿verdad? Pero la pregunta que se hacen muchos usuarios es: ¿para qué quiero esa espuma de leche? ¿qué diferencia hay entre usar leche fresca, crema de leche y leche espumada? ¿cómo se elabora un latte? ¿cuáles son los diferentes tipos de cafés que se pueden preparar según los ingredientes?

Para aclararnos mejor, vamos a echar mano de una estupenda infografía que nos muestra algunas de las variedades y preparaciones de café más populares en todo el mundo, junto con su composición:

Infografía sobre tipos de café espresso

Después de leer esto, seguro que estás mucho más convencido de lo interesante que puede llegar a ser tener una espumadora de leche en casa, ¿verdad? Variando cada ingrediente y sus proporciones podrás descubrir un nuevo elenco de posibilidades, que van mucho más allá del típico capuccino o del latte macchiato.

Comprar un Espumador de Leche ¿Qué Debo Tener en Cuenta?

Como ves, existen diferentes tipos de espumadores de leche (eléctricos, manuales, a pilas) en función de las necesidades, del presupuesto y de los gustos que tenga cada uno a la hora de preparar la deseada espuma de leche. Para saber decidir entre todos ellos y comprar el emulsionador que mejor se ajuste a nuestras necesidades, conviene conocerlos todos y también saber cuáles son los factores en que debemos fijarnos para decidir la compra.

1.- Lo primero, lógicamente, el modo de operación. Ya los hemos explicado antes. El funcionamiento del espumador determina en gran medida su tamaño, y también su precio. Debes valorar hasta qué punto son importantes para ti estos dos factores, para saber si te conviene comprar un espumador eléctrico, uno manual, o un batidor de mano a pilas.

2.- En segundo lugar, la capacidad del recipiente. La mayoría de calientaleches y de espumadores manuales tienen un tamaño suficiente para preparar 100 o 150 mililitros de espuma de leche… que más o menos deberían servirnos para dos o para tres tazas de capuccino o de latte en condiciones. Sin embargo, si necesitas preparar con frecuencia más cantidad entonces deberías optar por espumadores de mayor tamaño y capacidad, como pueden ser el Severin SM 9688 o el Clatronic MS 3326.

Recuerda que los recipientes no pueden nunca llenarse al máximo, porque las burbujas de aire aumentan el volumen de la espuma y si partimos de una gran cantidad de leche la espuma rebosaría y pondría perdida nuestra cocina.

Por este motivo, todos los recipientes de espumadores incluyen dos marcas en su interior, que nos indican hasta dónde debemos llenarlos en el caso de que queramos elaborar espuma, o simplemente calentar la leche. En esta fotografía, que corresponde a un Caso Fomini Jet, puedes apreciarlo mejor:

Interior del espumador Caso Fomini Jet

3.- En tercer lugar, la potencia (en el caso de los espumadores eléctricos, claro está). A mayor número de watios, mayor consumo y mayor gasto de energía… pero también mayor rapidez y con frecuencia también mayor calidad -densidad- de la espuma resultante.

4.- También es importante atender a la limpieza del espumador. Si lo usamos a diario, es muy importante que el recipiente del espumador sea apto para el lavavajillas, sobre todo por nuestra comodidad. No querrás tener que fregarlo a mano todos los días, ¿verdad? En este sentido, ten en cuenta que hay espumadores eléctricos cuyo recipiente se separa por completo de la base, y otros en los que la jarra lleva integrados botones, cuadros de mandos o cualquier tipo de componente eléctrico que, como es natural, lo inhabilita para el lavavajillas.

5.- Por último, un factor que también debería ser importante y que no siempre es reconocido como tal es la marca de nuestro batidor de leche. Existen numerosas firmas como Cilio, Caso o que no son muy conocidas en el ámbito de las cafeteras (algunas ni siquiera comercializan máquinas de café), pero que sí son una referencia en este tipo de accesorios como batidores de leche, molinillos u otros. Sin embargo, la firma líder en todo el mundo en el sector de los espumadores de leche es la alemana Severin.

Tenlo en cuenta antes de comprar, y no descartes un buen espumador tan solo porque la marca no te suene. Bueno, para eso está nuestra web, ¿verdad? Consulta todos nuestros análisis de espumadoras de leche para evitar sorpresas.

Además de Espumadoras de Leche, También Tenemos en la Tienda:


Nos obligan a molestarte con la obviedad de que esta web usa cookies. Si continúas navegando entendemos que las aceptas. Más información.